69 por ciento de las mujeres son agredidas diariamente Santa Cruz,(Jatha) – El 69 por ciento de las mujeres en Santa Cruz sufren diariamente agresión física y verbal de parte de sus parejas dando como resultado la anulación de la autoestima de las afectadas, afirmó el psiquiatra René Calvimontes.

69 por ciento de las mujeres son agredidas diariamente

Santa Cruz,(Jatha) – El 69 por ciento de las mujeres en Santa Cruz sufren diariamente agresión física y verbal de parte de sus parejas dando como resultado la anulación de la autoestima de las afectadas, afirmó el psiquiatra René Calvimontes.

A criterio del psiquiatra, la violencia familiar ha aumentado en los últimos años debido a la situación económica que provoca desequilibrios emocionales, como también la falta de empleos que hace que la sociedad se vea afectada por el consumismo.

Recalcó que el agresor -sea un psicópata o machista- utiliza un proceso de trabajo que consiste en desvalorizar a la mujer de tal forma que llegue el momento en que pierda toda su autoestima.

“Comienza a decirle que es una burra y luego todas aquellas palabras que la hagan sentirse insignificante. Es un ciclo evolutivo de agresión para dañar la autoestima de la persona agredida y hacerle creer que no sirve para nada”, afirmó.

Después viene la agresión material cuando comienza a golpearla y en vez de que ella sea la que denuncie, en son los vecinos o los familiares que acuden a su defensa al escuchar los gritos o descubrir después los moretones de la agredida, explicó.

El psiquiatra sostuvo que los agresores le crean un miedo a la mujer por intermedio de las amenazas, lo que hace que se forme un círculo vicioso patológico, principalmente poniendo como escudo a los hijos que serán los perjudicados en caso de una separación o una demanda.

René Calvimontes aseguró que el motivo de la agredir a la pareja se debe a ciertas frustraciones personales profundas, y que en la mayoría de los casos tiene raíz en la familia que viene desde cuatro generaciones anteriores.

Sin embargo, aclaró que la agresión verbal es más profunda que la material porque daña el autoestima llegando incluso a sufrir alteraciones psíquicas por miedo a que el agresor le cause daños.

“Cuando el agresor sufre de problemas patológicos comete el acto de agresión sin conciencia ni remordimiento de lo que ocurre, incluso aunque llegue a quitarle la vida a la mujer”, agregó.