Proyecto de ley de Hidrocarburos presentado por el MAS

PROYECTO DE LEY DE HIDROCARBUROS

PRESENTADO POR LA BANCADA PARLAMENTARIA

MOVIMIENTO AL SOCIALISMO – IPSP

I. EXPOSICIÓN DE MOTIVOS.-

A) INTRODUCCIÓN.-

Los Recursos Naturales son la base fundamental para la integración y desarrollo económico de toda sociedad. En Bolivia, los recursos naturales no renovables, en particular los hidrocarburos son el recurso estratégico que tiene el país, frente a la inestabilidad y crisis económica. Es por esta razón que es prioritario restablecer el derecho propietario del Estado sobre estos recursos y fijar una política hidrocarburífera en bien de nuestra colectividad.

La base constitucional sobre los Bienes Nacionales en nuestro país está expresada en el capítulo II de la Constitución Política del Estado, donde se señala con claridad que: “Art. 136º.- Son de dominio originario del Estado, además de los bienes a los que la Ley les da esa calidad, el suelo y el subsuelo con todas sus riquezas naturales, las aguas lacustres, fluviales y medicinales, así como los elementos y fuerzas físicas susceptibles de aprovechamiento”. Por otro lado la Constitución Política del estado puntualiza en su Art. 139º.- Los Yacimientos de Hidrocarburos cualquiera sea el estado en que se encuentren o la forma en la que se presenten, son de dominio directo, inalienable e imprescriptible del Estado. Ninguna concesión o contrato podrá conferir la propiedad de los Yacimientos de los Hidrocarburos. La exploración explotación, comercialización de los hidrocarburos y sus derivados corresponden al Estado.”

B) ANTECEDENTES.-

Históricamente los hidrocarburos en Bolivia han estado bajo propiedad estatal y su administración a cargo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, así el Código del Petróleo, Decreto Ley Nº 04210 del 26 de octubre de 1955 expresaba:

“Art. 1º.- Los yacimientos de petróleo, asfalto, gas natural y demás hidrocarburos, en cualquier estado que se encuentren dentro del territorio de la república, ya sean en la superficie o en el subsuelo, son de dominio directo inalienable e imprescriptible de la Nación.”.

La Ley General de Hidrocarburos Decreto Ley Nº 10170 del año 1972, expresaba: “Art. 1º.- De conformidad a lo dispuesto por la Constitución Política del Estado, los Yacimientos de Hidrocarburos, cualquiera que sea el estado físico en que se encuentren o forma en que se presenten son del dominio directo, inalienable e imprescriptible del Estado.” y el “Art. 40º.- Una vez iniciada la producción, el contratista está obligado a entregar a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, la totalidad de los hidrocarburos producidos, con la única excepción de lo volúmenes efectivamente utilizados en producir los mismos. Dicha entrega se efectuará en el lugar y bajo las condiciones de medición que se estipulen en el contrato.”

La Ley 1194 de 1 de noviembre de 1990, expresaba: “Art. 1º De conformidad a lo dispuesto por la Constitución Política del Estado, en su Art. 139º los Yacimientos de Hidrocarburos, cualquiera que sea el estado físico en que se encuentren o forma en que se presenten son de dominio directo, inalienable e imprescriptible del Estado.” Y el “Art. 41.- Una vez iniciada la producción, el contratista está obligado a entregar, en propiedad, a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, la totalidad de los hidrocarburos producidos, con la única excepción de los volúmenes efectivamente utilizados en producir los mismos. Dicha entrega se efectuará en el lugar y bajo las condiciones de medición que se estipulen en el Contrato”.

Sin embargo, bajo la Presidencia de Gonzalo Sánchez de Lozada, mediante Decreto Supremo No. 24806 del 4 de agosto del 1997 se entrega la propiedad de los hidrocarburos producidos. Este Decreto Supremo en su Artículo Único aprueba el Modelo de Contrato de Riesgo Compartido para Áreas de Exploración y Explotación, que en su cláusula tercera señala: “Es facultar al TITULAR para realizar actividades de Exploración, Explotación y Comercialización de hidrocarburos en el área de contrato bajo los términos y condiciones de este Contrato, mediante el cual el TITULAR adquiere el Derecho de Propiedad de la producción que obtenga en boca de pozo y de la disposición de la misma conforme a las previsiones de la Ley de Hidrocarburos.”

C) CONTENIDO DEL PROYECTO.-

El presente Proyecto de Ley, está referido ante todo a la recuperación de la propiedad del Estado sobre los Recursos Hidrocarburíferos, la Refundación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, el Régimen Impositivo, de Regalías y Patentes, las Modalidades de Ejecución, la Creación del Fondo de Desarrollo Productivo, y el Control, Fiscalización de la actividad hidrocarburífera.

D) JUSTIFICACIÓN.-

La entrega de la propiedad de los hidrocarburos bolivianos a manos de las transnacionales violentando la Constitución Política del Estado, justifica la necesidad nacional de Abrogar la Ley 1689, la Ley 1731 y el Decreto Supremo No.24806, y reponer esta propiedad a tuición directa, originaria del Estado Boliviano.

E) FUNDAMENTACIÓN.-

La Recuperación del Derecho de propiedad de los hidrocarburos, permitirá al Estado Boliviano emprender vías de desarrollo económico a partir de la determinación y definición de una política hidrocarburífera en el país.

ÍNDICE ESTRUCTURAL

TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES

Capítulo I: Principios Generales

Capítulo II: Definiciones

TÍTULO II: POLÍTICA NACIONAL DE HIDROCARBUROS

Capítulo I: Aspectos Generales

Capítulo II: Regulación Y Fiscalización

Sección I: Órgano Regulador, Supervisor Y Fiscalizador

Sección II: Unidad de Control y Fiscalización

Capítulo III: Órgano Ejecutor Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos

TÍTULO III: MODALIDADES DE EJECUCIÓN

Capítulo I: Ejecución Directa – Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos

Capítulo II: Ejecución por medio de Contratos

Sección I: Contratos de Operación de Exploración y Explotación con Sociedades Privadas

Sección II: Contratos de Operación en Exploración y Explotación con Sociedades de Economía Mixta

Sección III: Contratos para Refinación, Transporte, Industrialización y Comercialización

Capítulo III: Contratos de Servicios Hidrocarburíferos

TÍTULO IV: RÉGIMEN DE TRIBUTACIÓN Y RETRIBUCIÓN

Capítulo I: Regalías

TÍTULO VI: INDUSTRIALIZACIÓN DEL GAS

TÍTULO VII: FONDO DE DESARROLLO PRODUCTIVO

TÍTULO VIII: DISPOSICIONES TRANSITORIAS

DISPOSICIONES FINALES

Proyecto de Ley No……/03-04.

Por cuanto el Honorable Congreso Nacional ha sancionado la siguiente Ley:

LEY DE HIDROCARBUROS

EL HONORABLE CONGRESO NACIONAL,

D E C R E T A:

TÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

CAPÍTULO I

PRINCIPIOS GENERALES

Artículo 1.- Los Recursos Naturales, por principio constitucional son de dominio originario del Estado, propiedad pública inviolable, inalienable e imprescriptible y su explotación debe tener como fin único el desarrollo integral y sustentable del país.

Artículo 2.- Por mandato de la Constitución Política del Estado, los yacimientos y los Recursos Naturales hidrocarburíferos, son de propiedad y dominio directo, inalienable e imprescriptible del Estado Boliviano. Ninguna concesión o contrato, bajo ninguna forma, directa o indirecta, tácita o expresa, podrá transferir total o parcialmente el derecho propietario originario del Estado sobre los recursos naturales hidrocarburíferos.

Artículo 3.- La actividad hidrocarburífera es de orden básico y estratégico para el desarrollo del país, todas las actividades de exploración, explotación, refinación, industrialización, transporte, comercialización, y otras tienen el carácter de necesidad nacional y utilidad pública.

Artículo 4.- El Estado, a través de sus órganos correspondientes, en ejercicio y resguardo de su soberanía y su integridad política, económica y social, lleva adelante, controla, dirige y supervisa toda la actividad hidrocarburífera en el país. Estas actividades deberán desarrollarse conforme al principio de conservación y explotación racional de los reservorios.

Artículo 5.- Las personas naturales o jurídicas extranjeras no podrán realizar actividades hidrocarburíferas dentro de los 50 kilómetros de las fronteras del país, salvo que constituyan sociedades mixtas con participación mayoritaria de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y previa autorización expresa declarada por Ley.

CAPÍTULO II

DEFINICIONES

Artículo 6.- Para los fines de la presente Ley se adoptan las siguientes definiciones:

Barril Compuesto (US$/Bbl): Es el valor en dólares americanos del volumen de un barril (159 litros) de petróleo fraccionado en derivados por el proceso de refinación ?gasolinas, diesel, kerosén, fuel oil, gas licuado- que, al multiplicarse cada fracción decimal de los derivados por su precio de venta en moneda nacional, cuya suma al dividirse por el tipo de cambio del boliviano, nos da el valor del Barril Compuesto en Dólares Americanos por Barril (US$/Bbl). Este parámetro es útil para determinar el excedente económico que se obtiene en un momento dado.

Boca de Pozo: Es el punto de salida de los hidrocarburos de los yacimientos y donde se efectúa la medición de la producción.

Campo Gasífero: Según el significado industrial es sinónimo de campo de extracción y se define como la unidad industrial que desarrolla su actividad en el área de una o varias estructuras gasíferas.

Campo: Un área de suelo debajo de la cual existen uno o más reservorios de hidrocarburos en una o más formaciones en la misma estructura o entidad geológica.

Comercialización: Todas las actividades relativas a la venta, trueque o cualquier forma de transferencia de hidrocarburos en su estado natural, productos de refinación y subproductos de los mismos, productos industriales y petroquímicos, incluyendo el almacenaje y distribución correspondiente a esta fase, por medios distintos al transporte por tuberías.

Contrato de Operación: Es el tipo de contrato celebrado con empresas nacionales o extranjeras, para la ejecución de determinadas obras o servicios, por los cuales éstas últimas recibirán el pago en dinero.

Contrato de Servicios: Es el tipo de contrato en que el contratista acepta tomar a su cargo el financiamiento (de las operaciones y eventualmente el servicio técnico), de un programa de exploración por cuenta de la compañía, su inversión le será reembolsada por los riesgos tomados, sólo en caso de descubrimiento; ya sea de la recuperación de una parte de la producción de costo nulo o sea de un contrato de compra a precio preferencial.

Conversión de Gas a Líquidos GTL: Es la conversión del gas natural por procesos químicos en productos líquidos como gasolinas y diesel oil ecológico.

Cuenca Petrolera y Gasífera: Región cerrada de la corteza terrestre afectada por hundimientos de gran profundidad, de larga duración, de la cual están ligadas las zonas de acumulación de hidrocarburos (petróleo y gas).

Derivados: Productos y subproductos resultantes de los procesos de refinación, otros procesamientos e industrialización de los hidrocarburos.

Descubrimiento Comercial: El descubrimiento de hidrocarburos que en opinión del Titular de un Contrato suscrito con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, justifica económicamente el desarrollo y producción de un campo bajo los términos y condiciones del Contrato.

Etano C=2: Es el componente del gas natural que constituye materia prima básica para la industria petroquímica.

Exploración: El reconocimiento geológico de superficie, levantamientos aerofotogramétricos, satelitales, topográficos, trabajos gravimétricos, magnetométricos, sismológicos, geoquímicos, perforación de pozos y cualquier otro trabajo tendente a determinar las posibilidades petrolíferas o gasíferas de una región.

Explotación: La perforación de pozos de desarrollo, tendido de líneas de recolección, construcción de playas de almacenaje, plantas y facilidades de separación de fluidos de recuperación primaria y en general, toda actividad en la superficie y en el subsuelo dedicada a la producción, recolección, separación y almacenaje de hidrocarburos para lograr su aprovechamiento óptimo.

Gas Asociado: La fracción gaseosa de hidrocarburos que resulta de los procesos de separación de líquidos y gases en la producción de hidrocarburos.

Gas Licuado de Petróleo. (GLP): Mezcla de propano y butano en diferentes proporciones, que puede encontrarse en fase gaseosa o fase líquida. El GLP producido antes de Boca de Pozo, en plantas de procesamiento y en plantas de refinamiento, será considerado como Derivado.

Gas Natural Comprimido “GNC”: Combustible destinado fundamentalmente para uso en las movilidades en vez de gasolina o diesel oil.

Gas Natural: Los hidrocarburos que en condiciones normales de temperatura y presión se presentan en estado gaseoso.

Hidrocarburos: Los compuestos de carbono e hidrógeno que se presentan en la naturaleza, ya sea en la superficie o en el subsuelo, cualquiera que sea su estado físico.

Licuefacción: Es el proceso físico LNG para convertir el Metano C1 en líquido, bajo condiciones extremas de temperatura bajo cero.

Metano C=1: Es el elemento gasífero que tiene un carbono y que sirve fundamentalmente como combustible. También sirve como materia prima para la elaboración de algunos productos petroquímicos entre los que se destacan el metanol y el PVC.

Necesidad Nacional: Obrar infaliblemente a favor y beneficio de los intereses de la nación.

Parcela: La unidad de medida del área del contrato de exploración y explotación. Es una superficie cuadrada de 2,500 hectáreas cuyos lados miden cinco mil metros. Sus vértices superficiales están determinados mediante coordenadas de la Proyección Universal y Transversal del Mercator (UTM) referidos al sistema geodésico internacional WGS 84. Cada parcela está identificada por el número de la Carta Geográfica Nacional y por un sistema matricial de cuadrículas petroleras establecido por el Ministerio de Minas e Hidrocarburos.

Petróleo: Los hidrocarburos que en condiciones normalizadas de temperatura y presión se presentan en estado líquido. Esta denominación abarca a la mezcla de hidrocarburos líquidos que se obtengan en los procesos de separación de gas asociado o del condensado.

Petroquímica Básica: Es la que, partiendo de los hidrocarburos gaseosos, efectúa una primera transformación química de estos procesos básicos, fundamentalmente obteniéndose el amoniaco, etileno, propileno, butileno que sirven de materia prima para la obtención de materias primas intermedias.

Petroquímica Final: Es la transformación de los productos de la petroquímica intermedia mediante su transformación calorífica en productos de uso común tales como tuberías, envases rígidos, envases flexibles, vestimentas, pinturas, llantas, abonos, fertilizantes, etc..

Petroquímica Intermedia: Es la actividad de obtención de productos requeridos para la elaboración de los productos petroquímicos finales.

Petroquímica: Es la transformación de los hidrocarburos mediante la separación de sus componentes básicos que son el metano, etano, propano, butano, pentano y superior utilizando procesos químicos de productos petroquímicos.

Producción Fiscalizada: Los volúmenes de Hidrocarburos medidos en Boca de Pozo.

Recuperación Mejorada: La aplicación, en yacimientos agotados, de sistemas sofisticados como combustión in situ, inyección de polímeros para romper tensiones superficiales del petróleo y agua salada y otros métodos para recuperar hidrocarburos residuales.

Recuperación Primaria: Corresponde a la producción inicial de los hidrocarburos con la energía natural y propia del yacimiento.

Recuperación Secundaria: La aplicación, de métodos de extracción para mejorar la recuperación de los hidrocarburos líquidos, donde se requiere inyectar energía externa al propio yacimiento, en la capa productora, ya sea gas a alta presión o agua en los flancos del yacimiento. Se complementa con fracturamiento y acidificación de la roca productora.

Refinación: Los procesos que convierten los hidrocarburos de su estado natural a productos genéricamente denominados carburantes: combustibles líquidos o gaseosos, gasolina, naftas, kerosén, jet fuel, diesel oil, fuel oil, lubricantes, grasas, parafinas, asfaltos, solventes y los subproductos que generen dichos procesos.

Regalías: Constituyen un precio por el uso y aprovechamiento de los recursos naturales no renovables del Estado, y no constituye un tributo.

Reservorio: Uno o varios estratos bajo la superficie que estén produciendo o sean capaces de producir hidrocarburos, con un sistema común de presión en toda su extensión.

Retribución: Pago en dinero, realizado por YPFB a las empresas, por las actividades realizadas, ya sea en exploración, explotación, transporte, refinación, industrialización o comercialización.

Subparcela: Unidad de medida de área igual a media parcela.

Termoeléctrica: Es la planta generadora de electricidad que utiliza hidrocarburos.

Transporte: El conjunto de diversos medios y facilidades auxiliares utilizados para trasladar o conducir en forma ininterrumpida, por medio de tuberías de un lugar a otro, hidrocarburos o sus derivados. Para transportar los gases se denominan gasoductos, para líquidos oleoductos y para productos derivados poliductos.

Trillón de Pies Cúbicos equivalentes: (Tera pies cúbicos equivalentes).- Volumen de pies cúbicos por diez elevado a la potencia doce. La conversión de barriles de petróleo a pies cúbicos de gas natural se efectuará utilizando el factor de 5,540 pies cúbicos de gas natural como equivalentes a un barril de petróleo.

Unidad de Trabajo: Se entiende por unidad de trabajo la obligación de trabajo ya sea en geología sísmica y otros métodos de investigación especificados en el contrato con un valor de US$ 5,000.- por unidad. Igualmente se asigna estas unidades de trabajo para la perforación exploratoria.

Utilidad Pública: Conveniencia particular para la colectividad.

Yacimiento: Es el cuerpo de petróleo o gas o ambas cosas, que se da dentro de un reservorio único y bajo un mismo sistema de presión.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB): Es una institución estatal con autarquía e integrada que opera en las diferentes etapas de la actividad hidrocarburífera, a través de la cual el Estado implementa su política hidrocarburífera en conformidad a lo dispuesto en la última parte del Art. 139º de la Constitución Política del Estado.

Zonas No Tradicionales: Son aquellas sobre las que no hay suficiente conocimiento geológico-geofísico pero sí presentan bolsones aislados de hidrocarburos.

Zonas Tradicionales: Son las que cuentan con vasta información geológica y geofísica y existencia de yacimientos petrolíferos o gasíferos en producción comercial.

TÍTULO II

POLÍTICA NACIONAL DE HIDROCARBUROS

CAPÍTULO I

ASPECTOS GENERALES

Artículo 7.- El aprovechamiento de los hidrocarburos deberá responder a una Política Nacional de Hidrocarburos, definida por el Estado en función a los altos intereses nacionales y promoción del desarrollo integral del país con plena autodeterminación.

Artículo 8.- El Estado determina la Política Nacional de Hidrocarburos, en el marco de los Planes Nacionales de Desarrollo Económico, Social y Político de la República. El Poder Ejecutivo presentará a consideración del Legislativo su propuesta estructurada a través de Planes Quinquenales, que después de ser ampliamente debatidos, en consulta con la población, serán aprobados. El Poder Ejecutivo queda encargado de su ejecución a través del Ministerio de Minas e Hidrocarburos como organismo regulador, supervisor y fiscalizador, y a través de YPFB como ente ejecutor.

Artículo 9.- Constituyen objetivos generales de la Política Nacional de Hidrocarburos:

I. Industrialización, comercialización y exportación con valor agregado.

II. Ejercer el control y la dirección efectiva, por parte del Estado, de la actividad hidrocarburífera en resguardo de la soberanía política y económica de la República.

III. Generar recursos económicos para sustentar y fortalecer un proceso sostenido de desarrollo económico y social de la República, con miras a superar la actual estructura económica dependiente.

IV. Garantizar a corto, mediano y largo plazo la autosuficiencia energética del país y la satisfacción adecuada de las crecientes necesidades nacionales de hidrocarburos.

V. Establecer y fortalecer a YPFB como la empresa estatal encargada de ejecutar la Política Nacional de Hidrocarburos, para garantizar el aprovechamiento soberano de la industria hidrocarburífera.

VI. Garantizar y fomentar el aprovechamiento racional de los hidrocarburos en beneficio económico del conjunto de la nación boliviana, a lo largo y ancho del país, abasteciendo con prioridad a las necesidades internas del país.

VII. Redimensionar la posición del país en el contexto regional y mundial a través de políticas adecuadas de exportación, industrialización y comercialización de los hidrocarburos y sus derivados, en beneficio de los objetivos estratégicos del país.

CAPÍTULO II

REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN

SECCIÓN I

ÓRGANO REGULADOR, SUPERVISOR Y FISCALIZADOR

Artículo 10.- El Ministerio de Minas e Hidrocarburos regulará, supervisará y fiscalizará las actividades del sector de hidrocarburos. Para tal efecto, se establecen las siguientes atribuciones:

I. Elaborar en coordinación con YPFB la Política Nacional de Hidrocarburos y los Planes de Desarrollo Sostenible a largo plazo.

II. Hacer seguimiento de la Política Nacional de Hidrocarburos y de los Planes y Programas de Desarrollo de largo plazo, así como aprobar los proyectos de ejecución presentados por YPFB.

III. Regular y normar todos los aspectos necesarios para la adecuada implementación de la presente Ley y la ejecución de la Política Nacional de Hidrocarburos

IV. Supervisar el cumplimiento de disposiciones legales y normas en materia de hidrocarburos por parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y/o las empresas contratistas y de servicios hidrocarburíferos.

V. Fiscalizar las actividades de YPFB, el cumplimiento de los Contratos de Operación y la participación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos en Sociedades de Economía Mixta, a través de la Unidad de Fiscalización.

VI. Establecer un registro de las empresas contratistas, de las Sociedades de Economía Mixta y de las empresas de Servicios Hidrocarburíferos del país, así como de los correspondientes Contratos, y aprobar las licencias de funcionamiento necesarias.

VII. Determinar los precios de los hidrocarburos en boca de pozo para el pago de las Regalías y Retribuciones de acuerdo a las normas establecidas en la presente ley.

VIII. Estudiar, analizar y proponer los precios de los derivados para el consumo interno. Estos precios serán determinados mediante Decreto Supremo de acuerdo a los requerimientos de la política económica nacional.

IX. Elaborar información estadística con relación a los aspectos técnicos, económicos, financieros, bajo los principios de transparencia y veracidad, que deberán ser difundidos a través de los medios de comunicación disponibles.

SECCIÓN II

UNIDAD DE CONTROL Y FISCALIZACIÓN

Artículo 11.- Se crea la Unidad de Control y Fiscalización como órgano nacional competente para el sector hidrocarburífero de carácter transversal y autárquico, con participación efectiva del Control Social, a través de representantes de organizaciones e instituciones, para el efecto el Poder Ejecutivo reglamentará mediante Decreto Supremo.

Artículo 12.- La estructura administrativa y operativa de la Unidad de Control y Fiscalización estará compuesta por la:

I. Dirección Nacional de Control y Fiscalización de la Producción;

II. Dirección Nacional de Control y Fiscalización de Regalías y Régimen Tributario en coordinación con el Servicio de Impuestos Nacionales.

III. Dirección Nacional de Control y Fiscalización de Inversión y Contratos.

Artículo 13.- Son atribuciones de las Direcciones Nacionales, establecidas en el Artículo 12 de la presente Ley:

I. Controlar y fiscalizar adecuadamente las actividades de su área de competencia.

II. Elevar un informe bimestral ante la Unidad de Control y Fiscalización.

III. Presentar Informe Semestral ante el Honorable Congreso Nacional.

Artículo 14.- Se determina para fines de Control y Fiscalización de la actividad hidrocarburífera en el país la clasificación del sujeto activo y sujeto pasivo.

I. Sujeto activo es la autoridad y funcionario que en representación del Estado realiza la labor de control y fiscalización.

II. Sujeto pasivo es la persona natural y/o jurídica que tiene la obligación de cumplir las disposiciones legales y normativas en vigencia.

Artículo 15.- El sujeto activo y sujeto pasivo son responsables por las faltas que cometieran, debiendo ser sancionados conforme a la Ley No. 1178 de 20 de julio de 1990. Cuando la comisión de la falta sea dolosa el infractor será sometido a sanción penal de acuerdo a las previsiones establecidas en la Ley No. 1768 de 11 de marzo de 1987.

CAPÍTULO III

ÓRGANO EJECUTOR

YACIMIENTOS PETROLÍFEROS FISCALES BOLIVIANOS

Artículo 16.- YPFB, como ente ejecutor de la Política Nacional de Hidrocarburos, a nombre y en representación del Estado Boliviano, tiene la responsabilidad de ejecutar y dirigir todas las actividades de exploración, explotación, refinación, transporte, industrialización y comercialización de los hidrocarburos en el país y en el exterior.

Artículo 17.- Para garantizar la continuidad y desarrollo de sus actividades y su potenciamiento en el marco de la Política Nacional de Hidrocarburos, YPFB financiará sus actividades de:

I. La retribución que obtenga por sus actividades de exploración y explotación, sea directamente o a través de los correspondientes Contratos de Operación.

II. Las utilidades que obtenga de sus actividades de refinación, transporte, industrialización y comercialización, sea de forma directa o a través de los correspondientes Contratos.

III. Las utilidades que obtenga de su participación en Sociedades de Economía Mixta en las diferentes actividades del sector de hidrocarburos.

Artículo 18.- YPFB, a nombre y en representación del Estado, detentará la propiedad de los hidrocarburos en todas las fases de la cadena industrial hasta el momento en que se realice su comercialización. Una vez monetizado el valor de los hidrocarburos, YPFB procederá a la transferencia de estos recursos a los Departamentos productores y no productores, al Fondo de Desarrollo Productivo y a las empresas contratistas participantes si corresponde, conforme al Artículo 53 de la presente Ley.

Artículo 19.- Para la ejecución de cualquiera de las fases descritas, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos deberá contar con la aceptación de las comunidades y pueblos originarios de las zonas de operación a las que se refieran, previa aclaración de los beneficios directos que recibirán dichas zonas y de las condiciones de preservación del medio ambiente necesarias e imprescindibles, concordante con el parágrafo II del Artículo 62 de la presente Ley.

TÍTULO III

MODALIDADES DE EJECUCIÓN

CAPÍTULO I

EJECUCIÓN DIRECTA – YACIMIENTOS PETROLÍFEROS FISCALES BOLIVIANOS

Artículo 20.- Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos está facultada para ejecutar por sí misma todas las actividades de la industria de hidrocarburos, sin más restricción que lo establecido por la Constitución Política del Estado y las leyes y reglamentos vigentes.

Artículo 21.- Cuando YPFB ejecuta directamente las actividades hidrocarburíferas, como empresa autárquica, está obligada a cumplir todas las disposiciones legales vigentes.

Artículo 22.- YPFB tendrá una Unidad Operativa correspondiente a cada una de las fases de la actividad hidrocarburífera, debiendo contar cada una de ellas con su propia contabilidad y administración, para establecer sus respectivos niveles de rentabilidad, eficiencia y competitividad.

CAPÍTULO II

EJECUCIÓN POR MEDIO DE CONTRATOS

Artículo 23.- Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos podrá ejecutar una o varias fases de la actividad hidrocarburífera por medio de terceros, a través de Contratos con personas jurídicas, nacionales o extranjeras, privadas o mixtas, cuando así convenga al interés nacional, en cumplimiento de la Política de Nacional de Hidrocarburos del Estado. Para cada caso se convocará a licitación pública internacional.

Artículo 24.- El contratista ejecutará con sus propios medios y por su exclusiva cuenta y riesgo, a nombre y en representación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, bajo su tuición, las operaciones correspondientes a alguna de las fases de exploración, explotación, transporte, refinación, industrialización o comercialización, dentro del área materia del contrato, bajo el sistema de retribución a que se refiere la presente ley.

Artículo 25.- Los Contratos deberán ser aprobados por ley, como lo establece el Art. 59º, inciso 5° de la Constitución Política del Estado, y serán licitados y firmados por YPFB a nombre y en representación del Estado Boliviano.

Artículo 26.- Las empresas nacionales o extranjeras, privadas o mixtas, que operen en el rubro están sometidas a las leyes bolivianas, lo mismo que a las autoridades, tribunales y jueces de la República. Ninguna empresa nacional, extranjera, privada o mixta podrá acudir a tribunal o arbitraje alguno de origen extranjero, debiendo renunciar a toda reclamación diplomática. Las diferencias entre las partes que no pudieran ser resueltas de común acuerdo, serán sometidas a la jurisdicción boliviana y únicamente las discrepancias de orden técnico podrán ser dirimidas mediante arbitraje nacional, de acuerdo a lo establecido en los contratos correspondientes.

Artículo 27.- Toda persona jurídica que celebre Contratos con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos estará obligada a:

I. Constituir domicilio en el país y designar representante legal con sujeción al Código de Comercio.

II. Prestar garantía suficiente de cumplimiento de contrato, aceptada por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. Esta garantía puede ser dada por la casa matriz.

III. Proporcionar a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, toda la información técnica y económica que obtenga como consecuencia de la ejecución del contrato, además de la información obtenida sobre la existencia de riquezas mineras, hídricas y otras.

IV. No facilitar a terceros ninguna información o documentos, ni revelar secretos industriales que se refieran a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y a sus actividades, si no es con autorización expresa, específica y por escrito de esta entidad, bajo pena de Resolución de Contrato; Excepto que la misma esté de conformidad a lo establecido por el Art. 70° de la Constitución Política del Estado.

V. Emplear personal boliviano, de conformidad a lo establecido por la Ley General del Trabajo y disposiciones legales conexas, desarrollar acuerdos con universidades bolivianas para llevar adelante trabajos de investigación.

VI. Someterse y adoptar todas las normas y procedimientos que establezca la autoridad competente, para garantizar la seguridad industrial y evitar la contaminación del medio ambiente y la alteración del equilibrio ecológico en las áreas de contrato y de transporte.

Artículo 28.- Aquellas personas que desempeñen funciones en el Ministerio de Minas e Hidrocarburos, en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, o en sus empresas dependientes, el cónyuge, los hermanos y los ascendientes y descendientes en primer grado, no podrán ser socios ni directivos de empresas que celebren cualquier tipo de contrato con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Artículo 29.- El contratista no podrá subrogar o transferir total o parcialmente sus obligaciones y derechos contractuales, salvo consentimiento expreso por escrito dado por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y aprobado mediante Ley.

Artículo 30.- Los contratos estipulados bajo las prescripciones de esta Ley incorporarán necesariamente, bajo pena de nulidad, cláusulas de seguridad que establezcan las causas de desvinculación contractual, así como el régimen de resarcimiento de daños y perjuicios por incumplimiento de las obligaciones contraídas.

SECCIÓN I

CONTRATOS DE OPERACIÓN EN EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN CON SOCIEDADES PRIVADAS

Artículo 31.- El área objeto del contrato consistirá en una extensión superficial no mayor a 250,000 hectáreas (100 parcelas) en la zona tradicional y no mayor a 750.000 hectáreas (300 parcelas) en la zona no tradicional, sin solución de continuidad.

Artículo 32.- El plazo máximo de duración de todo contrato de operación será de 30 años, computable a partir de la fecha de suscripción.

Artículo 33.- Dentro de los primeros cinco años de vigencia del contrato, considerados de exploración, el contratista está obligado a cumplir un programa sin interrupción de prospección, de acuerdo a las unidades de trabajo comprometidas. Podrá otorgársele una ampliación de exploración de dos años en la zona tradicional y cuatro en la no tradicional. La extensión del periodo de exploración no modificará la duración del contrato.

Artículo 34.- Concluido el período exploratorio, o en un lapso menor a opción del contratista, éste seleccionará el área de explotación. El área seleccionada podrá contener uno o varios yacimientos, los mismos podrán o no tener solución de continuidad.

Artículo 35.- El contratista que hubiera descubierto un yacimiento en la zona no tradicional tiene 12 meses para declararlo comercial y 36 meses para iniciar la producción.

Artículo 36.- Si el contratista, antes de haber cumplido parcial o totalmente las obligaciones contractuales del período exploratorio, decidiese no continuar el contrato, o si vencido el período exploratorio no hubiese cumplido parte o la totalidad de las obligaciones contractuales, pagará a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos el monto correspondiente a los trabajos programados y no realizados de acuerdo a las estipulaciones del contrato.

Artículo 37.- Cuando se proceda a la resolución de cualquiera de los Contratos de Operación previstos en esta Ley, por conclusión del plazo convenido o por incumplimiento del contratista, el contratista devolverá a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, el área de Contrato y le entregará, sin costo alguno, la totalidad de las instalaciones de los pozos, plantas, redes de recolección y equipos, herramientas, maquinarias, instalaciones y demás muebles e inmuebles que hubieren sido adquiridos o construidos para los fines del contrato y que el contratista tenga dentro del área de contrato.

Los contratistas no podrán enajenar, gravar o retirar en el curso del contrato, parte alguna de los bienes arriba mencionados, sin autorización del Ministerio de Minas e Hidrocarburos. La negligencia, el descuido y el dolo en la conservación de los bienes referidos en dichos numerales, que son propiedad virtual del Estado, acarrearán responsabilidad civil y penal de acuerdo con las leyes.

Artículo 38.- Una vez iniciada la producción, el contratista está obligado a entregar en propiedad a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, la totalidad de los hidrocarburos producidos, con la única excepción de los volúmenes efectivamente utilizados en producir los mismos. Dicha entrega se efectuará en el lugar y bajo las condiciones de medición estipuladas en el contrato.

Artículo 39.- Las operaciones de exploración y subsiguiente explotación del contratista serán supervisadas por una Junta de Control integrada por tres representantes de YPFB y tres del contratista. Esta Junta comenzará a funcionar tan pronto como se suscriba el contrato y de acuerdo a lo estipulado por el mismo.

Artículo 40.- Las atribuciones de la Junta de Control serán básicamente las siguientes:

I. Aprobar todos los presupuestos y programas de trabajo contenidos en el Plan Anual de actividades.

II. Acordar los métodos y procedimientos a ser empleados por el contratista para el eficaz desarrollo de las operaciones.

III. Formular las recomendaciones que fueren convenientes con relación al manejo económico y financiero de las operaciones.

IV. Controlar el cumplimiento de todas las disposiciones legales y reglamentarias en vigencia así como la correcta aplicación del sistema contable, de uso obligatorio para los contratistas y complemento de las auditorias técnicas, económicas, financieras y medioambientales.

Artículo 41.- En el caso de Contratos de Operación para el desarrollo y explotación de campos descubiertos previamente, el Contrato pertinente deberá establecer la compensación a YPFB por los gastos de exploración realizados con anterioridad.

SECCIÓN II

CONTRATOS DE OPERACIÓN EN EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN CON SOCIEDADES DE ECONOMÍA MIXTA

Artículo 42.- Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos podrá realizar las fases de exploración y/o explotación de la industria de hidrocarburos, en forma conjunta con terceros, constituyendo Sociedades de Economía Mixta. En este caso, dichas Sociedades deberán firmar los correspondientes Contratos de Operación con YPFB, gozando de todos los derechos y obligaciones del contratista y cumpliendo con todo lo establecido para el caso en el Título III, Capítulo II, Sección I de la presente ley.

Artículo 43.- Las partes determinarán cuál de los socios asume la función de operador, que estará a cargo de la Gerencia General y de la correspondiente estructura operativa y funcional. A ese efecto se establecerá un Acuerdo de Operación, que regirá y normará en detalle los derechos y obligaciones de los asociados, el relacionamiento entre ellos y el manejo conjunto de las operaciones técnicas, económicas, financieras y otras.

Artículo 44.- En los casos en que YPFB tenga campos descubiertos y/o desarrollados y requiera asociarse para desarrollar y explotar los primeros o llevar adelante operaciones de recuperación mejorada en los segundos, la Sociedad de Economía Mixta deberá establecer la compensación a YPFB por la parte que le corresponda a los gastos de exploración y otros, realizados con anterioridad.

Artículo 45.- En los casos en que sea declarado comercial un descubrimiento en el marco de un Contrato de Operación en vigencia, YPFB podrá ejercer su opción para asociarse, en cuyo caso deberá reembolsar al Contratista, la cuota parte de los costos directos de exploración y/o explotación efectuados por el Contratista. Estos costos no incluyen soporte administrativo ni técnico de la casa matriz, ni oficinas centrales del contratista.

SECCIÓN III

CONTRATOS PARA REFINACIÓN, TRANSPORTE, INDUSTRIALIZACIÓN Y COMERCIALIZACIÓN

Artículo 46.- YPFB podrá suscribir Contratos para la ejecución de las fases de refinación, industrialización, comercialización y transporte.

Artículo 47.- YPFB podrá, si fuese necesario y conveniente, constituir Sociedades de Economía Mixta con personas jurídicas, nacionales o extranjeras, para la ejecución de estas fases. La sociedad constituida deberá a su vez suscribir el correspondiente contrato con YPFB y cumplir con lo establecido para el caso en la presente Ley.

Artículo 48.- Cuando se dé la resolución del contrato, por el término del plazo convenido o incumplimiento del Contratista, en las fases de refinación, industrialización, transporte o comercialización, el contratista deberá entregar a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos sin costo y en buen estado de conservación, las propiedades, maquinarias, instalaciones y equipos y demás bienes que hubieren sido adquiridos a los fines del contrato. Durante los diez últimos años del plazo de un contrato, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos podrá convenir con el contratista inversiones con formas especiales de depreciación, y el pago de la parte no depreciada, al término del plazo del contrato.

CAPÍTULO III

CONTRATOS DE SERVICIOS HIDROCARBURÍFEROS

Artículo 49.- Contrato de Servicios Hidrocarburíferos, es aquel por el cual YPFB o el Contratista, estipula con un tercero la prestación de un determinado servicio o la ejecución de una obra específica de índole técnica especializada. Las contrataciones de estos servicios se efectuarán de acuerdo a las disposiciones legales vigentes y reglamentación del Ministerio de Minas e Hidrocarburos.

Los Contratos de Servicios Hidrocarburíferos no se refieren a la ejecución de ninguna de las fases de la industria petrolera y sólo podrán cubrir tareas específicas de esas fases.

Artículo 50.- Los contratos suscritos bajo las prescripciones de esta Ley, estipularán necesariamente, bajo pena de nulidad, cláusulas de seguridad estableciendo los motivos de desvinculación contractual, así como el régimen de resarcimiento de daños y perjuicios por incumplimiento de las obligaciones contraídas, a favor de YPFB.

Artículo 51.- El contratista de servicios hidrocarburíferos deberá cumplir los requisitos:

1) Fijar domicilio en el país.

2) Proveer Servicios Tecnológicos no disponibles en el país.

3) Prestar garantía suficiente de cumplimiento de contrato, aceptada por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. Esta garantía puede ser dada por la casa matriz.

Artículo 52.- YPFB y sus contratistas utilizarán, preferentemente, los servicios de empresas nacionales.

TÍTULO IV

RÉGIMEN DE TRIBUTACIÓN Y RETRIBUCIÓN

CAPÍTULO I

REGALÍAS

Artículo 53.- Toda la producción bruta de hidrocarburos en boca de pozo estará sujeta al pago de las siguientes regalías:

I. Regalía Departamental a los departamentos y regiones productoras, equivalente al catorce por ciento (14%).

II. Regalía Departamental Compensatoria, para los departamentos de Beni, Pando y El Alto, del tres por ciento (3%).

III. Regalía Departamental Histórica de dos por ciento (2%) destinada a los departamentos de Potosí y Oruro, en forma proporcional 1%, para cada departamento.

IV. Regalía Nacional para el Tesoro General de la Nación del once por ciento (11%), destinado a la inversión productiva.

V. Regalía Nacional Productiva, equivalente al veinte por ciento (20%), destinada al Fondo de Desarrollo Productivo.

VI. Regalía Nacional equivalente al cincuenta por ciento (50%) destinada a YPFB, para establecer las modalidades de Contratos previstos en la presente Ley, tanto para la explotación en el Área No Tradicional como para efectuar la renegociación de los Contratos en actual vigencia hasta la promulgación de la presente Ley. Los excedentes después de cubrir los gastos operativos y administrativos, éstos serán transferidos a la cuenta de Fondo de Desarrollo Productivo.

VII. Con la finalidad de promover la inversión en el sector hidrocarburífero, referido a la etapa de exploración, el Poder Ejecutivo reglamentará mediante Decreto Supremo los incentivos fiscales.

VIII. Los hidrocarburos destinados a su industrialización en el país, sólo pagaran las regalías establecidas en los incisos a), b), c) y e), del Artículo 53 de la presente Ley, la misma que será certificada por la Unidad de Control y Fiscalización creada por la presente Ley.

CAPÍTULO II

PATENTES

Artículo 54.- YPFB y/o las empresas contratistas pagarán las patentes establecidas en la presente Ley, por las áreas sujetas a contratos de operación para exploración y explotación de hidrocarburos. Las patentes se pagarán anualmente y por adelantado.

Articulo 55.- Si el área de un contrato de operación para la exploración y explotación de hidrocarburos, se reduce por renuncia total o parcial, las patentes pagadas se consolidan a favor del Estado.

Articulo 56.- Los Contratos de Operación firmados por YPFB, para la exploración y explotación de hidrocarburos, en las áreas calificadas como tradicionales, se pagarán en moneda nacional de Bs. 200,00 por hectárea, y en las áreas no tradicionales Bs.150,00 por hectárea, en ambos casos con mantenimiento de valor conforme a lo establecido en la Ley No. 2434 de 21 de diciembre de 2002.

CAPÍTULO III

RÉGIMEN TRIBUTARIO

Artículo 57.- YPFB, las empresas contratistas y las empresas de servicio de operaciones hidrocarburíferas están sujetas al sistema tributario en vigencia establecida en la Ley 843 (Texto Ordenado) de 20 de mayo de 1986.

Artículo 58.- Se sustituye el texto del Artículo 51 de la Ley No. 843 (Texto Ordenado) de la siguiente manera:

“Cuando se paguen rentas de fuente boliviana a beneficiarios del exterior, se presumirá sin admitir prueba en contrario, que la utilidad neta gravada será equivalente al cien por ciento (100%) del monto total pagado o remesado. Quienes paguen o remesen dichos conceptos a beneficiarios del exterior, deberán cancelar con carácter de pago único y definitivo, la tasa de veinticinco por ciento (25%) de la utilidad neta gravada presunta”.

Artículo 59.- (Exención del impuesto a las transacciones). Se modifica el inciso j) del Artículo 76, de la Ley No. 843 (Texto Ordenado) referido a la exención de Impuesto a transacciones de la siguiente manera:

a) La compra-venta de minerales y metales en el mercado interno.

CAPÍTULO IV

RETRIBUCIONES

Artículo 60.- Para los contratos de operación en explotación, la empresa contratista tendrán la retribución en dinero que se haya convenidos de la producción bruta a boca de pozo, como único pago de las operaciones realizadas y el porcentaje restante quedará como beneficio para el YPFB. En caso de que YPFB hubiera realizado en forma directa ser quedará con el total del valor de la producción, luego de descontadas las regalías correspondientes, concordante con el inciso f) del Artículo 53 de la presente Ley. Este sé efectivizará cuando la producción se haya monetizado, de la siguiente manera:

a) En caso de que dicha actividad fuese efectuada en forma directa por YPFB, éste recibirá el monto en su totalidad.

b) En caso de que se realice a través de Contratos de Operación, las retribuciones se efectuaran hasta el porcentaje máximo establecido en el inc. f del Artículo 53 de la presente Ley.

Artículo 61.- La tasa de retribución para las actividades de transporte, refinación, industrialización y comercialización como único pago por las actividades realizadas serán canceladas una vez que la producción se haya monetizado y fijadas de la siguiente manera:

a) En caso de que YPFB realice de forma directa esta actividad, la Unidad Operativa correspondiente fijará la tasa de retribución correspondiente.

b) En caso de que se realice a través de Contratos, la tasa de retribución será fijada en el mismo, establecida por YPFB.

TÍTULO V

USO DEL SUELO Y DEL SUBSUELO

CAPÍTULO ÚNICO

USO DEL SUELO Y DEL SUBSUELO Y REGÍMENES DE EXPROPIACIÓN Y SERVIDUMBRES

Artículo 62.-

I. Las asignaciones hidrocarburíferas, por referirse esencialmente a trabajos en el subsuelo, no afectarán en general a los derechos del propietario del suelo. Empero, se declara de utilidad pública la expropiación de la propiedad pública o privada y la constitución de servidumbres, cuando la naturaleza de los trabajos de la industria de los hidrocarburos así lo exija. Para tal caso se deberá seguir los trámites y procedimientos establecidos por la Ley de Expropiación y deberá cancelarse la correspondiente indemnización.

II. La actividad hidrocarburífera que involucre a Territorios Indígenas, Tierras Comunitarias de Origen, y las diferentes Naciones Originarias deberán dar estricto cumplimiento al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, refrendada a través de la Ley No. 1257 de 11 de julio de 1991.

TÍTULO VI

INDUSTRIALIZACIÓN DEL GAS

CAPÍTULO ÚNICO

Artículo 63.- Se declara de prioridad nacional la instalación de Plantas de Separación, la industria petroquímica y otras plantas de industrialización del gas natural en áreas estratégicas del país.

Artículo 64.- En el marco de la Política Nacional de Hidrocarburos, se deberán considerar prioritariamente Planes Quinquenales para el desarrollo e industrialización del gas natural, con proyectos específicos orientados a satisfacer el mercado interno y disponer de excedentes destinados a la exportación a mercados regionales y mundiales.

Artículo 65.- YPFB constituirá una Unidad especializada para la ejecución y desarrollo de los Planes referidos a la Industrialización del gas natural.

TÍTULO VII

FONDO DE DESARROLLO PRODUCTIVO

CAPÍTULO ÚNICO

Artículo 66.- Se crea el Fondo de Desarrollo Productivo, entidad autárquica, con los siguientes objetivos:

1) Poner al servicio de la sociedad los recursos económicos generados por la explotación y comercialización de los hidrocarburos y otros recursos que la Ley le asigne.

2) Reactivar el aparato productivo nacional a través de inversiones:

3) Que adecuen el proceso productivo nacional a los requerimientos y necesidades de la población,

4) Que permitan la plena utilización de la capacidad instalada, la mejora de la productividad, eficiencia y rentabilidad de las unidades productivas,

5) Que garanticen y amplíen el mercado interno para la producción nacional,

6) Que dinamicen, apoyen, desarrollen la fuerza intelectual científica, laboral, creativa y productiva del pueblo boliviano.

7) Que preserven el capital financiero y garanticen su rápida reinversión.

Artículo 67.- Corresponderán al Fondo de Desarrollo Productivo los ingresos provenientes de la Regalía Nacional Productiva fijada en el inc. e) del Artículo 53 de la presente Ley.

Artículo 68.- Para el logro de sus objetivos, el Fondo de Desarrollo Productivo invertirá sus recursos en empresas nacionales públicas o privadas estratégicas; asimismo podrá otorgar préstamos con intereses competitivos, destinados a la inversión en bienes de capital y/o capital de operación, a unidades productivas, del área rural o urbana, públicas o privadas, sean éstas de carácter societaria unipersonales, colectivas o individuales, cooperativas, para cuyo efecto el Poder Ejecutivo reglamentará mediante Decreto Supremo.

Artículo 69.- El Directorio del Fondo de Desarrollo Productivo estará integrado por representantes del Poder Ejecutivo, la COB, la CSUTCB, la Confederación de Empresarios de Bolivia, sectores sociales organizados y representativos con Personería Jurídica, Colegios de Profesionales de carácter nacional.

Artículo 70.- El Fondo de Desarrollo Productivo será normado por Ley expresa, que deberá ser sancionada a los 60 días de la promulgación de la presente Ley.

TÍTULO VIII

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

CAPÍTULO ÚNICO

Primera.- Se dispone que YPFB, dentro de un plazo de 120 días a partir de la promulgación de la presente Ley, revise caso por caso, todos y cada uno de los Contratos bajo la modalidad de Riesgo Compartido, suscritos con empresas privadas que estén operando, para que se definan los mecanismos de su progresiva y paulatina adecuación bajo las prescripciones e la presente Ley.

Segunda.- Se establece la creación de una Comisión Nacional Auditora, conformada por cinco (5) miembros, elegidos por dos tercios de votos en el Congreso Nacional, encargada de realizar auditorías especiales en las áreas financiera, operativa, jurídica, ambiental y técnica de las empresas petroleras resultantes del llamado proceso de “capitalización” y del proceso de privatización, con el objeto de establecer el cumplimiento de las normas legales en actual vigencia. La Comisión Nacional Auditora presentará el informe final al Honorable Congreso Nacional en un plazo no mayor a 180 días.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Se suprime la palabra “hidrocarburos” de los Artículos 1º y 15º de la Ley Nº1600, Ley del Sistema de Regulación Sectorial de 28 de octubre de 1994.

Segunda.- Se abroga la Ley Nº1689 de la Ley de Hidrocarburos del 30 de abril de 1996, el Decreto Supremo N°24806 de 4 de agosto de 1997 y todas las disposiciones legales contrarias a la presente Ley y a la Constitución Política del Estado.

Tercera.- Se abroga la Ley Nº1731 de 25 de noviembre de 1996.

Cuarta.- Se derogan los Artículos 51º bis., 108º, 109º, 110º, 111º, 112º, 113º, 114º de la Ley 843 de 20 de mayo de 1986.

Quinta.- Se derogan los Artículos 6º y el Inc. j) del Artículo 4º de la Ley Nº2493 de 4 de agosto de 2003.

Sexta.- El Poder Ejecutivo procederá, mediante Decreto Supremo, a reglamentar la presente Ley.

Remítase al Poder Ejecutivo, para fines constitucionales.

Es dada en la Sala de Sesiones del Honorable Congreso Nacional, a los…….. días del mes de enero de dos mil cuatro años.