Los ministros de Agricultura de la Comunidad Andina reunidos el fin de semana en Lima, Perú, acordaron la necesidad de desarrollar esfuerzos para preservar el mercado intraandino para productos como las oleaginosas, azúcar y arroz, lo cual implica la remoción de obstáculos en el comercio entre los países miembros y el desarrollo de una nueva normativa comunitaria.

Las ministros analizaron una agenda de temas que incluye los problemas en el intercambio comercial de productos agropecuarios y el establecimiento de un fondo para el Programa Andino de Desarrollo Rural y Competitividad.

Al retorno de su viaje, el ministro de Asuntos Campesinos y Agropecuarios, Guillermo Ribera, informó que conjuntamente a otros ministros del área se acordó buscar un nuevo diseño estratégico de la integración que no solamente considera temas comerciales, sino también de desarrollo y competitividad.

Dada la sensibilidad del sector de oleaginosas y azúcar para el desarrollo productivo boliviano, se acordó mantener reuniones bilaterales con Colombia y Venezuela con el objeto de preservar flujos comerciales a esos países, declaró Ribera.

El gobierno de Colombia está dispuesto a solucionar problemas de intercambio con el levantamiento de los Decretos Supremos que restringían mediante cupos y licencias la importación de oleaginosas y azúcar nacionales.

La Secretaría General de la Comunidad Andina de Naciones presentó los avances 2004 – 2005 del Programa Andino de Desarrollo Rural y Productividad Agropecuaria, el cual contiene actividades relacionadas al desarrollo rural, tecnología, medidas sanitarias y fitosanitarias y mercados, entre otros. Para dar cumplimiento a las actividades del Programa, los Ministros aprobaron una Decisión mediante la cual se establece un Fondo para el Financiamiento del Programa de Desarrollo Rural y Productividad Agropecuaria que cuenta con 610 mil dólares como capital de arranque para atraer fuentes de financiamiento en proyectos para el desarrollo de la subregión.

Los ministros de Agricultura también aprobaron el Proyecto de Reconocimiento Mutuo para las Certificaciones Sanitarias y Fitosanitarias en la Comunidad Andina, que tiene por objetivo contribuir al fortalecimiento de las capacidades nacionales de los países andinos en materia de cuarentena y vigilancia sanitaria.