Viernes 28 de noviembre del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Sociedad
Actualizado el 2013-01-02 a horas: 02:31:33

El Papa critica al “capitalismo financiero no controlado” y a la nueva religión del “consumismo”

Benedicto XVI: Hoy se ve al hombre como “parte de un engranaje productivo y financiero”

Redacción Bolpress

Ciudad del Vaticano.- En la mentalidad egoísta e individualista del “capitalismo financiero no controlado”, “el hombre de hoy es considerado en clave predominantemente biológica o como ‘capital humano’, ‘recurso’ parte de un engranaje productivo y financiero que lo supera”, deploró el Papa Benedicto XVI.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

En su homilía tradicional por el Nuevo Año, ofrecida este 1 de enero de 2013 en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, Joseph Retzinger condenó las desigualdades entre ricos y pobres que generan focos de tensiones y confrontación, consecuencias de lo que calificó como “capitalismo financiero no regulado”.

El pasado 2 de diciembre, en la Plenaria del Pontificio Consejo Justicia y Paz, Benedicto XVI afirmó que “el hombre de hoy es considerado en clave predominantemente biológica o como ‘capital humano’, ‘recurso’, parte de un engranaje productivo y financiero que lo supera…”.

Según el Sumo Pontífice, “si por un lado se sigue proclamando la dignidad de la persona, por otro lado nuevas ideologías -como la hedonista y egoísta de los derechos sexuales y reproductivos o la de un capitalismo financiero sin límites, que prevalece sobre la política y deconstruye la economía real- ayudan a considerar al empleado y su trabajo como bienes ‘menores’ y a socavar los fundamentos naturales de la sociedad, especialmente la familia”.

“Para el cristianismo, el trabajo es un bien fundamental del hombre, en vista de su personalización, su socialización, la formación de una familia, la contribución al bien común y a la paz. Por este motivo, el objetivo del acceso al trabajo para todos es siempre una prioridad, incluso en tiempos de recesión económica”, sentenció Benedicto XVI.

En realidad, el ser humano es constitutivamente trascendente respecto a los demás seres y bienes terrenales, y goza de una verdadera primacía que lo hace responsable de sí mismo y de la creación, enfatizó el Papa, antes de criticar al consumismo que se ha convertido en una nueva religión al sustituir el culto de los símbolos católicos por la adoración de los objetos de la sociedad de consumo.

La misión política del cristiano

“No hay que imaginarse un súper poder, concentrado en manos de unos pocos, que domina sobre todos los pueblos, explotando a los más débiles, sino que toda autoridad debe entenderse, en primer lugar, como fuerza moral, facultad para influir según la razón, es decir, como una autoridad participada, limitada por competencias y por el derecho”, aseguró el Papa en un reciente artículo publicado en el diario Financial Times. (1)

El Papa recalcó que “la Iglesia no tiene la misión de sugerir, desde lo político y lo jurídico, la configuración de un tal ordenamiento internacional, sino que ofrece a los que tienen esta responsabilidad aquellos principios de reflexión, criterios de juicio y orientaciones prácticas que pueden garantizar el marco antropológico y ético en torno al bien común”.

Recordó que Jesucristo, nacido en un rincón oscuro y distante del imperio romano, resume y da cumplimiento a estos preceptos con un mandamiento nuevo: “Como yo los he amado, ámense también unos a otros”; y aquí está el secreto de toda vida social plenamente humana y pacífica, así como de la renovación de la política y de las instituciones nacionales y mundiales.

En criterio de Benedicto XVI, el nacimiento de Cristo nos reta a replantearnos nuestras prioridades, nuestros valores, nuestra forma de vida. La Navidad puede ser el momento en que aprendamos a leer el Evangelio, y al mismo tiempo una ocasión de reflexión profunda, incluso de examen de conciencia: “Al final de un año, que ha significado privaciones económicas para muchos: ¿Qué podemos aprender de la humildad, de la pobreza, de la sencillez del pesebre?”.

Los cristianos no tendrían que huir del mundo; por el contrario, deben comprometerse en él –instó el Papa–, pero su participación en la política y en la economía tendría que trascender cualquier forma de ideología: “Cuando los cristianos se niegan a inclinarse ante los falsos dioses propuestos en nuestros tiempos no es porque tengan una visión anticuada del mundo. Por el contrario, es porque están libres de las ataduras de la ideología y animados por una visión tan noble del destino humano, que no pueden comprometerse con nada que la pueda socavar”.

La caridad y la justicia se complementan

Benedicto XVI enfatizó que los cristianos encuentran en el Evangelio inspiración para la vida cotidiana y para su participación en los asuntos del mundo, “sea en el Parlamento que en la Bolsa”: Los cristianos luchan contra la pobreza porque reconocen la dignidad suprema de cada ser humano, creado a imagen de Dios y destinado a la vida eterna. Los cristianos trabajan para una distribución equitativa de los recursos de la tierra, porque están convencidos de que, como administradores de la creación de Dios, tenemos el deber de cuidar de los más débiles y vulnerables.

Al introducir la oración mariana del ángelus del Tercer Domingo de Adviento, el Papa dijo que la caridad impulsa a estar atento al otro, sin justificaciones para defender los propios intereses, y aseguró que la justicia y la caridad “no se oponen, sino que ambas son necesarias y se completan recíprocamente”.

“La justicia pide que se supere el desequilibrio entre quien tiene lo superfluo y a quien le falta lo necesario; la caridad impulsa a estar atento al otro y a salir al encuentro de su necesidad, en lugar de encontrar justificaciones para defender los propios intereses… Dios nos juzgará según nuestras obras, en los comportamientos, donde es necesario demostrar que se sigue su voluntad”, explicó Benedicto XVI, parafraseando a Juan el Bautista. (2)

Los cristianos se oponen a la codicia y la explotación porque están convencidos de que la generosidad y el amor desinteresado, enseñados y vividos por Jesús de Nazaret, son el camino que conduce a la plenitud de la vida. De ahí que la fe cristiana en el destino trascendente de cada ser humano implica la urgencia de la tarea de promover la paz y la justicia para todos, en colaboración amplia y fructífera entre los cristianos y los otros.

Benedicto XVI insistió en que “de una nueva evangelización de lo social puede derivar un nuevo humanismo y un compromiso renovado cultural y proyectual… La nueva evangelización ayuda a destronar los ídolos modernos, a reemplazar el individualismo, el consumismo materialista y la tecnocracia con la cultura de la fraternidad y la gratuidad, del amor solidario”.

Citando a su encíclica “Deus caritas est”, el Papa señaló que “el amor siempre será necesario, incluso en la sociedad más justa”, porque “siempre se darán también situaciones de necesidad material en las que es indispensable una ayuda que muestre un amor concreto al prójimo”.

Notas:

1. “Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” fue la respuesta de Jesús cuando le preguntaron qué pensaba sobre el pago de los impuestos. Obviamente, querían tenderle una trampa y obligarle a tomar partido en el encendido debate político sobre la dominación romana en la tierra de Israel. Y sin embargo, había aún más en juego: si Jesús era realmente el Mesías esperado, entonces, de seguro, se opondría a los gobernantes romanos. Por lo tanto, la pregunta estaba calculada para desenmascararle, o como una amenaza para el régimen o como un impostor. Pero la respuesta de Jesús lleva hábilmente la cuestión a un nivel superior, poniendo en guardia, sutilmente, sea de la politización de la religión como de la divinización del poder temporal y de la búsqueda incansable de la riqueza, recordó Benedicto XVI en su artículo titulado “Tiempo de compromiso para los cristianos en el mundo”. El artículo fue solicitado por la redacción del Financial Times, aprovechando la publicación del último libro del Papa sobre la infancia de Jesús. “No obstante fuera una petición insólita, el Santo Padre la aceptó de buen grado”, informó la Santa Sede.

2. Juan el Bautista dice: “El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer, que haga lo mismo”. Refiriéndose a los recaudadores de impuestos, despreciados por el pueblo porque a menudo aprovechaban su posición para robar, Juan comenta: “En nombre de Dios, no pide gestos excepcionales sino, ante todo, el cumplimiento honrado de su propio deber. El primer paso hacia la vida eterna es siempre la observancia de los mandamientos; en este caso el séptimo: ‘No robar’”. A los soldados Juan les dice: “No hagan extorsión a nadie (...), y conténtense con su salario”. Subraya el Papa que también aquí la conversión comienza con la honradez y el respeto de los demás, una indicación que vale para todos, especialmente para quien tiene mayores responsabilidades.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



7 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 8

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Bolivia basa su demanda en las promesas formales de Chile que le ofreció a nuestro país un acceso soberano al mar

Carlos Mesa Gisbert

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014