Crece la lista de muertos en la gestión del presidente Mesa; Román Loayza declara la guerra a los terratenientesRepresión a campesinos sin tierra deja saldo de un muerto y 28 heridosEra una historia con resultados predecibles. Desde que el gobierno de Carlos Mesa cediera a las presiones de los empresarios de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y ordenara la represión a los campesinos sin tierra que ocuparon haciendas, se esperaban enfrentamientos. La represión llegó y dejó el saldo de un muerto y 28 heridos. El dirigente campesino Román Loayza declaró la guerra a los latifundistas del país.

Crece la lista de muertos en la gestión del presidente MesaRepresión a campesinos sin tierra deja saldo de un muerto y 28 heridosEra una historia con resultados predecibles. Desde que el gobierno de Carlos Mesa cediera a las presiones de los empresarios de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y ordenara la represión a los campesinos sin tierra que ocuparon haciendas, se esperaban enfrentamientos. La represión llegó y dejó el saldo de un muerto y 28 heridos.La víctima es Medrín Colque Mollo, un campesino de 23 años, quien víctima de un impacto de bala en el abdomen. En la zona denunciaron que existe otro desaparecido.Los enfrentamientos se registraron cerca al medio día del lunes en las cercanias de Pailas, municipio de San Julián, donde los campesinos sin tierra intentaron retomar predios de los que fueron desalojados por la fuerza en la semana pasada.La acción sse produce después que los empresarios de la CAO pidieran “mano dura” contra los loteadores o avasalladores. Los empresarios acusaron al prefecto Carlos Hugo Molina de no ordenar el uso de la fuerza pública para desalojar a los avasalladores de tierras en el predio Pailas y otras propiedades de la región.En la semana pasada, el gobierno había autorizado el uso de la fuerza pública para desalojar a campesinos del Movimiento Sin Tierra que tenían tomadas varias haciendas al este de Bolivia reclamando al estado dotación de parcelas, se informó.El gobierno procederá a “limpiar las propiedades agrícolas que están ocupadas ilegalmente por campesinos”, había anunciado el ministro de Desarrollo Sostenible, Gustavo Pedraza, después de que la CAO conminara al prefecto del departamento a desalojar a los invasores hasta el viernes y amenazan con tomar ellos las acciones de desalojo.Después de los enfrentamientos, los ministros de Gobierno, Saúl Lara, y de Desarrollo Sostenible, Gustavo Pedraza, viajaron hasta la región para intentar aplacar la tensa situación.