La Organización no Gubernamental (ONG) Oxfam criticó la política de subsidios de los países ricos a sus sectores agrícolas, en detrimento de las economías de las naciones menos favorecidas. Según un informe difundido el miércoles, la entidad advirtió acerca de los “efectos devastadores” de las subvenciones otorgadas por los industrializados, ante lo cual solicitaron su eliminación total hacia el 2010.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) debería de avanzar en la reforma al sistema del intercambio global, para de esa forma poner fin a la pobreza que golpea a los estados del Sur. Para Oxfam, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos utilizan diversos procedimientos contables con vistas a mantener las ayudas públicas a sus agricultores, sin tomar en cuenta los reclamos formulados en el marco de la OMC.

Esa práctica, indicaron especialistas de la ONG, arrastra al camino de la “sobreproducción y el dumping (competencia desleal) en las exportaciones, erosionando a los productores pobres de los demás países”.

Las estadísticas de la institución revelaron que Washington entrega cada año unos seis mil 600 millones de dólares por concepto de ayuda a las exportaciones agrícolas, en tanto la UE destina con ese propósito unos seis mil millones de dólares.

Las naciones que integran la OMC intentan avanzar en los debates correspondientes a la Ronda de Doha -lanzada en noviembre del 2001- y cuya conclusión inicial estaba prevista para el pasado año. Sin embargo, el fracaso de la cita ministerial de Cancún en 2003 y las divergencias en temas principales como el agrícola llevaron a intensos debates que deben facilitar un acuerdo de principios antes de que concluya el próximo mes.

En caso contrario, la reunión del organismo multilateral prevista para finales de año en Hong Kong acabaría en un callejón sin salida en sus aspiraciones de impulsar la liberalización del intercambio global.