Nos encontramos a pocos días del inicio del año escolar 2022, el cual coincidió con la presencia de una cuarta ola de contagios producto de la pandemia provocada por el coronavirus COVID 19 que por tercer año consecutivo plantea diversas cuestionantes tales como: ¿qué modalidad de enseñanza debe ser utilizada en esta gestión; a distancia, semipresenciales o presenciales?

Ante la presente situación sanitaria, el gobierno nacional determinó que el inicio de las clases escolares será de manera virtual principalmente en las regiones urbanas, sin embargo, es importante que no se deje de lado el seguimiento y la evaluación continua de la efectividad de la enseñanza bajo este escenario, puesto que los niveles de educación inicial, primario y secundario, fueron afectados drásticamente en 2020 año donde sorpresivamente, el gobierno transitorio optó por el cierre del año escolar a finales del mes de julio, decisión que no fue para nada favorable para los niños y adolescentes porque no pudieron culminar el programa del nivel que estaban cursando y fueron promovidos automáticamente al siguiente y para el 2021 se desarrollaron las clases principalmente a distancia, que permitió concluir la gestión educativa, pese a los inconvenientes por los que atravesaron los hogares de cada estudiante.

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Bajo estas circunstancias y a medida que la curva de contagios de la cuarta ola vaya en descenso es preciso evaluar el retorno a las clases presenciales, lo cual podrían ser efectivizado con los esfuerzos que el Gobierno Central realiza en coordinación con las Gobernaciones Departamentales y Municipales, orientados a alcanzar el esquema total de vacunación de la población en edad escolar, ya que según la información reportada por el Ministerio de Salud y Deportes, la inmunización de este segmento de la población se encuentra por buen camino ya que hasta el momento 1.134.686 niños y adolescentes de 5 a 17 años recibieron la primera dosis representando el 37,4% de este grupo etario y 534.614 la segunda, que alcanza el 17,6%.

Si hablamos en términos financieros, dichos esfuerzos, que permiten continuar con la implementación de mecanismos para alcanzar la vacunación de la mayor cantidad de  estudiantes entre 5 a 17 años, se ve reflejado en el Presupuesto General del Estado, aprobado con Ley N° 1413 del 17 de diciembre de 2021, donde se priorizó la asignación de más de 23.700 millones de bolivianos para el Sector Salud, monto que contempla 3.011 millones de bolivianos para la contratación de personal, adquisición de vacunas, medicamentos e insumos, equipamiento de establecimientos de salud, entre otros, enfocados en la lucha contra la pandemia que nos golpeó desde el 2020.

Son importantes los esfuerzos que el gobierno nacional está realizando para la atención de la pandemia, a través de la asignación de mayor cantidad de recursos, pese a la difícil situación económica actual, sin embargo, es también necesario que la población, sobre todo aquella en edad escolar, acuda a los puntos a nivel nacional, para que puedan ser beneficiados con la vacunación, lo que contribuiría a implementar una modalidad de enseñanza en beneficio de la educación de nuestros niños y adolescentes en edad escolar.

Atrás