Gases, dinamita y saqueos en un violento paro cívico alteño

octubre 2, 2003Publicado el: 6 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El Alto está totalmente militarizado Gases, dinamita y saqueos en un violento paro cívico alteño El Alto.- Fuertes enfrentamientos de sectores sociales con efectivos policiales, saqueos a casas comerciales y a "comideras" y "refresqueras" (vendedoras de comida y vasos de refresco de durazno seco al menudeo y en veredas) y un resguardo militar a los accesos al Aeropuerto Internacional fueron las características del violento pero total paro cívico convocado por la Federación de Juntas Vecinales (FEJUVE).

El Alto está totalmente militarizado

Gases, dinamita y saqueos en un violento paro cívico alteño

El Alto, (SDI).- Fuertes enfrentamientos de sectores sociales con efectivos policiales, saqueos a casas comerciales y a "comideras" y "refresqueras" (vendedoras de comida y vasos de refresco de durazno seco al menudeo y en veredas) y un resguardo militar a los accesos al Aeropuerto Internacional fueron las características del violento pero total paro cívico convocado por la Federación de Juntas Vecinales (FEJUVE).

La protesta se debió a la exigencia de que el gobierno revise su medida de intentar vender gas a Estados Unidos y México en condiciones desfavorables para el país, de acuerdo con cuestionadas normas como la Ley 1689 de Hidrocarburos y su decreto reglamentario 24.806, aprobado el 4 de agosto de 1997, dos días antes de que el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada deje el poder en su primera presidencia (1993-1997).

Desde tempranas horas de hoy, dirigentes zonales de los nueve distritos que componen El Alto comenzaron a bloquear las principales avenidas: 6 de marzo, Juan Pablo II y Carretera a Viacha, lo que fue ejecutado con la quema de llantas vehiculares en desuso en estratégicas esquinas como la esquina de las avenidas 6 de marzo y Bolivia; Cruce Viacha; Cruce Cuartel Ingavi (ex Tarapacá).

Esta situación impidió totalmente la circulación de vehículos particulares y de servicio público en toda la ciudad. Los ciudadanos que debían trasladarse desde Sensata a La Paz, o quienes debían hacerlo desde Río Seco debían caminar varios kilómetros para llegar hasta la Ceja.

Desde allí tampoco resultada fácil llegar hasta la zona del cobro de peaje en la autopista porque la humareda de la quema de llantas se confundió con la profusión de gases lacrimógenos lanzados por la policía a diestra y siniestra.

Bloqueos en otras zonas

Por otro lado, desde tempranas horas los padres de conscriptos, organizados, bloquearon la "carretera antigua" o avenida Naciones Unidas con un cartel que exigía que sus hijos no sean utilizados en los enfrentamientos con sectores sociales.

En la "Terminal de Buses" (en realidad la calle de embarque de buses de transporte interdepartamental) se concentró mucha gente que no pudo viajar porque en el sector de Ventilla (salida a Oruro) se encontraban hay unos 200 comunarios bloqueando además de la esperada llegada de Oscar Olivera y la Coordinadora de Defensa del Gas que marcha entre Cochabamba y Warisata.

En esta última población altiplánica, el 20 de septiembre se produjo una masacre de campesinos con motivo del "rescate" de turistas nacionales y extranjeros desde Sorata. Las circunstancias de este hecho no han sido aclaradas aún. Incluso, la gestión escolar de la Escuela Normal de Warisata fue clausurada por orden expresa del Presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, cuyo gobierno acusó a sectores estudiantiles y docentes de germinar grupos guerrilleros, lo que no fue probado.

Las populosas zonas Santiago II, Villa 16 de Julio, Villa Dolores y otras estuvieron totalmente bloqueadas aunque algunos vehículos realizaban el transporte de personas de zonas alejadas hasta proximidades de la Ceja, hasta las 8:30 aproximadamente pero con el riesgo de apedreamientos o chicotazos.

Gases, dinamita y saqueos en la Ceja y alrededores

Los mayores enfrentamientos se produjeron cerca al mediodía en la avenida 6 de marzo, cerca de la intersección de las calles 2, 3, 4 y 5. En esos sectores grupos de universitarios y vendedoras de pollera, enfrentaban a la policía piedras, dinamita y petardos en mano.

Las detonaciones de explosivos (disparos de balines de gas y dinamita) estremecieron en convulsionado y estratégico sector de la Ceja aunque la policía tomó el control de la principal avenida de esta ciudad.

Sin embargo, por la tarde, luego de que la policía se alejó del lugar, comenzaron a circular grupos de jóvenes que saqueaban cuanto negocio abierto encontraban, lo que generó temores en varios comerciantes.

Los bancos no atendieron y varios de ellos recurrieron a improvisadas cortinas metálicas (de calamina) para resguardar sus edificios luego de las experiencias del 12 y 13 de febrero de este año, cuando la mayoría de las sedes bancarias fueron saqueadas totalmente.

Aprestos militares y resguardo

Por otro lado, los efectivos militares de varios regimientos de El Alto y de Viacha "tomaron" esta ciudad desde tempranas horas aunque el control en varias vías se produce hace varios días.

Los regimientos Bolívar, Max Toledo, Brigada Antiaérea (GADA) y Policía Militar (PM) con asiento en Viacha "distribuyeron" efectivos hacia varias zonas cercanas a la Ceja aunque no a sectores alejados seguramente por el riesgo de violentos enfrentamientos. Se conoce que, incluso, fueron traídos desde el oriente "refuerzos" ante la dictación de un no descartado Estado de Sitio.

Sin embargo, cerca al mediodía, se hicieron visibles aparentes "ejercicios de precalentamiento" de los tanques de oruga llegados al regimiento Ingavi de Caballería (ubicado en la avenida 6 de marzo). Cientos de personas observaban cómo los efectivos a cargo de dichos tanques mostraban actitudes de apresto a intervenir los bloqueos aunque aparentemente se dio una contraorden y no salieron de la puerta del Ingavi.

Otros grupos compactos de "escudos militares", compuestos por decenas de conscriptos, "bloqueaban" los accesos al Aeropuerto Internacional de El Alto, que estuvo virtualmente paralizado a partir de media mañana de este jueves.

Atrás