Zaida, la trashumante de la barricada

Elvis Vargas Guerrero

Chonchocoro Inn: cinco mil estrellas se llamaba un pasquín que circulaba en uno de los lugares más inverosímiles del planeta a mediados de los noventa. Eran dos hojas A4 fotocopiadas por esposas de reos, y contenían poemas de guerrilleros, narcotraficantes y psicópatas. Algunos eran plagios de Pink Floyd, el vuelo de alguien que estaba en el quinto nirvana o confesiones de un amor imposible. Alcanzó diez números hasta que la máquina de escribir fue incautada. Ni los ruegos del capellán y el psicólogo del penal lograron convencer al director, que consideraba ese artefacto más peligroso que una ametralladora.

¿Qué tiene que ver esta anécdota con Zaida? El poder de la palabra escrita. Desde los tiempos de la Biblioteca de Alejandría, no hay cosa que los poderosos teman tanto. Un libro no es solo un objeto decorativo; es un instrumento de lucha y resistencia. (Odio la palabra “resiliencia”, porque somos seres humanos, no materiales o plantas).

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Imagino a Zaida perdida en la cosmopolita Ámsterdam, sin hablar el idioma, sin ticket de regreso, sin reserva de Airbnb, vagando con una mochila llena de libros. Su esperanza: reunirse con paisanos a quienes lleva su testimonio de vida, convencida de que otro mundo es posible.

Ese andar idealista de Zaida parece recortado de los años ochenta, como aquellos aprendices de subversivos que vagaban por Larecaja Tropical, armados con el libro Un Tal Jesús. Los campesinos los recibían con arroz kaja y Tuyu Tuyu, preparaban tapeque, les daban unos pesos y un vaya con dios para el viaje. En el monte, más peligroso que un tigre es la soledad. Por eso el forastero era bienvenido porque mostraba cómo era el mundo más allá, era un mensajero cuyas noticias eran bien recibidas.

Aunque en esta era digital, donde estamos hiperconectados, la soledad sigue despertando pavor y nos lleva a reconocemos en nuestro origen. Siempre habrá alguien que pregunte: “¿Y cómo está Barcelona? ¿Sabes noticias de Bolivia?” No se interesan tanto en el contenido de la visita; lo importante es charlar, compartir historias hasta que la noche se acabe con un buen plato de majao.

Acariciando el Cielo a Través de mis Sueños es un libro cuya primera impresión es por la tapa: Zaída aparece como una diva en la arena, con un mar embravecido de fondo. El mensaje es claro: “me construí”. Luego relata esa bitácora de vida que la llevó de Cochabamba a Barcelona. La búsqueda acérrima del triunfo distingue su tránsito; no hay opción de derrota. Su modelo de familia, formación, trabajo, participación e identidad la hacen acariciar el cielo.

El libro es un testimonio de la migración, relatado en primera persona, escrito tal como ella habla. Describe las tres fases del migrante: invisibilidad, reafirmación y exploración. Zaida ya está en la tercera fase y su libro es el instrumento para acercarse a la gente. No solo se ganó un espacio donde vive y triunfó en su proyecto migratorio; también quiere ser una gestora y no le tiene miedo a la advertencia: “la política es como el agua turbia, por donde pasa, todo lo mancha”.

El valor del libro de Zaida es el ejemplo de vida: se puede, y mil veces se puede. Su peregrinación por Europa me recuerda a don Ricardo Catoira en los años ochenta, caminando por los barrios, él decía que la clave de su candidatura para alcalde era hacer política a lo evangelista, de puerta en puerta. Zaida va de paisano en paisano con su trashumancia.

Su libro me recuerda una escena de Expreso de Medianoche, donde se muestra un axioma conductual en un psiquiátrico de Estambul: siempre a la derecha. Incansablemente a la derecha, en una procesión macabra. El protagonista empieza a girar en sentido contrario, ante los insultos y agresiones de quienes estaban acostumbrados a esa normalidad. Con aquella actitud de resistencia, quería coger el tren de la libertad. Espero que Zaida tome ese tren y no se almibare con el espejismo de lo políticamente correcto. Que tenga en cuenta que a las historias bonitas hay que darles el final adecuado: Zaida, en la barricada y con la fuerza de la palabra escrita.

Acariciando el cielo a través de mis sueños

Zaida Lenny Franco Lacato

Editorial: Círculo Rojo

ISBN: 9788410732865

Número de páginas

Año de edición 2024

Atrás