La incertidumbre aumenta

Chóferes paceños e indígenas del oriente se suman a la protesta social

Edgar Ramos Andrade

junio 2, 2005Publicado el: 4 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

A las masivas manifestaciones (100.000 personas según cálculos independientes) este martes 31, se sumaron pronunciamientos de los pueblos chiquitano, guaraní y otros aglutinados en la CPESC. En tanto los bancos y los policías comenzaron a tomar sus previsiones ante la arremetida discursiva del Presidente Mesa?

El Alto, (SDI).- Los indígenas de tierras bajas, que comenzaron a lanzar pronunciamientos públicos, así como los transportistas del servicio público de La Paz, se sumaron a las protestas sociales que exigen la nacionalización de los hidrocarburos y la inmediata convocatoria a la Asamblea Constituyente.

Tras las masivas manifestaciones de ciudadanos alteños, maestros, productores de coca, universitarios y otros sectores durante el asedio del lunes y martes, este miércoles 1 la incertidumbre comenzó a crecer en torno al futuro del gobierno boliviano con el solo anuncio del paro de 48 horas de los chóferes del servicio público paceño y varios rumores sobre el sistema financiero.

Este panorama se dio en medio de versiones de amotinamiento y molestia en la Policía Nacional tras el insulto del Presidente Carlos Mesa quien reavivó la añeja pugna entre militares y policías, cuando el lunes afirmó, delante de oficiales militares, de irresponsable el amotinamiento policial del 12 de febrero de 2003. Mesa ya incurrió en dividir a Bolivia entre oriente y occidente e insultó a los ciudadanos alteños de "minorías de arrastrados y manejados por dirigentes y activistas mentirosos".

Pronunciamientos de oriente

Este miércoles, organizaciones como la Coordinadora de Pueblos Etnicos de Santa Cruz (CPESC), la Asamblea del pueblo Guaraní (APG), la Central de Pueblos Etenicos Mojeños del Beni (CPEM-B) así como la Organización Indígena Chiquitana (OICH) emitieron un pronunciamiento en Santa Cruz, en el que acusan a la "mega coalición agonista", conformada por el MIR, que tiene la presidencia del Senado Nacional, MNR que tiene la presidencia de la Cámara de Diputados y ministros en el poder ejecutivo, en complicidad con las estructuras acabadas de NFR, ADN y UCS, son los culpables de la actual crisis por la que atraviesa nuestro país, promoviendo la desestabilización de la democracia; piden además la renuncia del Presidente del Senado, Hormando Vaca Diez (MIR).

Ese pronunciamiento señala además que "la única salida a este pozo en el que nos han metido los partidos políticos corruptos, es la realización de la Asamblea Constituyente, lo que supone la inmediata aprobación de la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente considerando que la misma deberá ser por circunscripciones uninominales y respetando la participación de los constituyentes indígenas de tierras altas y bajas, elegidos por usos y costumbres".

A ese pronunciamiento se habían adelantado los chóferes de La Paz, quienes resolvieron realizar un paro de 48 horas, exigiendo la nacionalización de los hidrocarburos. Esa medida implica aumentar más el encierro en que vive actualmente la ciudad de La Paz.

Versiones, rumores y nervios

Por otro lado, este miércoles se conoció que el gobierno pudo sofocar casi a destiempo un motín de policías del Regimiento 1 de La Paz, que manifestaron su abierto rechazo a las palabras del Presidente Mesa, quien los recriminó delante de oficiales militares, reavivando de esa manera una vieja pugna policiaco-militar que llegó a un enfrentamiento a balas en febrero de 2003, cuando el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada perdió el control del país, como preludio a octubre de ese año, donde se produjeron 73 muertes y 470 heridos en varias regiones de Bolivia, así como la renuncia forzada y la huida del Presidente.

Otro rumor es que los bancos del debilitado sistema financiero boliviano comenzaron a tomar sus recaudos. Por lo pronto y durante esta semana solo atienden en horario continuo y otras versiones señalan que comenzaron a ponerse límites de 10 mil dólares a los retiros bancarios, por el temor a una "corrida" de dólares. En Bolivia los bancos no cuentan con el efectivo que declaran ante el Banco Central porque realizan negocios con los depósitos de sus clientes.

Por su lado, los ciudadanos de El Alto mantenían un duro paro cívico-vecinal indefinido que ingresa en su 10mo día y que no permite la circulación de vehículos durante casi todo el día, por lo que miles de personas se ven caminando por calles y avenidas.

Atrás