Frankesteins

Isaac Bigio

julio 19, 2005Publicado el: 2 min. + -

Se ha demostrado varios vínculos entre quienes se auto-explotaron en Londres con Pakistán donde operan escuelas de terror.

Pakistán y Arabia Saudita fueron los mayores baluartes de Washington en el Islam. El fundamentalismo sunnita que ambos Estados impulsaban fue usado por EEUU contra socialistas, panarabistas seculares e Irán. Los servicios secretos pakistaní y saudita trabajaron juntos (bajo el amparo de la CIA) para llevar a Bin Laden a Afganistán, armar a Al Qaeda contra los soviéticos y luego

procrear a los talibanes y llevarles al poder. Occidente también antes armó a Hussein contra Irán. El terror que Saddam y

Osama usaron contra miles de civiles era ignorado por Washington y Londres mientras se emplease contra sus enemigos.

Luego los alumnos se rebelaron contra el maestro. El 'Frankestein islámico' seguirá creciendo mientras: a) no se revisen las causas que llevaron a crearlo, y b) no se reviertan las ocupaciones militares que hoy le ayudan a conseguir adeptos.

Triunfos de Al Qaeda

Aunque la media y la opinión pública occidentales rechacen las matanzas de Madrid y Londres, lo cierto es que Al Qaeda puede irrogarse avances. Han logrado llevar la guerra al corazón de las capitales de las potencias que les han invadido. En España ayudaron a desplomar a Aznar y a que este país se retire de Iraq. En Reino Unido han conseguido que una de las principales

entidades reales de política exterior concluya que la ocupación a Bagdad alienta estos bombazos y que el gobierno vaya contemplando (al igual que el de EEUU) el repliegue de la mayoría de sus tropas. La amenaza de otras explosiones en Italia empuja a que la oposición revitalice su demanda para abandonar Iraq. El inicio del repliegue anglo-americano en Iraq podrá aumentará la moral de la 'resistencia islámica', quien no sólo querrá avanzar en ese país, sino en muchos de los 55 Estados musulmanes y,

sobre todo, en Arabia Saudita.

Atrás