Lunes 22 de diciembre del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Latinoamérica
Actualizado el 2012-07-13 a horas: 01:53:30

Racismo, homofobia, xenofobia, machismo y conservadurismo a ultranza son lastres del tejido social chileno

Piñera promulga la ley antidiscriminación en Chile

Tania Peña *

Santiago de Chile, (PL).- El presidente chileno Sebastián Piñera promulgó la Ley Antidiscriminación, conocida como “Ley Zamudio”, en homenaje al joven Daniel Zamudio brutalmente asesinado en marzo de 2012 por su condición de homosexual. Más de 800 casos de discriminación y 17 asesinatoses el costo que ha pagado Chile para tener una ley que castigue la discriminación por motivos de raza o etnia, nacionalidad, situación socioeconómica, ideología, opinión política y creencia religiosa.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El proyecto de ley antidiscriminación inició su tramitación en 2005, impulsado por organizaciones sociales y grupos defensores de los derechos humanos, y desde entonces había permanecido empantanado en el poder legislativo por el veto de la ultraderecha chilena. En estos siete años ha habido 823 casos de discriminación, algunos brutales; y 17 asesinatos basados en la orientación sexual o en la identidad de género. Ese es el costo que ha pagado Chile para tener una ley antidiscriminación, subrayó el presidente de Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) Rolando Jiménez.

Racismo, homofobia, xenofobia, machismo y conservadurismo a ultranza son lastres del tejido social chileno que tendrá que encarar la ley antidiscriminación. Chile sólo dio el primer paso frente a un desafío mayúsculo, opinaron avezados analistas locales sobre el texto legal luego de que fue avalado por el Congreso, y cuyo trámite cobró celeridad tras el brutal asesinato de un joven por su condición homosexual.

Cuando el pasado 3 de marzo de 2012 un grupo de apariencia neonazi golpeó salvajemente y torturó durante horas al joven homosexual de 24 años Daniel Zamudio, la sociedad chilena quedó conmocionada y volvió la mirada hacia el engavetado tema.Antes de dejarlo abandonado en un parque de Santiago, los cuatro atacantes de Zamudio le marcaron incluso tres esvásticas en su cuerpo con el gollete de una botella. Zamudio quedó en estado de coma, con fracturas en el cráneo, en el tórax y en las extremidades. Tras semanas de agonía en un hospital, finalmente murió. El caso sacudió a la opinión pública y no dejó indiferente a ningún sector político.

Hay mucho racismo dando vuelta en Chile, aseguró la destacada representante mapuche Natividad Llanquileo. A los blancos, a los europeos, se les abren las puertas; a los negros, a los indígenas, a los bolivianos o peruanos no, se les niega. En entrevista publicada por el sitio Mapuexpress, la ex vocera de los presos políticos mapuche reflexionó sobre el cerco comunicacional que han impuesto los grandes medios de prensa al conflicto chileno-mapuche: “Hay desconocimiento y mucho racismo... quieren hacernos desaparecer... hasta eliminaron las horas de Historia en el colegio”, comentó la ahora estudiante de quinto año de Derecho en la Universidad Bolivariana de Chile.

Coincidió con ese punto de vista el coordinador del Movimiento por la Diversidad Sexual Gonzalo Cid, para quien la sociedad chilena es muy intolerante y hay una discriminación muy fuerte hacia los pueblos originarios, hacia los inmigrantes y hacia la diversidad sexual, y en forma menos violenta, pero también apreciable, hacia las mujeres y los discapacitados. Lamentablemente, dijo Cid, casos como el de Daniel Zamudio se repetirán.

La agresión y posterior muerte de Daniel Zamudio es un termómetro del Chile real, señaló en un comunicado la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, Monumento Nacional donde radicó el principal centro de torturas y muerte de la dictadura. En esta ocasión, la víctima fue un joven que asumía su homosexualidad. En otros ha sido la condición de ser emigrante peruano, mapuche, viejo, pobre, discapacitado. Ser distinto o distinta es peligroso en las calles de Chile, enfatizó la declaración.

La brutalidad del crimen trascendió las fronteras nacionales y tres días después de la muerte del joven, la ONU pidió al Congreso chileno la aprobación de una normativa que considerara como agravantes los actos motivados por cuestiones de orientación sexual e identidad de género, según los estándares internacionales. La exigencia de la ONU fue hecha en Ginebra por Rupert Colville, vocero de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, quien calificó la agresión a Zamudio de violento acto criminal. Dijo que lo ocurrido constituye un nuevo recordatorio sobre la gravedad y prevalencia de la violencia homofóbica en el mundo.

Al interior de Chile, el presidente Sebastián Piñera aseguró que el crimen no quedaría impune; es el compromiso del gobierno contra toda discriminación arbitraria y con un país más tolerante, afirmó. Paralelamente el Ejecutivo pidió suma urgencia para la aprobación del proyecto de ley. “Queremos una sociedad más tolerante y por eso es tan importante esta ley”, apuntó el mandatario.

La iniciativa quedó lista para convertirse en ley luego que el Senado le dio su visto bueno por 25 votos a favor, tres en contra y tres abstenciones, los seis últimos de parlamentarios de la coalición gobernante de derecha. Previamente la había aprobado la Cámara de Diputados por 90 votos a favor y 16 en contra. Se le opusieron mayoritariamente de igual modo congresistas de la ultraconservadora y oficialista Unión Demócrata Independiente (UDI).

Al promulgar la norma el 12 de julio, el presidente Piñera reconoció que la discriminación basada en prejuicios aún existe en el país y, por eso “Chile por fin se decidió a dar este paso fundamental para construir juntos una sociedad más tolerante, más inclusiva, más respetuosa”. No obstante, manifestó tener sentimientos encontrados porque aunque se puede tener tras largos siete años una legislación que sancione todas las formas de discriminación arbitrarias, esto ocurre tras el cruel asesinato de Daniel Zamudio, el joven que “murió precisamente a manos de la discriminación, de la intolerancia, del odio y de los prejuicios”.

Sin todos los atributos reclamados por el mundo social, la ley fue evaluada por sus demandantes como un paso clave para avanzar. También la familia de Daniel Zamudio mostró su satisfacción por el nuevo instrumento legal. Nada ni nadie devolverá la vida a nuestro hijo. Sin embargo, la ley servirá para prevenir y enfrentar discriminaciones que afecten a otros jóvenes y eso nos da cierta paz, señaló una carta dada a conocer a la opinión pública.

La nueva ley define como discriminación arbitraria “toda distinción, exclusión o restricción que carezca de justificación razonable, efectuada por agentes del Estado o particulares, cuando se fundamente por motivos tales como la raza o etnia, la nacionalidad, la situación socioeconómica, el idioma, la ideología u opinión política y la religión o creencia”. También por la sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, el sexo, la orientación sexual, la identidad de género, el estado civil, la edad, la filiación, la apariencia personal y la enfermedad o discapacidad.

El director ejecutivo de la Fundación Iguales Andrés Soffia llamó la atención en la necesidad de enfrentar también la discriminación laboral. “El maltrato a nivel social nos pasa día a día. La ley es más sancionatoria que educativa, entonces debiese haber campañas de difusión”. Recalcó que no se trata “solamente de la tolerancia y del respeto por la diversidad sexual, es por la diversidad en general; la discriminación está latente en todos los sectores”.

Movilh y otras organizaciones sociales opinan que el Estado debe elaborar las políticas públicas y arbitrar las acciones que sean necesarias para promover y garantizar el pleno, efectivo e igualitario goce y ejercicio de los derechos y libertades de las personas. Sugieren trabajar sobre todo el aspecto de la prevención y no sólo el ángulo punitivo.

A juicio del senador socialista Juan Pablo Letelier no sólo el camino punitivo alcanzará a poner fin a las expresiones de discriminación por género, raza, etnia, nacionalidad, orientación sexual o condición socioeconómica. Expresó que es necesario promover un sistema escolar que eduque a nuestros niños y jóvenes en el respeto a la diversidad, la no discriminación y el reconocimiento que todo ser humano tiene los mismos derechos y la misma dignidad.

Sobre el asesinato de Daniel Zamudio, el presidente de Movilh manifestó que no debieran olvidarse las responsabilidades políticas, éticas y morales de quienes han considerado en Chile a los homosexuales como inmorales, desviados, pecadores o degenerados: “Ellos dan el sustento de la violencia homicida que afectó a Daniel Zamudio y a muchos otros”.

* Corresponsal de Prensa Latina en Chile.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 8

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Bolivia basa su demanda en las promesas formales de Chile que le ofreció a nuestro país un acceso soberano al mar

Carlos Mesa Gisbert

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014