"Con Evo Morales hablamos de los movimientos sociales, de coca y de arte"

abril 6, 2004Publicado el: 7 min. + -

Entrevista a Gastón Ugalde "Con Evo Morales hablamos de los movimientos sociales, de coca y de arte" Pablo Cingolani Acaba de inaugurar una obra escultórica monumental que bautizó como Marcas, cuya altura alcanza los diez metros y desafía al escenario natural donde está emplazada: en el altiplano boliviano, a la entrada de la población de Tiwanaku, sitio donde se encuentra el yacimiento arqueológico más importante de América del Sur, setenta por ciento del cual permanece aún bajo tierra. Las moles construidas con piedra arenisca granítica de la región contrapuntean con los testimonios de esa cultura asombrosa que sigue siendo un gran misterio para la humanidad. El artista se llama Gastón Ugalde, el más galardonado de los artistas bolivianos (uno de sus últimos reconocimientos fue el Konex MERCOSUR al conjunto de su obra que recibió, entre otros, con Niemeyer, el arquitecto que diseñó Brasilia) y que en los últimos años ha volcado gran parte de su actividad a colaborar a varias comunidades indígenas del país a recuperar su patrimonio cultural y arquitectónico, a dimensionarlo en función del arte y a proyectarlo hacia actividades que pueden atraer ingresos a esas comunidades como el turismo. Gracias a esa labor, acaba de recibir una invitación para intervenir una plaza en Changchun, Provincia Jilin, en la República Popular China. "Voy a llevar los árboles de piedra que he plantado en El Alto y en Villa Alota en el desierto de Los Lipez", comenta entusiasmado acerca de esta verdadera exportación no tradicional. Iconoclasta e irrevente, sus declaraciones suelen causar polémica en Bolivia, un país convulsionado por los conflictos sociales. Esta entrevista va y viene por diversos temas como un "ajtapi" (un almuerzo comunitario) de preguntas y respuestas. Sírvase el lector lo que quiera.

Entrevista a Gastón Ugalde

"Con Evo Morales hablamos de los movimientos sociales, de coca y de arte"

Pablo Cingolani

Acaba de inaugurar una obra escultórica monumental que bautizó como Marcas, cuya altura alcanza los diez metros y desafía al escenario natural donde está emplazada: en el altiplano boliviano, a la entrada de la población de Tiwanaku, sitio donde se encuentra el yacimiento arqueológico más importante de América del Sur, setenta por ciento del cual permanece aún bajo tierra. Las moles construidas con piedra arenisca granítica de la región contrapuntean con los testimonios de esa cultura asombrosa que sigue siendo un gran misterio para la humanidad. El artista se llama Gastón Ugalde, el más galardonado de los artistas bolivianos (uno de sus últimos reconocimientos fue el Konex MERCOSUR al conjunto de su obra que recibió, entre otros, con Niemeyer, el arquitecto que diseñó Brasilia) y que en los últimos años ha volcado gran parte de su actividad a colaborar a varias comunidades indígenas del país a recuperar su patrimonio cultural y arquitectónico, a dimensionarlo en función del arte y a proyectarlo hacia actividades que pueden atraer ingresos a esas comunidades como el turismo. Gracias a esa labor, acaba de recibir una invitación para intervenir una plaza en Changchun, Provincia Jilin, en la República Popular China. "Voy a llevar los árboles de piedra que he plantado en El Alto y en Villa Alota en el desierto de Los Lipez", comenta entusiasmado acerca de esta verdadera exportación no tradicional. Iconoclasta e irrevente, sus declaraciones suelen causar polémica en Bolivia, un país convulsionado por los conflictos sociales. Esta entrevista va y viene por diversos temas como un "ajtapi" (un almuerzo comunitario) de preguntas y respuestas. Sírvase el lector lo que quiera.

Ugalde, usted pasó de la instalación a la reinstalación de pueblos enteros, ¿cómo lo explica?

Es una transición natural que me sucedió al recorrer territorios conocidos y otros desconocidos para mi, uno va descubriendo materiales, espacios, geografía y gente y es una necesidad casi instantánea de querer transformar e intervenir a ellos y con ellos.

¿Por qué algunos lo consideran un artista neoliberal?

No sé, pregúntele a ellos. ¿Por qué lo dice?

Le critican aparecer rodeado de prominentes banqueros y empresarios...

Ellos son los neoliberales, yo en todo caso me considero un valiente como dijo el alcalde de Tiwanaku Lino Condori que no es muy neoliberal que digamos sino todo lo contrario?

¿Cómo evalúa el arte latinoamericano en estos tiempos de escasez en todo sentido?

Hay escasez de "colque", de billete pero el arte no es billete solamente. El arte es otra cosa y la inspiración está allí afuera. Hablando de neoliberalismo, creo que también hay muchos artistas que les ha sucedido eso, se han neoliberalizado?

¿Por qué los gobiernos de Bolivia no se interesan por el arte?

Porque siempre hemos tenido gobernantes sin cultura, el de ahora se salva?

¿Porque los gobiernos de Bolivia no se interesan por la gente?

Porque nunca han convivido con ella por lo tanto la desconocen. Si eso hubiera pasado, hacen décadas que seríamos el país que quisiéramos.

¿A cuales intelectuales respeta?

A Gregorio Reynolds por su sensibilidad, a mi gran "chueco" Céspedes porque con él tomaba whiskys (se ríe). Montenegro, Quiroga Santa Cruz, Almaraz, Zavaleta, después hay un vacío?

¿A nadie más?

¿Acaso hay otros? No, respeto a una nueva camada de intelectuales pero no los conozco, hay changos, muchachos universitarios, que aparecen por la crisis, son producto de la crisis?

¿Y entre sus colegas?

Los de siempre: Arnal. Gíldaro Antezana, Marcelo Callaú.

¿Que siente hoy en retrospectiva con toda lo que ha sucedido en el terreno político y su recuperación artística de las marchas de los indígenas de Bolivia?

Desde la primera marcha del 86, el cerco de Calamarca, me marcaron las marchas, mi cercanía a estos movimientos me fue derivando a la piedra y la piedra ha logrado paralizar regiones, territorios, el país y eso, a la vez, me ha ayudado a una expresión mas lítica, mas carriza.

¿Usted era amigo de Sánchez de Lozada?

Claro, muy amigo, cuando hablábamos de cine y de fotografía, por eso lo apoyé en su momento y no me arrepiento como muchos que recién ahora se arrepienten.

Mucha gente se sorprendió al verlo en la huelga de hambre que precipitó su caída en Octubre...

Digo la verdad: En ese momento sentía que verdaderamente había que parar la matanza y que "Goni" (apodo de Sánchez de Lozada) debería irse. Yo soy artista, no político y estoy seguro que el arte está sobre la política?

Como artista, ¿cómo lo ve a Evo Morales?

Una vez coincidimos en un vuelo y estuve obligado a comunicarme pero después hablamos cuatro horas?

¿De que hablaron?

De los movimientos sociales, de la coca y el arte

¿Y?

Movimientos sociales: muchas coincidencias, más coincidencias en el tema de la coca y vacíos en la cultura

¿El Movimiento al Socialismo tiene un programa cultural?

No.

Imagínese: ¿Cuál seria el programa cultural del gobierno de los movimientos sociales?

Algo esencial. Fortalecer las culturas vivas de Bolivia a través de no sólo del folklore, la artesanía, y lo espectacular sino a través de sus potenciar sus expresiones propias en todos los campos, la arquitectura, la agricultura, el manejo del agua, su manera de ver el mundo. Mientras tenemos culturas tan valiosas como la Chipaya, tal vez la más antigua de América, y que está desapareciendo hay gente que se gasta en una visión espectacularista de la cultura como esa maratón folklórica que pretendieron hacer en La Paz

¿Se refiere a Pedro Susz, el oficial mayor de cultura de la Alcaldía?

Si. Ya se había aplazado con la construcción de la Cinemateca, con la maratón, se aplazó definitivamente?

¿Qué detesta?

La mediocridad, la pequeñez de criterio y de cerebro y de imaginación, somos un pueblo con dirigentes poco imaginativos, hay que cortar con las dádivas, la gente también tiene que cortar con eso. Hay decadencia pero veo que hay un despertar, la cultura está viva, organizada.

¿Alguna vez pensó dedicarse a la política?

Me han querido tentar pero la búsqueda del poder no me interesa.

¿Cual es la consigna de la hora?

Solamente a través de la cultura, transformaremos esta sociedad.

La Paz, luna llena del 5 de abril de 2004

Atrás