Jueves 24 de julio del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2012-12-30 a horas: 12:30:49

Iglesia Católica y APDHB:

La mayoría de las comunidades visitadas se opone al camino por medio del TIPNIS

Remberto Cárdenas Morales *

El proceso de “consulta” del gobierno no se ha ajustado a los estándares nacionales e internacionales porque fue precedido y acompañado por regalos, prebendas y promesas que condicionaron los criterios de “libre” y “buena fe”; no se han respetado las normas y procedimientos propios de las comunidades; la consulta giró en torno a la disyuntiva “intangibilidad o desarrollo”, y tampoco se cumplió la condición de “Informada”. Esas son las conclusiones de la comisión interinstitucional, de la Iglesia Católica y de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) que visitó, durante 15 días, 35 comunidades del TIPNIS.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

—El proceso de “consulta” del Gobierno no se ha ajustado a los estándares de consulta previa, conforme lo establecen las normas nacionales e internacionales.

—La consulta del Gobierno fue precedida y acompañada por regalos, prebendas y promesas de desarrollo y servicios que condicionaron los criterios de “libre” y “buena fe”.

—No se han respetado las normas y procedimientos propios de las comunidades y pueblos indígenas del TIPNIS.

—La consulta giró en torno a la disyuntiva “intangibilidad o desarrollo”, presentando la intangibilidad como la imposibilidad de utilizar cualquier recurso natural del TIPNIS para la subsistencia de las familias indígenas.

—Tampoco se cumplió la condición de “Informada”, porque no se les presentó estudios sobre los impactos ambientales, sociales, económicos y culturales de la construcción de una carretera por medio del TIPNIS.

—La mayoría de las comunidades visitadas rechazan la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, por medio del TIPNIS, a la que históricamente se opusieron desde los años 90 y como lo manifestaron en la VIII y IX Marcha Indígena.

Esas son las conclusiones de la comisión interinstitucional, de la Iglesia Católica y de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) que visitó, durante 15 días, 35 comunidades del TIPNIS, luego de lo que entregaron un informe del que ofrecemos el texto precedente.

Los gobernantes, básicamente, sostienen lo contrario de lo dicho por esa Comisión. Además, el Presidente del país acaba de afirmar que ese informe es una “provocación” contra el gobierno, y el Ministro de Obras Públicas pidió copia de ese informe, que le entreguen pruebas que avalen lo afirmado por la Iglesia Católica y la APDHB, así como con una ironía destemplada señaló que los delegados de estas dos instituciones hicieron el recorrido en naves espaciales, aunque en este último caso olvida, ese funcionario público, que a las 35 comunidades del TIPNIS visitaron cinco subcomisiones, las que realizaron su labor de veeduría con apoyo de expertos y de los comunarios.

En cambio, los gobernantes y/o sus emisarios sobre todo encontraron resistencia de los verdaderos pobladores de la reserva natural y territorio indígena. El lugar en el que los gobernantes y/o sus apoderados fueron bien recibidos fue en el Polígono 7, esas aproximadamente 200 mil hectáreas que pertenecieron al TIPNIS y que en los últimos 20 años han sido ocupadas por cocaleros y por indígenas que han renunciado a la propiedad colectiva sobre la tierra, vale decir, al territorio, y se han convertido en propietarios individuales.

Una diferencia material, que define los intereses que se defienden en la región, está en que los pueblos indígenas del TIPNIS (mojeño-trinitarios, yuracarés y chimanes) continúan como propietarios colectivos del territorio, en tanto que los del Polígono 7 ó Conisur, son predominantemente propietarios individuales, excepto los que viven en la comunidad de Santísima Trinidad en la que se mantiene la propiedad colectiva sobre el territorio, pero rodeada por colonizadores-cocaleros.

Al revés de lo que sostienen funcionarios del gobierno, la consulta sobre la que opina la comisión interinstitucional citada, es un ejemplo de no consulta o, lo que es lo mismo, de una consulta inconstitucional: de mala fe, desinformada y posterior.

Sin embargo, no falta gente bien intencionada que se pregunta quiénes dicen la verdad: los gobernantes o la Iglesia Católica y la APDHB (incluidos el Defensor del Pueblo, los indígenas, defensores del TIPNIS y otros). En este caso, como en tantos otros, es imposible que haya dos verdades, como afirman manipuladores consuetudinarios.

Son tantas las mentiras de los gobernantes sobre el TIPNIS que aunque algún momento digan una verdad, al menos, nos reservaremos el derecho de la duda por eso de que en la boca del mentiroso lo cierto se vuelve dudoso. Y eso no es todo, es sólo un referente. Respecto del TIPNIS lo que importa esclarecer es qué intereses defienden los gobernantes y cuáles son los intereses que defienden los indígenas.

Otra vez la constatación surge con claridad si se hace una lectura correcta de la realidad. Los gobernantes defienden los intereses, especialmente, de cocaleros que quieren más tierras en el TIPNIS para plantar más coca. Y los colonizadores (falsamente llamados interculturales) pretenden lo mismo, como lo han declarado cuando se desarrollaba la VIII marcha indígena: entonces dijeron que tenían derecho a que se les adjudique tierras en la reserva natural y territorio indígena; demandan más tierras en propiedad individual, es decir, un reparto burgués de ese medio de producción. El gobierno que también defiende intereses de empresarios criollos (ganaderos, madereros y comerciantes grandes), se juega por la construcción del camino por el corazón del TIPNIS; ahora, por una vía dizque ecológica, por encima de los árboles o por debajo de los ríos (túnel o subterránea). Los empresarios transnacionales, que operan en Brasil y Chile, serán los más beneficiados por el camino porque ellos sí tienen muchas mercancías exportables.

Los indígenas, por su parte, resumen su demanda cuando dicen que defienden su casa grande, es decir, frutos, pesca, caza, madera, recursos genéticos del TIPNIS; los que utilizan con la racionalidad de siglos. Y esa utilización de tales riquezas para nada quiere decir “intangibilidad”: no tocar las riquezas de la reserva natural y territorio indígena. Además, entre otras cosas, allí se planta cacao de muy buena calidad, se cría lagartos para aprovechar el cuero de esos saurios que se exportan y sólo una pequeña parte se vende en Bolivia, así como se desarrolla el turismo ecológico. Esa utilización de las riquezas del TIPNIS preserva el llamado corazón de éste que es “virgen”, como reconoció, quizá a regañadientes, el Ministro de Obras Públicas en una reunión con autoridades municipales que se realizó en Cochabamba la semana que concluye.

Ese Ministro, dijo también, que la falsa consulta les permitió a los gobernantes establecer que el TIPNIS está depredado, esto es, sin o con pocos árboles maderables y con poquísimos lagartos. No añadió que con el camino de la discordia sería amenazado el medio ambiente que debe ser “saludable, protegido y equilibrado”, como dispone la Constitución Política del Estado.

Gobernantes, además, con el propósito descalificador que persiguen, afirman que el informe que comentamos es “político”. Para nosotros, básicamente, se trata de una defensa legal y legítima de los derechos indígenas que son derechos humanos, pero si esa defensa tiene ribetes políticos estamos ante una buena política porque en este tiempo hace falta mayor politización e ideologización, incluso para criticar al actual gobierno, también desde la Iglesia Católica y la APDHB.

Asambleístas del MAS proponen modificar o derogar la Ley 180 que prohíbe la construcción de cualquier camino por medio del TIPNIS, conquistada por la VIII marcha. Esa acción legislativa oficialista, como el camino ecológico, podrán intentarlo. Pero tienen que estar avisados de que en tal caso habrá más resistencia indígena y apoyo citadino a esa causa.

Por ello los gobernantes se equivocan cuando baten palmas para festejar una aparente victoria. Incluso si la consulta fraudulenta sería una victoria a lo Pirro, esto quiere decir, que otra victoria como esa sería imposible. O lo que dijo el sociólogo portugués, que manda cartas a militantes de izquierda, si Evo se impone sobre los indígenas del TIPNIS, igualmente perderá, quizá más que la gente del pueblo.

El TIPNIS es una causa perdida para los inquilinos del Palacio Quemado. Las conclusiones de los religiosos católicos y de los defensores de los derechos humanos nos ayudan a entender la proyección de la lucha de esos pueblos.

* Periodista, editor del Semanario Aquí.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 - 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 8

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Juan Evo Morales Ayma no ganará las próximas elecciones, pero las comprará, (ya) las está comprando…

Semanario Aquí

Por quién votará en las elecciones de 2014

  • Evo Morales Ayma
  • Juan del Granado
  • Samuel Doria Medina
  • Rubén Costas
  • Nuevo Partido de la COB
  • Votaré blanco o nulo

Encuesta vigente desde el 01-07-2013

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014

OraculoUmaLuna