No todas las petroleras llegarán a pagar 50% de tributos al Estado

septiembre 8, 2004Publicado el: 4 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Todo depende del volumen de producción y el tamaño del campo No todas las petroleras llegarán a pagar 50% de tributos al Estado Poco a poco comienzan a aclararse algunas dudas surgidas en torno al proyecto de Ley de Hidrocarburos propuesto por el Poder Ejecutivo. Por ejemplo, fuentes gubernamentales advirtieron que no todas las empresas petroleras que operan en Bolivia pagarán hasta 50% de tributos al Estado.

Todo depende del volumen de producción y el tamaño del campo

No todas las petroleras llegarán a pagar 50% de tributos al Estado

Poco a poco comienzan a aclararse algunas dudas surgidas en torno al proyecto de Ley de Hidrocarburos propuesto por el Poder Ejecutivo. Por ejemplo, fuentes gubernamentales advirtieron que no todas las empresas petroleras que operan en Bolivia pagarán hasta 50% de tributos al Estado.

Las empresas petroleras pagarán impuestos en función al tamaño del campo que operan y al volumen de producción que obtienen. El asesor del Ministerio de Energía e Hidrocarburos, Mauricio Medinacelli, explicó que los impuestos serán progresivos: Si una empresa explota un campo pequeño pagará menos del 50 por ciento.

Medinaceli dijo que el impuesto complementario a los hidrocarburos tiene la característica de una regalía. Si se produce 100 entonces el impuesto complementario a los hidrocarburos para el Estado es 50%, 32% en la forma de ICH y 18% en la forma de regalías y participaciones. De esta forma el Estado se queda con el 50% de toda la producción. Del resto del 50% deben salir los costos de operación, costos de capital y la participación o ganancia de la compañía, explicó la autoridad en una entrevista con la cadena de radio Erbol.

La propuesta del gobierno, que según el propio jefe de Estado marca un giro ideológico con un rol protagónico del Estado en la economía nacional, fue recibida con buen ánimo en el ámbito parlamentario. De todas maneras, algunos parlamentarios comentaron que la ley tiene algunos vacíos, pues no indica cómo se sancionará a las empresas que no cambien sus contratos de riesgo compartido. En tanto que Jaime Paz Zamora, líder del MIR, no respalda la Ley de Hidrocarburos del Presidente Mesa. "Para nosotros la gran solución es volver a la ley del 90, es más sencilla y más rápida ya que llegamos a 50 y 50 (de impuestos). Además, ha dado buenos resultados ya que las empresas transnacionales la firmaron", precisó.

Comienza el debate

La Comisión Mixta de Desarrollo Económico del Congreso inició hoy formalmente el análisis del proyecto de Ley de Hidrocarburos elaborado por el gobierno. La Comisión integrada por senadores y diputados y los ministros de la Presidencia e Hidrocarburos, José Galindo y Guillermo Torres, además del presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (Ypfb), Jaime Barrenechea, acordó la creación de cuatro subcomisiones para el análisis.

Se prevé que el informe esté concluido en un par de semanas, que pleno de los Diputados apruebe la norma a más tardar hasta finales de septiembre y que en octubre ocurra lo mismo en el Senado. Sin embargo, el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico de la Cámara Baja, Santos Ramírez, declaró que "no existen plazos en ese tema" porque el proyecto de Ley del Ejecutivo será tomado en cuenta junto a las otras propuestas presentadas por los partidos políticos, organizaciones sindicales e iniciativas ciudadanas.

"No es confiscatorio"

En el proyecto se determina que el gas y el petróleo pertenecen al Estado y se obliga a las transnacionales petroleras que operan en Bolivia a firmar nuevos contratos, ajustados a la futura nueva legislación.

El gobierno aclaró que su proyecto no es "confiscatorio" ni representa un "desincentivo" para la inversión extranjera, pese a que plantea cambios en los contratos firmados por las petroleras. El proyecto de Ley obliga a las petroleras a que adecuen en 180 días sus actuales contratos de concesión, restringe la libre comercialización y asigna el control del negocio energético a un nuevo organismo estatal.

De aprobarse el proyecto de ley del gobierno, las acciones de los bolivianos en las petroleras capitalizadas pasarán a propiedad del Estado. El proyecto prevé la "estatización de las acciones que fortalezcan YPFB", informó el Presidente Carlos Mesa.

"Estatización quiere decir un proceso combinado de nacionalización; por un lado la recuperación de la propiedad en boca de pozo, por otro lado la estatización de las acciones que fortalecen a YPFB. Finalmente, Petrobolivia, que es la que maneja la política de exportación y la política de firma de contratos internacionales de Bolivia con el mundo", explicó.

Atrás