Hace pocos minutos se truncó la negociación que llevaban adelante los representantes de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) y representantes del gobierno. Por tanto, el paro indefinido en la ciudad de El Alto continúa.

Los dirigentes de Fejuve y el presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, Sacha Llorenti, que actúa como mediador en la negociación, no descartaron que este miércoles se reestablezca el diálogo. Es posible reanudar el diálogo siempre y cuando la Policía deje de amedrentar a la población y renuncie el Superintendente de Servicios Básicos, Erico Navarro, quien obra como defensor a ultranza de las transnacionales y como abogado de la empresa Aguas del Illimani, aseguraron los líderes de la protesta.

Los vecinos se molestaron porque el Ministerio de Gobierno habría instruido rodear las oficinas de Fejuve.

La ministra de Trabajo Audalia Zurita no está de acuerdo con la destitución de Navarro porque, según ella, la autoridad no perjudica en la negociación. “No es cierto que El Alto esté militarizado, si hay policías es para garantizar la transitabilidad en la ceja de El Alto”, explicó la autoridad. Navarro declaró que no renunciará mientras el Presidente Carlos Mesa no se lo pida.

Las fuerzas del orden emplearán la persuasión y el diálogo y no la represión para garantizar la libre circulación ante el paro cívico indefinido declarado en la ciudad de El Alto, aseguró el Comandante Regional de la Policía, Cnl. Alberto Castillo.

Durante la primera jornada del paro cívico, dijo que el único incidente que registró fue en el peaje de la Autopista, cuando un grupo de estudiantes de la Universidad Pública (Upea), bajo influencia de bebidas alcohólicas, intentó rebasar a los funcionarios y tomar las oficinas. Las fuerzas del orden se movilizaron para controlar la situación, pero los uniformados fueron agredidos. Las fuerzas del orden utilizaron agentes químicos para dispersar y establecer un diálogo con sus dirigentes.

Durante el primer día de paro se registraron bloqueos en varios puntos de esa ciudad: Pasankeri, Naciones Unidas, San Roque y otras zonas de acceso a la ciudad de La Paz.

El Comandante del Organismo Operativo de Tránsito, Cnl. Víctor Chávez, informó que hasta nueva orden están suspendidos los viajes interdepartamentales desde la ciudad de La Paz hacia el interior del país.

Un decreto de excepción

En tanto, el viceministro de Servicios Básicos, Eduardo Rojas, reveló que ese despacho planteó al gobierno que se apruebe un Decreto Supremo de excepción con el objetivo de acortar el plazo para contratar la empresa que se hará cargo de las auditorías a Aguas del Illimani.

El gobierno intenta llevar adelante auditorías legales, Técnicas, Operativas, Económico-Financieras, Comerciales y otras para evaluar a cuánto ascienden las inversiones realizadas por Aguas del Illimani y si se cumplió o no con la cobertura de servicios básicos establecida en el contrato.

Rony Vega, gerente general de la Asociación Nacional de Empresas e Instituciones de Agua Potable y Alcantarillado (Anesapa) expresó su optimismo por que los dirigentes de Fejuve comprenderán que el proceso de terminación de un contrato con una empresa internacional toma su tiempo.