El gobierno destituyó de su cargo a Manuel Javier Elias Ayoroa, quien se desempeñaba como Liquidador del Fondo de Vivienda Social en Liquidación – FONVIS. La Delegada Presidencial Anticorrupción (DPA), Lupe Cajías, pidió la inmediata suspensión del funcionario y del equipo legal que lo acompaña por haber entregado irregularmente dos millones de dólares a una empresa constructora.

La Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) denunció en noviembre pasado a la DPA las irregularidades en esa repartición estatal. Se menciona, por ejemplo, irregularidades en el convenio que suscribió el Fonvis con la Empresa Constructora Asbún, cuya última matrícula actualizada en Fundaempresa data de 1966.

La Fstmb y la Confederación Nacional de Rentistas Mineros Cooperativistas de Bolivia observaron que Elías firmó un convenio para no entregar los recursos provenientes de la retención de aportes de las últimas tres décadas. Si embargo, el funcionario acordó con la Empresa Asbún la construcción de la urbanización Las Azucenas con recursos de esos sectores.

Por el terreno Azucenas, ubicado en la Ciudadela Stronguista en la ciudad de La Paz, el Fondo pagó 70 veces su precio y para la construcción de una urbanización que nunca se hizo desembolsó dos millones de dólares, sin que se haya levantado ni una sola pared. El Fonvis compró a través del Banco Bidesa un terreno de 60 mil metros cuadrados que tenía problemas legales con los comunarios.

A los comunarios les habían ofrecido 500 mil dólares, pero ellos recibieron 17.400 dólares. Los documentos estarían a nombre del Fonvis y los contratos establecen que esa institución pagó 1.2 millones de dólares.

En la construcción de planes habitacionales. A través del Bidesa de Roberto Landívar, la constructora Asbún recibió un adelanto de dos millones de dólares para que empiece a hacer la urbanización.

El Ministro de Desarrollo Económico fue encargado de investigar y determinar las responsabilidades que puedan existir.