Nuevo año andino

Isaac Bigio

junio 21, 2005Publicado el: 2 min. + -

Hoy, tras la noche más larga del año, multitudes en Bolivia, Chile y Perú celebran el Machaq Mara o advenimiento del nuevo año aymara 5,513. Esta cifra es la suma de los 513 años desde la "hecatombe" iniciada en 1492 más los 5,000 años que le precedieron.

Para algunos este calendario, así como otros símbolos andinos (incluyendo la bandera de 7 colores), son invenciones modernas que buscan fabricar un nacionalismo indigenista. Para otros sirve para atraer turistas.

Sin embargo, para los aymaras es una fecha especial que reafirma su identidad étnica. Con la globalización se ha internacionalizado el deseo de muchas "naciones sin Estado" de entrar al mercado y cultura mundiales con su propio perfil. La cuenca del Titicaca tiende a ser el Kurdistán aymara donde crezcan demandas nacionalistas, autonomistas o separatistas.

Similares tendencias, aunque en menor grado, se vienen gestando dentro de mapuches y quechuas que esta semana conmemoran el We Tripantu y el Inti Raymi.

Groenlandia y Canadá han evitado explosiones étnicas otorgando autogobierno territorial a sus inuits (esquimales). España e Iraq han aminorado al separatismo armado vasco o kurdo concediendo autonomías.

Turquía, Sri Lanka o Sudán, donde ha habido una tendencia hacia tratar de imponer una cultura oficial sobre regiones con lenguas y creencias separadas, son escenarios de mucha violencia.

Atrás