El bloque oriente comienza a mostrar la fragilidad de la excluyente "Media Luna"

mayo 1, 2004Publicado el: 6 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Hacia la Asamblea Constituyente El bloque oriente comienza a mostrar la fragilidad de la excluyente "Media Luna" Edgar Ramos Andrade La "Media Luna" comienza a resquebrajarse debido a la persistencia en el discurso excluyente y econométrico por parte de sus representantes, los dirigentes cívicos de Santa Cruz, Tarija y Beni. Pero también esto se debe a las decisiones y acciones de las organizaciones indígenas, campesinas (con y sin tierra) asalariados del campo, "bartolinas" cruceñas y los colonizadores, aglutinados en el Bloque Oriente.

Hacia la Asamblea Constituyente

El bloque oriente comienza a mostrar la fragilidad de la excluyente "Media Luna"

La "Media Luna" comienza a resquebrajarse debido a la persistencia en el discurso excluyente y econométrico por parte de sus representantes, los dirigentes cívicos de Santa Cruz, Tarija y Beni. Pero también esto se debe a las decisiones y acciones de las organizaciones indígenas, campesinas (con y sin tierra) asalariados del campo, "bartolinas" cruceñas y los colonizadores, aglutinados en el Bloque Oriente.

Edgar Ramos Andrade (*) SDI

Concepción e Itanambikua, (Camiri).- Las recientes decisiones y acciones de los indígenas, campesinos (con y sin tierra), asalariados del campo y colonizadores ubicados en los departamentos de Santa Cruz y parte de Tarija y Chuquisaca, aglutinados en el Bloque Oriente, comenzaron a desnudar la debilidad de esa ficticia y exclusiva "Media Luna" conformada por los "Comités Cívicos" cruceño, tarijeño y beniano.

Esta percepción es nítida en Concepción (territorio chiquitano, provincia Ñuflo de Chávez) y en Itanambikua (tierra guaraní, provincia Cordillera) donde los dirigentes indígenas tienen una posición clara que ahora se manifiesta con proyecciones nacionales.

¿No era que la "Media Luna" representaba a esos tres departamentos y podía hablar en nombre de todos ellos? La realidad comienza a mostrar que no y a contradecir las amplificadas declaraciones de los cívicos en la prensa nacional. Los campesinos de Pando comenzaron a aislar y generar desabastecimiento en Cobija y los indígenas guaraníes (que ocupan buena parte de Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz) comenzaron a tomar los pozos petroleros en medio de confusas informaciones difundidas en La Paz.

Más aún, los indígenas y campesinos del área rural cruceña acaban de suspender su quinta marcha y reaccionar con firmeza ante las desafortunadas declaraciones del presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Branco Marincovik a quien acusan de querer mantener las "relaciones servidumbrales entre empresarios con campesinos e indígenas".

Y es que este movimiento indígena-campesino se veía venir aunque la prensa nacional le hacía oídos sordos en medio de exacerbadas coberturas a los "representantes regionales" aglutinados en esos poco representativos comités cívicos.

Pero vayamos por partes.

¿Qué es la media luna?

A fines de octubre, tras la caída del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, previo genocidio en la alteña Villa Ingenio y otras regiones del país, comenzó un debate que fue magnificado por algunos medios de comunicación que responden a determinados intereses empresariales, en el oriente y en el occidente. Había aparecido, casi de golpe, una "media luna" geográfica, compuesta por los departamentos de Tarija, Santa Cruz y Beni.

Los presidentes de los comités cívicos que dicen representar a esa "media luna", exigían no cambiar la actual Ley de Hidrocarburos y poco menos que eran portavoces de las empresas petroleras y de algunos empresarios y autoridades chilenas que visitaban asiduamente Tarija y Santa Cruz, entre junio y octubre de 2003...

Esta mitad lunática está expresada por dirigentes de esos Comités Cívicos, cuya elección está más que cuestionada, según coinciden Anacleto Supayabe y Carlos Salazar. El primero es secretario de Tierra y Territorio de la Coordinadora de Pueblos Étnicos de santa Cruz (CPESC); el segundo es coordinador general de Radio Santa Cruz, esa que comanda la "Red Amazónica" de información oriental, compuesta por más de 40 radioemisoras en los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca, Beni y Pando, es decir más allá de la "media luna".

"Ellos (los de la media luna) --señala Supayabe-- tienen una visión de país excluyente; tienen otro rumbo como lo vemos en sus declaraciones en la radio y la televisión; pero resulta que nosotros, la mayoría boliviana no estamos reconocidos como ciudadanos reales (...) pero la Ley debe ser para todos y debemos discutir esto y, si es necesario, asumir medidas como Bloque Oriente compuesto por campesinos, sin tierra, indígenas y colonizadores que somos mayoría absoluta en esta región".

Por su lado, Salazar solo pide "que le pregunten a la gente de la calle y del campo, a ese ciudadano común y corriente ¿quién eligió a los representantes de los comités cívicos? Esos dirigentes solo representan a una élite económica con mucho poder pero nada más".

¿Qué es el bloque oriente?

El "Bloque Oriente" está compuesto por una diversidad de organizaciones sociales entre las que destacan los indígenas chiquitanos, ayoreos, guarayos y yuracarés, aglutinados en entidades como la OICH (Organización Indígena Chiquitana), la Central Ayorea Nativa del Oriente Boliviano (CANOB), la Central de Organizaciones de Pueblos Nativos Guarayos (COPNAG) y la aglutinadora CPESC.

Pero también el Bloque Oriente está conformado por los Campesinos Sin Tierra, la Federación de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz (afiliada a la CSUTCB), la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, la Central de Trabajadores Asalariados del Campo (CDTAC) y los colonizadores que en San Julián, norte cruceño, son cada vez más fuertes.

Estas nuevas y crecientes expresiones sociales en el oriente boliviano, tienen dos puntos en común: a) Tierra y Territorio; b) Asamblea Nacional Constituyente. Estos pedidos son reforzados por Ernesto Arteaga (capitán de la comunidad guaraní Itananbikua, a 15 kilómetros de Camiri) y Erwin Cuellar, responsable del área producción económica de la influyente Asamblea del Pueblo Guaraní (APG).

Para Arteaga, la división político-administrativa del país no expresa la realidad de los pueblos indígenas y por ello es necesaria una Asamblea Nacional Constituyente que reconstituya al estado. Cuellar va más allá: "Nosotros queremos tres cosas: Tierra y Territorio; el Departamento Chaco Guaraní y, el gas administrado por los pueblos indígenas, como lo soñaron nuestros abuelos o mártires como Apiaguaiki Tumpa". Se refiere a ese líder guaraní que murió casi como Tupac Katari.

Para los chiquitanos el problema parece ser similar. Juan Pinto y Diego Faldín, presidente y vice de la Central de Comunidades Indígenas de Concepción (CICC) coinciden en que "de las 46 comunidades que pertenecen a nuestra organización, ninguna ha sido titulada como Tierra Comunitaria de Origen (TCO) aunque llevamos varios años de trámite.

Atrás