Sólo el 9 por ciento de candidatos a alcaldes son mujeres

noviembre 22, 2004Publicado el: 4 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

141 municipios no tienen ni una candidata a alcaldesa y en esto tienen mucho que ver prejuicios y obstáculos personales y sociales que enfrentan las mujeres, pero también el decadente sistema político que aprobó "cuotas diferenciadas" de participación de mujeres en cargos electivos: 30% para partidos y 50% para agrupaciones Sólo el 9 por ciento de candidatos a alcaldes son mujeres Edgar Ramos Andrade Sólo 186 municipios, el 57% de 327, tienen al menos a una candidata a alcaldesa, lo que dice mucho de la burla estatal-gubernamental y del comportamiento personal y social en instancias de decisión de partidos y agrupaciones ciudadanas que participan de la elección del 5 de diciembre.

141 municipios no tienen ni una candidata a alcaldesa y en esto tienen mucho que ver prejuicios y obstáculos personales y sociales que enfrentan las mujeres, pero también el decadente sistema político que aprobó "cuotas diferenciadas" de participación de mujeres en cargos electivos: 30% para partidos y 50% para agrupaciones

Sólo el 9 por ciento de candidatos a alcaldes son mujeres

Edgar Ramos Andrade

Solo 186 municipios ?57 por ciento de los 327? tienen al menos a una candidata a alcaldesa, lo que dice mucho de la burla estatal-gubernamental y del comportamiento personal y social en instancias de decisión de partidos y agrupaciones ciudadanas que participan de la elección del 5 de diciembre.

Las cifras de la Corte Nacional Electoral reflejan dos extremos. Beni con 24 candidatas a alcaldesas (21% de un total de 115) y Pando con 9 postulantes a ese cargo (15% de 60) tienen más mujeres que postulan a conducir municipios. Al otro lado, Chuquisaca con 12 aspirantes (6% de 196) y Oruro con 11 candidatas (5.5% de 203) serían los "departamentos machistas" a la hora de elegir (o designar) postulaciones.

Algunos motivos

Esta injusticia parte de la violación del artículo 6 de la Constitución Política del Estado que garantiza la igualdad de derechos "sin distinción de raza, sexo, idioma, religión, opinión política...". Esta contravención está reglamentada con la Ley 1779 (19-3-1997) concordante con el artículo 111 de la Ley 2802 (del 23-8-04) del Código Electoral, que establece 30% de participación femenina en listas de candidatos a concejales y parlamentarios.

El ilegítimo Parlamento también aprobó la Ley 2771 (del 6-7-04) cuyo artículo 8 señala: "Las Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas (ACPIs) establecerán una cuota no menor al cincuenta por ciento (50%) para las mujeres, en todas las candidaturas...". La pregunta es obvia ¿Cuota de 30 por ciento para los partidos y 50% para las Agrupaciones? ¿No éramos todos somos iguales?

Pero hay otros problemas: Las mujeres chocan con barreras como prejuicios personales, conyugales, familiares, políticos y sociales a la hora de postularse. Ni qué decir de las indocumentadas que no son ciudadanas y deben enfrentarse a irascibles funcionarios policiales de Identificación o a los notarios de Fe Pública (funcionarios de las Cortes Electorales) que pueden cobrar lo que quieran para otorgar certificados de nacimiento a personas mayores, pese a la Ley 2616.

También los partidos y sus dirigentes demostraron ser retrógrados y dictadores. Ellos aprobaron las leyes "de cuotas femeninas diferenciadas" y, por ejemplo, para aprobar la Ley de ACPIs solo hubo una audiencia pública... El resto fue decisión cupular.

¿Qué hacer?

Para las mujeres queda superar (desde lo íntimo personal) los prejuicios descritos y buscar "abrirse campo" en la pelea de conducción estatal en esta hora de definiciones para el Estado. Pero hay también mujeres que supieron conducir sus municipios.

En la gestión que concluye (2000-2004) según datos recopilados por Acobol, FAM, Enlared y la Guía Municipal, varias mujeres se mantuvieron (aguantaron) la mayor parte de los cuatro años como alcaldesas. Ahí están Rosario Alvarez (Yanacachi) y Carmen Okita (Villa Nueva) o benianas como Tita Suárez (San Javier), Emilia Paredes (Exaltación), Laura Soto (Loreto) y Margoth Arriaga (San Ramón) al igual que Carmen Calzadilla (Pucara). Ellas son el mejor ejemplo a seguir.

Atrás