El conflicto social se extiende hasta los dominios de la “media luna”, en el oriente de BoliviaIndígenas guaraníes toman pozos de Repsol, Maxus y PluspetrolCerca de cuatro mil guaraníes tomaron entre la noche del miércoles y la mañana del jueves los campos petroleros de las transnacionales Repsol, Maxus y Pluspetrol en el departamento de Santa Cruz, exigiendo la abrogación de la Ley de Hidrocarburos y la aprobación de una nueva ley que recupere los recursos para los bolivianos.

El conflicto social se extiende hasta los dominios de la “media luna”, en el oriente de BoliviaIndígenas guaraníes toman pozos de Repsol, Maxus y PluspetrolCerca de cuatro mil guaraníes tomaron entre la noche del miércoles y la mañana del jueves los campos petroleros de las transnacionales Repsol, Maxus y Pluspetrol en el departamento de Santa Cruz, exigiendo la abrogación de la Ley de Hidrocarburos y la aprobación de una nueva ley que recupere los recursos para los bolivianos.Los miembros de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), ocuparon pacíficamente los pozos gasíferos en Camiri, la capital petrolera del país, luego de que una asamblea general extraordinaria de las 24 capitanías que forman parte del pueblo Guaraní aprobara una resolución que exige recuperar el gas para los bolivianos, informó la cadena de radio Erbol.Otros reportes de prensa informa que se ocuparon los campos de las provincias Gran Chaco, Cordillera y Luis Calvo desde el pasado martes. A partir del próximo lunes 3 de mayo podrían cerrar las válvulas de los gasoductos hacia Argentina y Brasil.Los guaraníes dicen ampararse en la Constitución Política del Estado, que en su artículo 136 establece que “la propiedad de los recursos naturales pertenece al estado, población y territorio de los bolivianos”. Argumentan que, según el artículo 137 de la CPE, “es deber de los bolivianos preservar los recursos en atención a la seguridad y soberanía nacional”. Los indígenas rechazan la participación de las empresas petroleras en la reformulación de las leyes en el sector hidrocarburífero e instruyeron suspender y paralizar las actividades petroleras de los nuevos proyectos de exploración y explotación en todo el territorio guaraní mientras no se apruebe una nueva la ley de Hidrocarburos y su reglamento.El manifiesto aprobado por la Asamblea del Pueblo Guaraní adelanta que la toma de campos y pozos gasíferos y petroleros se realizará en forma paulatina en las poblaciones chaqueñas de Villamontes, Monteagudo, Camiri y Yacuiba.El pueblo Guaraní que habita en el territorio comprendido entre Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz se declara en movilización desde el 27 de abril de este año y hasta la aprobación de un nuevo cuerpo legal. “En caso de no tener respuesta nos reservamos el derecho de adoptar las medidas que creamos más conveniente hasta ser escuchadas nuestras peticiones”, dice el manifiesto.Los guaraníes piensan que la recuperación del gas para los bolivianos es la estrategia de desarrollo y soberanía del pueblo establecido en la Constitución. Se fractura la “media luna”Con la decisión guaraní queda virtualmente fracturado el autodenominado grupo de la “media luna” ?conformado por los departamentos de Santa Cruz, Tarija y Beni?, que supuestamente estaba de acuerdo con la reciente Ley de Hidrocarburos propuesta por el gobierno y con la exportación de gas natural sin realizar un referéndum previo.Según la prensa escrita paceña, Santa Cruz era uno de los departamentos que no acataría las medidas de protesta dispuestas por la Central Obrera Boliviana (COB) desde el 1 de mayo, pero la intempestiva decisión indígena extendió el conflicto hasta las llanuras orientales.En La Paz, la radio aymara San Gabriel abre sus micrófonos a los oyentes del altiplano. Aunque las opiniones son diversas, coinciden en una apreciación general: “Mesa quiere dirigir el país como Goni y por eso encarga a Xavier Nogales el manejo de los hidrocarburos, la misma persona que entregó los recursos naturales bolivianos a las petroleras”.