Pertenecieron a UCS, MIR, MNR, NFR y ADN; el MAS recicla a un ganadero que pasó por UCS y el MIR como candidato en Beni Viejos líderes neoliberales usan asociaciones ciudadanas para limpiar su imagen y recibir votos en las elecciones municipales La insurrección popular de 2003 obligó a las élites bolivianas a hacer concesiones a la sociedad civil permitiendo que Agrupaciones Ciudadanas (AC) y Pueblos Indígenas (PI) participen en procesos electorales sin la necesidad de que sean apadrinados por algún partido político. Sin embargo, dicha ampliación de la representación corre el riesgo de tergiversarse pues muchos políticos neoliberales han encontrado en las AC el mejor mecanismo para reciclarse y de esta forma acceder al poder, esta vez ocultos detrás de pseudo movimientos ciudadanos.

Viejos líderes neoliberales usan asociaciones ciudadanas para limpiar su imagen y recibir votos en las elecciones municipales

Miguel Lora

La insurrección popular de 2003 obligó a las élites bolivianas a hacer concesiones a la sociedad civil permitiendo que Agrupaciones Ciudadanas (AC) y Pueblos Indígenas (PI) participen en procesos electorales sin la necesidad de que sean apadrinados por algún partido político. Sin embargo, dicha ampliación de la representación corre el riesgo de tergiversarse pues muchos políticos neoliberales han encontrado en las AC el mejor mecanismo para reciclarse y de esta forma acceder al poder, esta vez ocultos detrás de pseudo movimientos ciudadanos.

Algunos políticos tradicionales, que arrastran el estigma de la corrupción, abandonan sus proyectos políticos casi asfixiados y sin credibilidad y ahora acuden a las agrupaciones ciudadanas, que se han convertido en una especie de tubo de oxígeno. Tres ejemplos salvan a la vista.

Samuel Doria y José Luis Paredes fueron prominentes dirigentes del MIR, el partido considerado la vedette de la política boliviana. Hoy, ambos líderes forman agrupaciones políticas independientes con las que pretenden copar las alcaldías del país. En la misma línea de acción, el ex presidente Jorge Quiroga ?brazo derecho del ex dictador Hugo Banzer y renovado líder de la derecha política boliviana? articula un movimiento ciudadano a nivel nacional con la ayuda otros dirigentes desgastados.

Paredes, un dirigente que llegó a la Alcaldía de El Alto de la mano del MIR, pretende marcar diferencia alejándose de su partido y de Jaime Paz Zamora y ahora busca la reelección junto a Quiroga, al igual que el actual alcalde cruceño, Roberto Fernández, quién se alejó de UCS para liderar un movimiento vecinal.

Samuel Doria Medina, otro dirigente que sale de las entrañas miristas, ha formado el frente de Unidad Nacional (UN), y eligió a Hernán Paredes como candidato a la Alcaldía de La Paz y a Simón Chambi por El Alto. Además, tiene a Oscar Bakir como candidato a Alcalde Municipal por la provincia Cercado de Cochabamba, cuya acompañante de fórmula es la actriz cómica Jenny Serrano. Serrano, directora de Champagne Show, uno de los espectáculos más reconocidos en el país, incursiona en política de la mano de Doria Medina.

Estrategias desesperadas

Los diputados por el Movimiento Indígena Pachacuti, Germán Choquehuanca, y Erick Reyes Villa, de NFR, piensan que la estrategia de Tuto Quiroga es un intento desesperado por continuar detentando el poder. “Es el político que deja su traje de lobo y opta por el de oveja. Lo que no sabemos si es de oveja blanca o negra”, opinó hace algunos días Reyes Villa.

El diputado y líder del MAS Evo Morales piensa que la derecha política del país “se está rearticulando” y para ello mal utiliza la ley de Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas, que su partido impulsó en el Congreso. El líder cocalero demandó a los políticos actuar con ética y no confundir a la población con posturas renovadoras para limpiar la imagen de sus partidos. Sin embargo, se conoce que el MAS nombró como su principal candidato en Beni al ciudadano Juan Carlos Suárez Vaca, de oficio ganadero y ex militante del MIR y UCS.

Algunos cuadros del MNR, el principal partido neoliberal de Bolivia, también se incorporan a las agrupaciones ciudadanas, es el caso del grupo del concejal de la Alcaldía paceña Roberto Moscoso. Roxana Sandóval se distanció del MNR y se proclamó candidata a la Alcaldía de Santa Cruz con la agrupación Movimiento Ciudadano de Participación Popular.

Esta semana, el 6 de octubre, se cierra el plazo para la presentación de candidatos a alcaldes. Al MIR, MNR, ADN y NFR les cuesta encontrar candidatos a alcaldes, pues muchos que se creen potables para ese cargo prefieren candidatear con agrupaciones ciudadanas. Es el caso del ex vocero de NFR, Víctor Gutiérrez, quien decidió retornar a la política con la sigla Bolivianos Democráticamente Unidos.

El presidente de la Corte Nacional Electoral, Oscar Hassenteufel, dio vía libre a esta forma de hacer política cuando señaló que cualquier parlamentario puede postularse con una agrupación ciudadana sin perder su condición de diputado.