El Alto, (APA).- Los microempresas de El Alto y de Bolivia, rechazaron la suscripción del Tratado de Libre Comercio (TLC), debido a que consideran que no están preparados tecnológicamente en el mercado internacional, lo que les ocasionaría sólo perdidas, según Humberto Sandalio e Isidro Paz , dirigentes de la Federación de Microempresarios de El Alto y de la Central de Artesanos y Microproductores de Bolivia (Cemibol).

Sandalio manifestó que en las mesas municipales inicialmente y posteriormente en el Diálogo Nacional se estableció que no es factible que el país se suscriba al Tratado de Libre Comercio, en vista a que las microempresas no estaban preparadas porque no tuvieron la suficiente capacitación como para competir en el extranjero.

El representante de los microempresarios de El Alto pidió al alcalde Paredes que se asesore mejor para afirmar que los microempresarios están preparados adecuadamente.

El TLC, según el representante no es para obtener inversiones a favor de la comuna alteña, sino que se tiene que invertir en la capacitación de las microempresas. Una vez que estén adecuadamente preparados ya no se tendría reparos para ingresar al TLC. Sandalio anunció que no apoyarán la posición del alcalde Paredes.

Por su parte, Paz informó que la organización que dirige al margen del TLC están pensado en la implementación de los Centros de Producción Comunitaria, los que servirán para que las microempresas se capaciten adecuadamente para competir en los mercados de los países de afuera.

A tiempo de informar que el gobierno se pronunció a favor seguir adelante en el TLC, lo único que restaría es conocer la propuesta bolivianas, ya que se conoce la propuesta estadounidense, la cual hizo asustar a muchos microempresarios. Aclaro que la propuesta norteamericanas no es interesante.

Sugirió que se analicen los términos en que el país estaría dispuestos a firmar el TLC, los cuales deben ser discutidos entre todos para dar la aceptación final.

Beneficios para El Alto

A criterio del alcalde Paredes, el TLC le conviene plenamente a El Alto, ya que se tendrá oportunidad de ingresar al mercado más grande del mundo y el que mejor paga. Informó que los empresarios más exitosos son los que exportan a los Estados Unidos de Norteamérica. Los productos que van a los EEUU tendría mejores precios y una venta más rápida.

Paredes citó que entre los productos competitivos de El Alto figuran la manufactura, la carpintería, cuero y la joyería. El hecho de que se pueda triplicar la cantidad que se exporta hoy generaría bastante empleo y bienestar.

Además mencionó que la promoción económica permitirá que muchas empresas de afuera se establezcan en El Alto y exporten a nombre de Bolivia, lo que generará empleos y una actividad económica.