En 10 meses se atendieron 2308 casos. Se inicia terapia de autoayuda para los varones Violencia intrafamiliar: durante este año los choferes resultaron ser los más agresores La violencia intrafamiliar y doméstica durante este año puso al descubierto que el sector de la sociedad más agresor contra las mujeres es el de los choferes, de acuerdo a los datos que se manejan en la unidad de la Mujer del Gobierno Municipal de La Paz.

En 10 meses se atendieron 2308 casos. Se inicia terapia de autoayuda para los varones

Violencia intrafamiliar: durante este año los choferes resultaron ser los más agresores

(SIM/GMLP).- La violencia intrafamiliar y doméstica durante este año puso al descubierto que el sector de la sociedad más agresor contra las mujeres es el de los choferes, de acuerdo a los datos que se manejan en la unidad de la Mujer del Gobierno Municipal de La Paz.

La directora de esta unidad municipal, Jeannette Alfaro, indicó que de los 2.308 casos que se atendieron durante los primeros diez meses del año, cerca del 70 por ciento corresponden a maltratos y violencia ejercidos por choferes en contra de sus esposas e hijos.

Recordó que el año pasado el sector más agresor fue el de los policías con un 45 por ciento de presencia en las estadísticas finales, lo que equivale a decir que los choferes los superaron con cerca al 30 por ciento.

Con los sindicatos

Sostuvo que, en vista de la resistencia de los choferes agresores por presentarse a asumir su responsabilidad y pagar las sanciones que se les imponen, la Unidad de la Mujer decidió acudir directamente con los sindicatos a los que pertenecen los agresores para que la persuasión de sus compañeros les obligue a actuar con mayor madurez.

Incluso señaló que en el transcurso de los últimos meses se ha optado por realizar talleres en el seno mismo de los sindicatos de choferes para que aprendan a respetar a sus mujeres y valorarlas por la labor que desempeñan dentro de la sociedad.

Un caso particular

Alfaro recordó que entre los casos de violencia de mayor preocupación se encuentra el que recibió María Quenta (nombre ficticio), madre de tres niños menores, quien después de la golpiza que recibió de su marido (chofer) recibió 18 días de impedimento.

Este caso fue atendido gratuitamente por la unidad de la Mujer. “Se recurrió a la Ley 1674 Contra la Violencia en la Familia o Doméstica; se le brindó una terapia psicológica, ingresó en el Plan de Empleos de Emergencia, en el grupo de mujeres maltratadas, se separó de su marido y ahora recibe una asistencia familiar de por vida de su agresor”, dijo Alfaro.

Asimismo, la directora de esta instancia edil indicó que otro caso muy delicado fue el que le ocurrió a Bertha Mamani (nombre ficticio), una mujer discapacitada que tres ser golpeada por su marido fue echada de su casa.

Este caso requirió la intervención de la Policía, el marido estuvo preso por 48 horas, tiempo suficiente para que la unidad de la Mujer logre devolverle la tranquilidad moral, psicológica y física, ser restituida en su hogar, lograr que se le otorguen garantías, que reciba fisioterapia y tenga una asistencia familiar.

Resaltó en ambos casos la intervención de la Juez Tercero de Familia, Sandra Cordón, quien recibe este tipo de casos y, sin recurrir al sorteo característico de los tribunales, los atiende inmediatamente para sancionar al agresor y defender a la víctima.

Terapia única en Bolivia

Alfaro señaló que más allá de la atención que reciben las mujeres agredidas por sus maridos, la unidad a su cargo también se ocupa de brindar una terapia de autoayuda a los maridos agresores, una innovación sui generis en todo el país.

Sin embargo, aclaró que el fin de esta terapia no es que la pareja logre la reconciliación sino sólo la conciliación y que la persona cambie de carácter a favor de su vida misma, porque la mayor parte de las parejas que vuelven a intentar convivir terminan de la misma manera: con golpes y maltratos.

Las estadísticas

De acuerdo a las estadísticas, el total de casos atendidos de enero a octubre de este año es de 2308, de los cuales 729 corresponden a violencia intrafamiliar, 445 a violencia física, 439 a violencia psicológica, 227 a violencia sexual, 167 a abandono de hogar, 132 a abandono de mujer embarazada, 83 a orientación, 35 a salud y 51 a asistencia familiar.

Los números muestran que 702 mujeres tienen edades comprendidas entre los 18 y 28 años; 959 de 29 a 39 años, 484 de 40 a 50 años y 163 de 50 años para adelante.

La zona con mayor número de casos registrados es el macrodistrito de la Periférica con 533; le sigue Max Paredes con 487, Cotahuma con 362, San Antonio con 298, Central con 173, zona Sur con 152, la ciudad de El Alto con 139, Mallasa con 94 y el área rural del municipio con 71.

Los 2.308 casos atendidos implican a un número de 11.545 personas entre mujeres, esposos e hijos (un promedio de cinco personas por familia) que fueron beneficiados con las acciones de la unidad de La Mujer del Gobierno Municipal de La Paz.