Vinculados a Sacha Llorenti, el expulsado ex dirigente de la APDHB y a la diputada masista Sonia Brito participaron del avasallamiento a la Asamblea, dijeron testigos. Dos exdefensores del Pueblo, intelectuales y la UMSA piden se proteja la independencia de la Asamblea (Foto ANF-Carvajal en primer plano y Cárdenas, de pie, ante un grupo de evaluación)

Dirigentes sindicales afines al gobierno conminaron a la Asamblea Permanente de Derechos Humanos a entregar predios y mobiliarios de esa institución, tras un supuesto “congreso” desarrollado el lunes por personas que irrumpieron en el lugar dirigidos por el minero Orlando Gutiérrez, cuestionadas a su vez por la presidenta de la APDHB, Amparo Carvajal y Remberto Cárdenas, presidente de la APDH-La Paz,  que denunciaron la toma por militantes progubernamentales y funcionarios públicos.

Carvajal, que acusó a dirigentes sindicales seguidores del gobierno de ocupar la sede de la entidad para impulsar su división, es una reconocida luchadora por los derechos humanos en Bolivia, donde vive 45 de sus 78 años luego de haber migrado desde España en la década de los 70.

Amparo Carvajal – http://www.efe.com/efe/espana/sociedad/reconocida-activista-espanola-en-bolivia-denuncia-amenazas-de-sindicalistas/10004-3171372

 

“Es un grupo de gente que apareció de la noche a la mañana, es gente del Conalcam (Coordinadora Nacional por el Cambio) que tiene el único propósito de allanar el camino para la reelección de Evo Morales, quieren que nadie se oponga a una nueva reelección”, dijo el vocero de la Asamblea, Sandro Fernández.

Testigos del hecho señalaron que entre los participantes de la toma el lunes que duró unas cinco horas estaban personas afines a la diputada del MAS Sonia Brito y al expulsado expresidente de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia, Sacha Llorenti, uno de los más altos colaboradores del presidente Evo Morales y actual embajador en Naciones Unidas.

Esos mismos actores de la toma que denunciamos, antes abandonaron una oficina que ocupaban en la Casa de los Derechos Humanos, luego de utilizarla como casa de campaña en favor de los gobernantes actuales”, señaló un comunicado de la Asamblea tras el intento.

A DEFENDER INDEPENDENCIA DE LA ASAMBLEA

La presidenta de la APDHB convocó a la población a hacer una vigilia para defender la institución de los intentos de ocupación, mientras líderes civiles, consultados por  Página Siete, exhortaron  defender la independencia de la APDHB.

 

El exdefensor Rolando Villena dijo que si esta instancia pierde esa cualidad, dejará de existir una voz que defienda los derechos políticos y civiles de la ciudadanía.

“Estamos ante una situación de indefensión de la sociedad  porque (si la APDHB pierde su independencia) no habría una voz que verdaderamente reivindique un derecho vulnerado, sea un derecho político, civil o colectivo”, expresó Rolando Villena, exdefensor del Pueblo.

El escritor Alfonso Gumucio cuestionó a los actuales gobernantes por el atropello. “Ellos se beneficiaron de una democracia conquistada por gente como Amparo Carvajal”, expresó.

La UMSA, la mayor universidad boliviana, advirtió una “clara intención política” de “neutralizar la labor de defensa de los derechos humanos” y dio todo su respaldo moral y material a los legítimos miembros de la APDHB, bajo la presidencia de la hermana Amparo Carvajal”.

Rielma Mencias, exdefensora del Pueblo, dijo que “cualquier acción de hecho no corresponde”,  más aún tratándose de una institución que trabaja con la temática de los derechos humanos y que tiene una destacada historia y trascendencia en Bolivia.

La APDHB presentará denuncia formal ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) en contra del Gobierno y las organizaciones afines al oficialismo

Carvajal dijo que se evaluó  que la toma de los mineros fue planificada con anticipación en el propósito de eliminar la independencia de esa institución.

RECUENTO

Una vez más volvieron los problemas por el control de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, recordó la cadena Erbol luego de que fuera  acosada la directiva actual, que a su vez denunció que afines al MAS y el Gobierno pretenden de nuevo tomar esta entidad.

La presidenta de la APDH nacional, Amparo Carvajal, realizaba el lunes una conferencia de prensa para apoyar a indígenas tacanas. Al terminar, un grupo liderado por Orlando Gutiérrez, ejecutivo de los mineros a nivel Bolivia, expresó de manera vehemente sus reclamos.

Gutiérrez aseveró que los mineros asalariados están molestos debido a que el año pasado se realizó un congreso sin su participación, lo cual es considerado una “falta de respeto” debido que son fundadores de la APDH.

La directiva de la APDH, por su parte, denunció mediante un comunicado que integrantes de la Conalcam y funcionarios públicos tomaron sus oficinas. “Estamos seguros que estas personas tienen apoyo del MAS y sobre todo de los gobernantes”, dice el documento.

El dirigente minero aseguró que no representa al MAS y su reclamo no es político. Asimismo, pidió que se haga un nuevo congreso con sectores sociales, como los campesinos, para consolidar una directiva de la APDH.

En 2014, la Asamblea de Derechos Humanos también estuvo envuelta en una pugna de similares características. Entonces, en la APDH de La Paz se establecieron dos directivas paralelas que ocuparon físicamente diferentes oficinas de esta entidad en la avenida 6 de Agosto.

Tres años después, la APDH denunció que los protagonistas de la toma de este lunes son los mismos que antes usaron estas oficinas como “casa de campaña a favor de los gobernantes actuales”.