Hacia una Bolivia viable con dignidad

Día 1: Balance del indefinido paro alteño

Edgar Ramos Andrade

enero 11, 2005Publicado el: 5 min. + -

Edgar Ramos Andrade (*) El Alto, (SDI).- El Alto, ciudad de casi un millón de habitantes realiza desde este lunes 10 un "paro cívico vecinal movilizado e indefinido" que recuerda a la protesta social que determinó la caída del "Presidente asesino" Gonzalo Sánchez de Lozada durante la "Guerra del Gas". El nuevo pedido es echar a la multinacional Lyonnaise des Eaux - Suez (de capitales franceses) que presta un deficiente servicio de agua y alcantarillado.

Edgar Ramos Andrade (*)

El Alto, (SDI).- El Alto, ciudad de casi un millón de habitantes realiza desde este lunes 10 un "paro cívico vecinal movilizado e indefinido" que recuerda a la protesta social que determinó la caída del "Presidente asesino" Gonzalo Sánchez de Lozada durante la "Guerra del Gas". El nuevo pedido es echar a la multinacional Lyonnaise des Eaux - Suez (de capitales franceses) que presta un deficiente servicio de agua y alcantarillado.

Al cierre de esta nota (media tarde del lunes 10) el paro se desarrollaba con contundencia. Desde primeras horas de la mañana no circuló ni un solo vehículo en la ciudad y los pasajeros de líneas aéreas se vieron obligados a caminar unos pocos kilómetros para llegar hasta la zona de La Ceja, que es donde comienza la ciudad de La Paz, donde el transporte ya era relativamente normal.

El principal pedido de los vecinos alteños es rescindir el contrato con la empresa Lyonnaise des Eaux ? Suez (Aguas del Illimani, en Bolivia) debido a una serie de irregularidades en que incurrió con la complicidad de organismos estatales como el gobierno y la Superintendencia de Saneamiento Básico.

Contundente

La jornada de protesta vecinal movilizada comenzó el sábado 8 con decenas de "asambleas vecinales" en las 562 juntas de vecinos alteños en las que dirigentes y vecinos analizaron los detalles del paro y las motivaciones para esa decisión colectiva y política. En cada asamblea, se detallaron los instructivos emanados por la Federación de Juntas Vecinales (FEJUVE).

Pese a que la madrugada del lunes fue lluviosa, los dirigentes vecinales comenzaron a concentrarse en estratégicas esquinas de las avenidas Bolivia, Juan Pablo II, 6 de marzo, Camino Viacha y otras para comenzar a bloquear el paso de cualquier vehículo público. La zona comercial alteña no abrió sus puertas o lo hizo con muchas precauciones.

Madrugadores ciudadanos que trabajan en la ciudad de La Paz tuvieron que movilizarse y caminar a pie por más de 15 kilómetros hasta llegar a la urbe paceña para tomar algún bus, "minibús", camión o cualquier medio de transporte que lo lleve a su fuente de trabajo. Sin embargo, esa circulación fue excesivamente restrictiva y con mucho riesgo de ser "chicoteados" o rotos los vidrios de sus vehículos.

Si bien en El Alto no hubo multitudinarias marchas de protesta como en otras ocasiones, se notó una férrea voluntad política de no ceder ante las presiones del presidente Carlos Mesa (sucesor de Sánchez de Lozada) quien en un melodramático mensaje televisado del domingo por la noche amenazó con renunciar si las presiones sociales crecían.

Pese a al llovizna intermitente grupos de trabajadores mineros, universitarios de la UPEA, dirigentes y vecinos de varias zonas marcharon por el centro alteño y reclamaron por el abandono de la Empresa Aguas del Illimani.

Los motivos

Si bien la FEJUVE distribuyó una cartilla en la detalla 14 razones para la rescisión del contrato con Aguas del Illimani existen motivos de peso para este pedido. El primero es que esa empresa (que llegó a Bolivia en julio de 1997) fue favorecida por Gonzalo Sánchez de Lozada para adjudicarse una cuestionada licitación de servicios de agua y alcantarillado según denunció la prensa local.

Otro problema es que la Superintendencia de Saneamiento Básico (organismo estatal creado por Sánchez de Lozada) la favoreció con resoluciones que reducen de 15.000 a cero conexiones e instalaciones de agua y alcantarillado nuevas en la ciudad de El Alto. El justificativo para esta reducción (privación de acceso a agua y alcantarillado) es mantener el 12 por ciento de utilidades para la empresa operadora, aspecto que parece ser la preocupación primera del gobierno y de la Superintendencia de Saneamiento Básico.

Finalmente, las tarifas, de acuerdo a la autorización del Estado están sujetas al factor dólar, que cada día sube al menos medio centavo, por lo que las ganancias de la empresa son crecientes. En Bolivia no habrá aumento salarial para el 2005 al Presupuesto General de la Nación 2005.

Estos motivos llevaron a los dirigentes vecinales a exigir, movilización incluida, la "salida ordenada" de Aguas del Illimani.

Y aquí no hablamos de los "tres regalos de fin de año" que Mesa entregó a los ciudadanos bolivianos: 1) Decreto Supremo 27057 del 24-12-04 que autoriza a las empresas petroleras a registrar como propiedad privada los predios que ocupan en las concesiones petroleras en el oriente de Bolivia (regalo de Navidad); 2) Decreto Supremo 27959 que aumenta el precio de combustibles de alto consumo como gasolina o diesel (regalo de Año Nuevo) y 3) el aumento de tarifas de transporte público como en Santa Cruz, Tarija, Cochabamba y otras regiones (Regalo de Reyes). Sobre este particular hablaremos en una próxima nota.

Atrás