El presidente Morales pidió más de dos meses, hasta el 1 de mayo, para tener resultados. Gran cantidad de maestros en edad de jubilación no quieren jubilarse por las rentas bajas que percibirán. (Foto Erbol- Maestros avanzano desde El Alto a La ciudad de La Paz)

 

Miles de maestros que llegaron este lunes a la Paz atravesando el altiplano reclaman al gobierno de Evo Morales, en la misma sede de los poderes políticos, mejores condiciones laborales para el sector, además de la institucionalización de cuestionada la Caja Nacional de Salud (CNS).

Unos 1.800 maestros de diferentes regiones del país son parte de la movilización, redoblada por los profesores urbanos paceños con la que exigen mejorar salarios, una jubilación con el 100 % de los aportes y la reposición de bonos por el trabajo en frontera y zonas alejadas, dijo el dirigente José Luis Álvarez.

La Central Obrera Boliviana (COB), que ha iniciado unas mesas de trabajo con cuatro ministerios para analizar el aumento salarial y similares demandas, espera un aumento con base en  el costo de la canasta de productos básicos, que asciende a Bs 8.300.

Pero el  Gobierno ratificó que el incremento salarial será por encima de la tasa de inflación, de 4% en 2016.

“INCAPAZ”

“Estamos en las calles ratificando que el Gobierno de Evo Morales ha sido incapaz de resolver las necesidades más sentidas de los maestros y trabajadores en su conjunto, por eso fue esta marcha denominada ׳Calidad Educativa, Calidad de Vida׳”, explicó Álvarez

Los maestros atravesaron en los últimos días casi 200 kilómetros entre Caracollo y La Paz, para rechazar la actual ley de educación debido a que “destruye la calidad educativa y nos obliga a planificar, en base a costumbres y tradiciones, aspectos que no son tomados en cuenta en la universidad y en los estudios superiores”.

El dirigente de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia, Wilfredo Siñani, sostuvo la implementación de la vigente Ley ha provocado un bajón en la calidad de la educación de los niños y jóvenes bolivianos.

“Cuando los alumnos van a las universidades públicas no aprueban, y  en las olimpiadas especiales, los que se llevan medallas son las privadas”, dijo.

Los marchistas piden una renta de jubilación con el 100% del salario que aportan los maestros y todos los trabajadores activos. Sus dirigentes explicaron que hay una gran cantidad de maestros en edad de jubilación que no quieren jubilarse por las rentas bajas que recibirán.

GOBIERNO FUSTIGA A “TROSKOS”

El presidente Evo Morales calificó las protestas como “una marcha de troskos”. Álvarez replicó que “es un honor” que el mandatario les llame trotskistas porque es una corriente política que no se ha vendido a ningún gobierno y son “la reserva moral del pueblo

La agencia oficialista ABI reportó que, según el ministro de Educación, Roberto Aguilar, los dirigentes del magisterio amenazan a las bases con suspenderles préstamos y pulpería si no se suman a la marcha

El ministro consideró que el magisterio se “adhiera” a las mesas de negociación instaladas con la COB, para encontrar soluciones.

Las declaraciones de Aguilar no parecían conciliar con otras declaraciones oficiales según las cuales el mandatario pidió a los ministros que se sentarán en mesas técnicas con representantes de la (COB), a partir de esta semana, el “mejor esfuerzo” para lograr acuerdos y respuestas a las demandas de los trabajadores.

“Se ha establecido que se debe hacer el mejor esfuerzo para tener resultados para el 1 de mayo (Día del Trabajador). El Presidente ha expresado esa voluntad y la necesidad de que se logren los acuerdos en este plazo”, dijo el ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa.

El Gobierno y la COB acordaron el miércoles 15  conformar cuatro mesas técnicas para debatir asuntos económicos, productivos, sociales y legales.

Hinojosa explicó que los puntos en los que no logren ponerse de acuerdo las autoridades y dirigentes cobistas serán discutidos con el Jefe de Estado.

Respecto a la negociación sobre el incremento de sueldos para este año, el Ministro expresó su confianza en que ambas partes establecerán un “aumento salarial razonable” tomando en cuenta la estabilidad económica del país y las empresas, la inversión productiva y generación de nuevas fuentes de trabajo.