- www.bolpress.com - https://www.bolpress.com -

Tres pobres pilares: A 6 meses de la derrota, Evo se resigna al diálogo

“Tenemos una estrategia después de la sentencia de La Haya”, indicó el canciller Diego Pary ante el Congreso del país altiplánico. grafica: El presidente Evo Morales responde a una pregunta del Jefe de Informaciones de La Razón

Internacional [1] , Viernes 12 de abril de 2019 a las 07:49 horas https://www.puranoticia.cl/noticias/internacional/bolivia-revelo-los-tres-pilares-de-su-estrategia-para-afrontar-la/2019-04-12/074922.html [2]

 

A seis meses del veredicto de La Haya sobre el caso de obligación de Chile a negociar con Bolivia una salida al mar, el canciller del vecino país, Diego Pary, ratificó los tres pilares de la estrategia para afrontar la etapa post La Haya con el fin de conseguir un acceso al mar, entre ellos la insistencia del pedido de diálogo a Chile.

El canciller Pary, en una interpelación en el Congreso, señaló que “tenemos una estrategia después de la sentencia de La Haya”, luego que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) determinara que nuestro país no tiene la obligación de negociar con La Paz una salida soberana al Pacífico.

“Vamos a continuar con el tema del diálogo, vamos a continuar con las gestiones diplomáticas correspondientes porque somos un país de diálogo, de paz y en ese marco queremos seguir trabajando”, sostuvo el canciller, en una conferencia de prensa en la que además aclaró que las conversaciones no pueden dejar de lado el tema del mar.

Anticipó que “seguiremos pidiendo a Chile que establezcamos las reuniones y el diálogo en la línea establecida por la corte de La Haya”, que la Casa Grande del Pueblo (sede del Gobierno de Evo Morales) ha tomado como una invocación.

Cabe recordar que el documento contempla un apartado que precisa que el fallo no impide que las partes sigan conversando para resolver el centenario diferendo.

Pary reafirmó la posición de Estado de que cualquier proceso de conversación debe contemplar la resolución de la demanda marítima, sin descartar el tratamiento de otros temas de interés mutuo, un extremo que no tiene buena recepción en Santiago.

El segundo punto de la estrategia boliviana tiene que ver con la incursión de Bolivia en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar) y sus diferentes grupos de trabajo, entre ellos la reunión de los Países Sin Litoral.

Por último, la Casa Grande del Pueblo apunta a “diversificar” las conexiones con el océano Atlántico y el Pacífico. A partir de esa premisa, se “fortalecerá” el Puerto Busch, emplazado en la cabecera del Hidrovía Paraguay-Paraná, para “diversificar la economía boliviana y para fortalecer las importaciones y exportaciones bolivianas” por el Atlántico.

Los ejes de la estrategia boliviana ya habían sido anticipadas por el presidente Evo Morales el 23 de marzo, en ocasión de la conmemoración del Día del Mar.

Evo dice que irá a la ONU por mar y Pary revela montos de la demanda

Los opositores cuestionaron el acto de interpelación y recordaron que ellos presentaron antes su pliego, pero inexplicablemente apareció primero el del MAS

Diego Pary compareció ante el pleno de la Asamblea Legislativa para informar sobre la demanda marítima. Foto: APG Noticias

 

  1. Chuquimia / M. Tedesqui EL DEBER

El presidente Evo Morales adelantó que buscan llegar hasta las Naciones Unidas para que escuchen el reclamo por la reivindicación marítima, aunque no mencionó plazos en esa acción. Mientras el mandatario decía esto en la Casa Grande del Pueblo, en el hemiciclo de la Asamblea Legislativa, el canciller Diego Pary acudía a una interpelación preparada por el propio partido de Gobierno, en la que informó los detalles de la demanda marítima. El jefe de las relaciones internacionales reveló montos y nombres de este proceso que culminó en octubre del año pasado con una derrota en tribunales internacionales.

“Pedí al jefe jurídico, a Diremar que se prepare un buen documento ante las Naciones Unidas. Analizamos una intervención en esa instancia. El día que afectemos económicamente a Chile, ellos recién nos buscarán para resolver el tema del mar y el pueblo tiene que saber esto”, dijo el jefe de Estado cuando fue consultado sobre si el Gobierno insistirá en otros escenarios para negociar con el país trasandino.

Morales rescató tres puntos del fallo de la Corte Internacional de Justicia: que los jueces reconocieron que Bolivia nació con más de 400 kilómetros de costa, que existe un tema pendiente con Chile y finalmente invita a seguir negociando.

Aunque este último punto parece muy lejano, pues ayer se conoció que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ni siquiera tomó en cuenta la sugerencia de los diputados chilenos de retomar el diálogo con Bolivia. Según los informes que llegaron desde el vecino país, Piñera se reunió con el Consejo Chileno para las Relaciones Internacionales, que lo convocó para abordar la política exterior de su Gobierno y ni siquiera tocó la temática boliviana o el pedido legislativo.

Morales reiteró también que las condiciones para los transportistas y empresarios en los puertos de Chile empezaron a cambiar desde que perfilaron el comercio por el puerto peruano de Ilo y a través de la hidrovía Paraguay-Paraná.

El informe

Por su parte, el canciller Diego Pary reveló que fueron un poco más de medio centenar de personas quienes participaron de todo el trabajo de la demanda marítima, entre autoridades nacionales, exmandatarios, excancilleres y abogados asesores.

Asimismo, presentó la cifra final de gastos de la demanda y según sus datos, la misma alcanzó a Bs 99.977.775, distribuidos en varios ítems. Dejó en claro también que ninguno de los expresidentes o excancilleres recibieron un salario, sino que se pagó viáticos, pasajes y trabajo de logística en su personal de apoyo.

Así, ‘desmenuzó’ que en salarios al personal, el gasto fue de Bs 35 millones; la asesoría internacional, más de Bs 33 millones; la publicidad y comunicación, Bs 8 millones; pasajes y viáticos del personal, Bs 4 millones; alquileres, Bs 3,5 millones; asesoría nacional y traducción, Bs 2 millones; vocería de Carlos Mesa, Bs 2,8 millones; el equipamiento, Bs 2,8 millones; servicios básicos, Bs 1,6 millones; útiles de oficina, Bs 1 millón; vocerías de los expresidentes Jorge Quiroga y Jaime Paz Zamora, Bs 710.000; los consejeros de expresidentes y de excancilleres, alrededor de Bs 500.000; gastos de procesos en la Corte Internacional de Justicia, Bs 412.000; seguridad policial, Bs 336.000 y, finalmente, comisiones bancarias, Bs 327.000. Todo eso suma Bs 99.977.775, o su equivalente en dólares, 14.364.621. El canciller recordó que para las reuniones en La Paz se pagó pasajes de exautoridades.

 

Evo Morales: Cuando Chile se vea afectado económicamente negociará el mar

El Presidente saluda la resolución de la Cámara de Diputados de Chile que pide a Sebastián Piñera la reanudación del diálogo con Bolivia, y apunta a una agenda abierta. Además, afirma que los primeros pasos de la nueva política portuaria han permitido un mejor trato a los transportistas, importadores y exportadores bolivianos en puertos del vecino país.

 

08:46 / 12 de abril de 2019

Piso 23 de la Casa Grande del Pueblo. El presidente Evo Morales Ayma se muestra relajado al ingresar a la sala de reuniones. Saluda con una sonrisa y un apretón de manos. Y se confiesa ante su ministro de Comunicación, Manuel Canelas: su reciente viaje por Emiratos Árabes Unidos y Turquía lo han afectado un poco por el cambio de horarios y la gastronomía.

Son las 10.25 y fue hace poco que promulgó la Ley 1161 de Libertad Religiosa, Organizaciones Religiosas y de Creencias Espirituales. Le informan sobre el método de la inédita entrevista —a “tres voces”, con rondas limitadas de preguntas—, ya que será realizada por periodistas de La Razón, El Deber y Cambio. Y el diálogo con Chile es uno de los temas clave.

“Saludo a la Cámara de Diputados de Chile, (por su solicitud para que se) inicie el diálogo, tal como hemos pedido, muchas gracias. Se ve que ahí no estamos solos. Se busca una agenda abierta porque somos países vecinos, las autoridades pasamos y no podemos dejar temas pendientes a futuras generaciones. Es nuestra obligación negociar, dialogar sobre distintos temas pendientes y, sobre todo, avanzar en el comercio”.

Hasta ese momento, el Mandatario no se había pronunciado sobre la resolución 364 de los diputados chilenos, del martes, que pide al presidente Sebastián Piñera retomar el diálogo político con  Bolivia, con miras al restablecimiento de relaciones, comenzando ello con la reposición de su embajada en territorio boliviano.

Morales lo valora. Es que para él, el último párrafo de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la demanda marítima lo “dice todo”, ya que aclara que el veredicto no debe ser tomado como un impedimento para que los dos Estados reanuden conversaciones para tratar la reivindicación para una salida al Pacífico. “Lo dice todo cuando señala que no se ha resuelto el enclaustramiento, ni con tratados internacionales ni arbitrajes o negociaciones; pero sí, no podemos obligar, ese era nuestro pedido, que la Corte obligue a Chile a cumplir sus compromisos”.

Más aún, el Presidente asegura que no se perdió en la CIJ, ya que el marcador fue de “tres a uno” para Bolivia. Y despliega su explicación: si bien la Corte falló de que Chile no tiene obligación de negociar un acceso soberano al mar, reconoció que Bolivia nació con 400 kilómetros sobre las costas del océano Pacífico —“Ahora todo el mundo lo sabe. Eso es bastante”—; que ningún tratado ni diálogo bilateral solucionó el enclaustramiento boliviano y, aparte, invocó a que se siga negociando sobre este tema.

“Lo negativo en La Haya fue que no se puede obligar a Chile a negociar. Creo que hubo mucho temor en el tribunal, porque si decía que había obligación, podía abrirse conflicto por tantos temas (similares). Eso me imagino. Al final fue tres contra uno”, a favor de Bolivia, remarca, con tono seguro.

Luego habla sobre la estrategia que seguirá Bolivia para que Chile ceda al diálogo con miras a resolver la demanda marítima boliviana y concluye que cuando el país vecino sienta la afectación económica de esta estrategia “recién nos van a buscar para resolver el tema del mar”.Encuentre la entrevista completa en la edición impresa de La Razón

(12/04/2019)