Gobierno acalla medios y El Alto se moviliza otra vez

octubre 16, 2003Publicado el: 5 min. + -

"GUERRA DEL GAS" EN BOLIVIA Gobierno acalla medios y El Alto se moviliza otra vez El Alto.- La ciudad de El Alto -en los hechos fuera del control del débil gobierno- resolvió marchar este jueves 16 en medio de una nueva amenaza gubernamental, el acallamiento de medios de comunicación y la muerte de dos mineros marchistas de Huanuni en Patacamaya, en el altiplano paceño.

"GUERRA DEL GAS" EN BOLIVIA

Gobierno acalla medios y El Alto se moviliza otra vez

El Alto, (SDI).- La ciudad de El Alto -en los hechos fuera del control del débil gobierno- resolvió marchar este jueves 16 en medio de una nueva amenaza gubernamental, el acallamiento de medios de comunicación y la muerte de dos mineros marchistas de Huanuni en Patacamaya, en el altiplano paceño.

Este miércoles 15, los ciudadanos alteños estuvieron movilizados en dos grupos. El primero marchó a la ciudad de La Paz, donde se unió a mineros, cocaleros de los Yungas y otros sectores para realizar una manifestación en la Plaza San Francisco. Pero el grupo más numeroso enterró este miércoles a 15 de sus muertos.

Uno de los fallecidos fue despedido en el cementerio de la zona Santiago Primero. Otros 15 fueron enterrados en el camposanto de Villa Ingenio, una de las zonas más humildes y castigadas por la crisis y abandono estatal.

Sin embargo, los anuncios de movilización aumentaron este miércoles luego de conocer que la radio Pío XII de Oruro fue acallada por la explosión en su antena transmisora, ubicada en la zona norte de esa ciudad, donde también fue acallado el canal 13 Televisión Universitaria. Amenazas similares recibieron la Red RTP (radio Metropolitana y canal 4) y la cadena "A", red de televisión.

Otro elemento que caldeó los ánimos fueron las dos nuevas muertes: las de los mineros de Huanuni, Zenón Arias y Gregorio Ramírez, ambos de la cooperativa minera La Salvadora, que marchaban desde ese centro minero hacia La Paz y fueron cercados por policías y militares en Patacamaya, donde incluso dos periodistas (de las radios Erbol y Aroma) fueron heridos de bala.

La autonomía regional -reclamada de manera repetitiva por Tarija- ya es ejercida por los dirigentes sociales alteños, que han mantenido un "paro cívico-vecinal movilizado" que ingresa a su noveno día en medio de su más radical acatamiento, lo que solo es alimentado por la bronca ciudadana ante las más de 30 muertes a bala en esta combativa ciudad.

Amas de casa de El Alto y La Paz, llaman a las radioemisoras para decir cómo es que las garrafas de gas son traídas por efectivos militares para ser distribuidas entre las esposas de oficiales de las Fuerzas Armadas mientras las amas de casa deben hacer largas colas y aun así no consiguen gas licuado.

"Es increíble que el país esté por exportar gas a otros países y nosotros tengamos que hacer colas por una garrafa", graficó una señora mostrando la paradoja boliviana, que no tiene redes de gas natural domiciliario y cuyo gobierno quiere exportar gas en condiciones totalmente desventajosas.

Nuevas marchas de protesta

Isaac Morales, dirigente vecinal de la populosa 16 de julio dijo estar consternado y que la muerte de los mineros de Huanuni, Arias y Ramírez, llegó "al colmo de los colmos". Nos siguen oprimiendo y solo queda bajar a La Paz para sacar al Presidente "para disponer de nuestras riquezas y dejar de ser pobres", según manifestó.

"Nuestra zona es la que más manifestándose. Hemos visto con paciencia lo que ha pasado hasta ahora; entonces, cada vecino y cada dirigente zonal fue organizándose y para este jueves tenemos una marcha hacia La Paz", anticipó.

Por su lado, el dirigente Santiago Sanga, fiscal de la Asociación de Comerciantes Minoristas de la misma zona, anunció que los comerciantes informales también marcharán este jueves "porque esto ya no tiene nombre".

"Ni en época de (la dictadura de Luis) García Meza (1980-1981) se ha visto tanta matanza", precisó el dirigente.

Decomisan diarios, detonan una radio, acallan un canal y hieren a periodistas

El decomiso de ediciones de "El Diario" y del semanario "Pulso", la detonación de la antena de la radio "Pio XII" de Oruro y el acallamiento de los canales 4 de La Paz (RTP) y televisión universitaria, además de heridas de bala a dos periodistas en Patacamaya fueron otra faceta de la "Guerra del gas" que se libra en Bolivia.

Durante la mañana, en los puestos de venta de la calle 17 de Obrajes (zona sur de La Paz), plaza San Francisco (centro) y la calle Max Paredes (ladera oeste) paquetes de ediciones de "El Diario" y de "Pulso" fueron decomisados a cargo de presuntos funcionarios de esos medios, quienes iban en una vagoneta verde sin placa, denunció el periodista Policarpio Toledo Arce de "El Diario", lo que fue confirmado por Gustavo Guzmán, jefe de redacción del semanario "Pulso".

"El Diario", publicó en su edición de este miércoles la opinión de analistas norteamericanos que decían que el pueblo boliviano tiene derecho a pedir la renuncia de sus mandatarios. Por su lado "Pulso", en una edición extraordinaria, detallaba que un grupo de altos oficiales militares de Estados Unidos "dirigían" a los ministros y oficiales militares bolivianos que realizan las tareas de represión a las movilizaciones sociales. Además, en su editorial, ese semanario pedía la renuncia del Presidente Sánchez de Lozada.

Por su lado, los periodistas de Patacamaya Hugo Manuel Mejía (Radio Aroma) y Carlos Colque (Red Erbol) recibieron heridas de bala durante la represión militar y policial en la que dos mineros de Huanuni murieron este miércoles 15, lo que fue denunciado públicamente por la Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia.

A su vez, la red televisiva RTP fue objeto del corte de sus líneas telefónicas y amenazas si no bajaban el tono de sus mensajes en la cobertura de prensa.

Estos hechos generaron vigilias en varias radios para evitar la intervención de los sistemas de Inteligencia militar y policial.

Atrás