(Cambio- Bolpress).- El presidente Evo Morales denunció ayer que la derecha utiliza la mentira cuando lo acusa de asesinato, en relación con la muerte del universitario Jonathan Quispe Vila, como nueva forma de golpe para sacarlo del Gobierno.

“La derecha golpista y fracasada utiliza nuevamente la mentira para atacarnos. El 2002, para expulsarnos del Congreso, me acusaron, sin pruebas, de ‘asesino’, ahora de nuevo sin pruebas, dicen: ‘Romero asesino Evo asesino’ porque quieren sacarnos del Gobierno. Que juzgue el pueblo”, escribió en su cuenta @evoespueblo.

El estudiante de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) perdió la vida el jueves durante la protesta estudiantil en el peaje de la autopista La Paz-El Alto.

El informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), es decir la autopsia de ley efectuada en presencia de representantes de la UPEA y familiares de Quispe, estableció que el joven murió por un shock hemorrágico que le causó una laceración cardiopulmonar, traumatismo torácico abierto por un objeto perforante, en este caso una canica de vidrio. De acuerdo a reportes del Gobierno, la bola de vidrio fue disparada por manifestantes no identificados aún.

El Jefe de Estado también se refirió al tema en ocasión de entregar la unidad educativa Marcelo Quiroga Santa Cruz, en Shinahota, Cochabamba.

“Seguramente ahora acusado de asesino quieren sacarnos del Gobierno, se repite la historia, no es ningún invento”, afirmó.

Morales hizo énfasis en que el imperio ahora tiene otra forma de golpe: “como sea buscar muertos, acusarnos y con eso movilizar a la gente”.

“¿Qué dijeron cuando había problemas en Pando, Cobija, durante el proceso constituyente?, hay venezolanos muertos, hay cubanos muertos. ¿Dónde están los venezolanos y los cubanos muertos? Quiénes los mataron. Yo le dije a la derecha en ese momento: Pongo avioneta, vamos a Venezuela o Cuba a ver dónde están las viudas, los huérfanos; nunca más hablaron”, relató.

Sostuvo que ahora hay cierto temor en explorar en los límites de provincias o departamentos para encontrar hidrocarburos.

“Todo es pelea; el gas, en vez de que sea una bendición, ahora es una maldición que enfrenta a dos departamentos; se movilizan y dicen dos muertos, seguramente con ese engaño querían movilizar más gente”, afirmó.

El analista político Idón Chivi, luego de lamentar lo ocurrido con el universitario alteño, acusó ayer a Samuel Doria Medina de estar tras este cúmulo de acusaciones, que lo único que buscan es desorientar a la población.

Romero asegura que se demostrará ‘científicamente’ quiénes causaron la muerte del estudiante de la UPEA

(La Razón).- Ante la desconfianza y susceptibilidad que generó el examen forense que estableció que el estudiante de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) Jonathan Quispe Vila murió a consecuencia del impacto de una canica de vidrio, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que se demostrará “científicamente” quiénes causaron ese deceso.

La hipótesis que tiene el Gobierno es que el impacto de canica de vidrio que segó la vida del joven vino desde la pasarela que se encuentra cerca de un exsurtidor y la Cruz Papal, es decir, desde el mismo lugar donde se encontraba la multitud de manifestantes el 24 de mayo.

“Científicamente vamos a demostrar quiénes han provocado esta muerte”, aseguró Romero durante una entrevista al Programa El Pueblo Es Noticia que se emite por Bolivia Tv.

Dijo que las pruebas serán para demostrar a quienes lo responsabilizan a él y los jefes policiales de El Alto de la muerte del joven que están mintiendo. Puso como ejemplo a actores políticos que se han reunido con autoridades de la UPEA.

Informó que hay retratos hablados de los posibles sospechosos, declaraciones testificales e informes de laboratorio, además de pruebas documentales, entre otros, que darán luces en la investigación y ayudarán a esclarecer la muerte del joven.

El informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) estableció que el joven murió por un shock hemorrágico que le causó una laceración cardiopulmonar, traumatismo torácico abierto por un objeto perforante, en este caso una canica, recordó Romero.

Reiteró que a través de una autopsia se pudo extraer del pulmón de Quispe la canica que le ocasionó la muerte. Según Romero, el acto procesal se desarrolló “a la vista” de la secretaria General de la UPEA, Virginia Vargas Moreira, y otros representantes de esa casa de estudios superiores y familiares.

En la víspera, fue enterrado Quispe en el cementerio de la zona de Villa Ingenio en El Alto, en medio de pedidos de justicia de los familiares y amigos.

“No hay discusión acerca del factor que ha provocado la muerte y cuál es la causa de la muerte”, insistió y acusó a la abogada de la familia de la víctima, Paola Barriga, de sembrar mentiras sobre el objeto que segó la vida el estudiante y pidió que se retracte.