Más muertos a bala en El Alto

octubre 12, 2003Publicado el: 5 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La ciudad rebelde se radicaliza Más muertos a bala en El Alto Mientras aumenta el número de muertos (más de una docena en la actual "Guerra del gas" desde el 19-9-2003) el gobierno anuncia la militarización de El Alto, la ciudad que demostró liderizar la mayor rebeldía social en los últimos años del régimen liberal de sucesivos gobiernos bolivianos. La militarización ocasionó más violencia.

La ciudad rebelde se radicaliza

Más muertos a bala en El Alto

Mientras aumenta el número de muertos (más de una docena en la actual "Guerra del gas" desde el 19-9-2003) el gobierno anuncia la militarización de El Alto, la ciudad que demostró liderizar la mayor rebeldía social en los últimos años del régimen liberal de sucesivos gobiernos bolivianos. La militarización ocasionó más violencia.

El Alto, (SDI).- El padre de familia alteño José Cortez, que falleció por falta de atención, así como Carmelo Mamani y Efraín Pinto, se convirtieron en nuevas víctimas alteñas de la masacre policial y militar dentro de la denominada "Guerra del gas" cuando la tarde y noche de este sábado 11 y la madrugada, mañana y mediodía del domingo 12, los vecinos de las zonas Santiago Primero, Rosas Pampa, Santiago Segundo y Villa Ballivián, fueron reprimidos con armas de fuego y gases lacrimógenos.

Los hechos se produjeron en circunstancias en que el sábado por la noche, una caravana de vehículos de alto tonelaje que transportaba combustibles (carros cisterna) a la ciudad de La Paz (desabastecida de gasolina y diesel) intentaba cruzar por las principales avenidas de El Alto, lo que derivó en un violento enfrentamiento con armas de fuego.

Alex Mollericona (5 años) se suma a los otros tres muertos: el minero de Huanuni José Luis Atahuichi (41), el trabajador de la construcción y estudiante alteño Ramiro Vargas Astilla (22) y el vecino Walter Huanca Choque (27); éste último falleció el sábado 11 en otro enfrentamiento en la zona Villa Ballivián.

Desde el inicio de esta particular guerra, el 19 de septiembre de 2003, fallecieron 12 personas: además de los cinco alteños, tres campesinos, un estudiante, una niña de cinco años y dos soldados; estas últimas muertes se dieron entre las localidades de Warisata, Ilabaya y Sorata el sábado 20 de septiembre.

Desde que Gonzalo Sánchez de Lozada es Presidente de Bolivia (asumió el 6 de agosto de 2003) su administración ocasionó 68 muertes según recuentos periodísticos. La mayor cantidad (33) se dieron entre el 12 y 13 de febrero de este año, cuando el gobierno perdió el control del país a raíz de un proyecto de aumento de impuestos a los salarios lo que fue desmentido por informes parlamentarios que señalaban que el gobierno quería conocer la sensibilidad ciudadanía para intentar la venta de gas a través de puertos

chilenos.

Las radioemisoras alteñas Pachacama y Waynatambo "transmitían en directo" la balacera y gasificación en la zona de Ballivián, a la altura de la autopista que une las ciudades de La Paz y El Alto. Esa vía está vacía de vehículos aunque sí a media mañana del domingo 12 era intensa la balacera.

Bloqueos en avenidas y terrorismo de Estado

Vecinos de las zonas afectadas por la violencia en la tarde y noche de este sábado 11, relataron que la represión policial y militar fue originada por el frustrado intento de trasladar combustibles a La Paz -ciudad desabastecida de gasolina- por medio de una caravana de "cisternas" escoltada por policías y militares, en medio de un "paro cívico-vecinal movilizado" que ingresó en su quinto día en un inédito cerco a La Paz.

Estratégicas esquinas de la avenida 6 de marzo (carretera internacional a Oruro) como el cruce Achocalla, puente vehicular de la avenida Bolivia, ex tranca Senkata y otros sectores, además de Ventilla (salida a Oruro) donde el jueves 9 fueron disparados y muertas dos personas.

Cerca de las 18:00 horas del sábado 11, la caravana de cisternas escoltadas intentó cruzar la zona de "Cruce Taquiña" de la avenida 6 de marzo cuando fue interceptado por los vecinos bloqueadores. Esto originó que los militares y policías disparen gases lacrimógenos pero también armas de guerra.

En esas circunstancias, el niño Alex Mollericona falleció casi instantáneamente al recibir un balín de goma cuando se encontraba en la terraza de su casa. Un periodista que llegó hasta la vivienda de la familia afectada, relató que la sangre del niño estaba "regada" en la terraza.

Militarización y terrorismo de Estado

Tras conocerse esta nueva muerte y de nuevos enfrentamientos, el gobierno anunció la militarización de la ciudad de El Alto "para recuperar el control de esa ciudad". El encargado de ese anuncio, Mauricio Antezana, vocero gubernamental indicó que "se está generando un proceso sedicioso" del que el autor es el diputado y jefe nacional del MAS Evo Morales.

Antezana indicó que el Gobierno "dispuso acogerse a la cláusula de protección democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) demandando (enjuiciando) a los dirigentes que ocasionaron este problema y encabezan este proceso sedicioso. Indicó además que el gobierno realizaría operativos de detención de dirigentes vecinales de El Alto.

Este anunció, emitido alrededor de las 22:30 horas del sábado, ocasionó que grupos de personas hagan recorridos por diferentes zonas aletas cono la Ceja, donde esos grupos desmantelaron las cabinas de cobro de peaje de la autopista y las barreras de protección vehicular.

Periodistas que recorrieron esa zona a medianoche del sábado, señalaron que "El Alto es por ahora tierra de nadie" porque no había el mencionado control militar aunque sí recomenzaban disparos de ráfagas de militares y de gases lacrimógenos.

Atrás