Martes 29 de julio del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2012-06-07 a horas: 00:15:51

Alegato a la Opinion Publica

LA REFORMA DE SALUD EN BOLIVIA (Parte I)

Tonchyusa

Al abordar una Reforma de Salud en Bolivia, en el momento histórico en el que vivimos es un reto, para todos nosotros. Es necesario hacer una escueta reminiscencia histórica sobre las acciones públicas en salud, como referencia para poder abordar nuestro objetivo principal de la Salud Publica en Bolivia para el camino a un cambio o reforma de la salud. En el Siglo XX, se despertó con la idea sobre la infinita potencialidad de producción, dominio de la naturaleza, viaje hacia el encuentro de la razón absoluta, total libertad y autentica felicidad de igualdad. Ahora anochece con la realidad de una producción que domina, esclaviza y apoya la forja de Estados de encierro o mercados inhumanos de una crecida infidelidad y profunda descomposición social y inequidad, para muchos autores la modernidad ha estallado, se ha hecho mil pedazos en los que podemos encontrar muy poco de lo que nos ofreció.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

En el campo de la salud nos embarcamos científica e ingenuamente a dar cuenta de su negativo: la enfermedad, con la esperanza de producir por descuento la salud. Ofrecíamos a principios de siglos extirpar, erradicar muchas enfermedades, pero más tarde nos vimos obligados a pensar en controlarlas, después aceptamos que sería más conveniente vigilarlas y al final del siglo XX, más bien observamos angustiados como vuelven a reemerger en nuestra América Latina viejos males de los que casi nos olvidamos, los mismos que se mezclan y danzan con enfermedades que sellan nuestra incursión en una modernización impuesta.

Nuestros sueños de salud, fueron también sueños científicos, pensábamos que la razón- científica- técnica daría total cuenta de nuestros problemas, el extraño matrimonio de la ciencia con la enfermedad produciría, paradójicamente la salud; la intervención científico-técnica, sobre los cuerpos individuales y colectivos transformados en objetos asegurarían el éxito.

Enceguecidos por la luz de la razón instrumental parece que en ese momento es obligatorio también mirar al ensombrecido sujeto individual, la comunidad, la cultura, enmarcados en el viaje hacia la objetividad, que hacia tabla raza de todas las “tradiciones, vínculos y creencias, o sea la colonización de la experiencia vital por la previsión y el cálculo”. (1), parece que debemos encontrar un puerto en la subjetividad sin abandonar la ciencia y la técnica. Nuevamente tenemos que recordar que los hombres y las mujeres debemos establecer los fines mientras que la ciencia tan solo tendrá que ser un medio.

En el campo especifico de la salud M. Foucault(2) nos relata que esta se organiza en la segunda mitad del siglo XVIII bajo una doble mirada: la primera relacionada con el buen comportamiento del cuerpo humano, aspecto que más tarde daría nacimiento a la higiene y otras relacionadas con el papel normatizador del Estado sobre la población en cuanto a biopolitica estatal. En Europa desde un comienzo se constituye, como nos enseña el mismo Foucault, en un brazo estatal: normatizador en Alemania “en cuanto policía medica” e higiene social; vigilante de los cuerpos y espacio citadino industrializado en Francia; controlador de las enfermedades de los pobres, para que no contagien a los ricos en la Inglaterra Pre-revolucionaria, o impulsora de la reproducción de la escaza mercancía- fuerza de trabajo en la Inglaterra de la revolución industrial.

La Salud Pública Europea, participo entonces en la construcción de los estados en la normatizacion de los comportamientos en la marginación de los locos de los enfermos contagiosos y de los asesinos, en la constitución de una sociedad o un organismo social sano, productivo y racional. La Salud Publica se constituyo en Europa en el momento en que la razón y la modernidad (que en un inicio nos habrían ofrecido abundancia, libertad y felicidad) habían decidido conculcar las dos últimas para asegurar la primera. La libertad y la felicidad individuales y grupales se habían transformado en poder de la Nacion-Estado, de la Ley de los centros productivos que a cambio terminaron entregándonos la feliz libertad de la potencialidad de consumo en un mercado que más tarde se consolidaría y trataría de dictaminar todo lo que es bueno y malo en la vida social.

Desde el momento en que la modernidad nos dio un sitio para constituir la Salud Publica ya pesaba sobre nosotros el baldón de una libertad negada y una felicidad conculcada; la Salud Publica se transformo, entonces, en razón instrumental al margen del sujeto real y viviente. La Salud Publica o “ciencia” social y política sobre la salud desde su aparecimiento ofreció una especial respuesta ante las exigencias de la sociedad, apareció como respuesta racionalizadora instrumental alrededor de la enfermedad colectiva, ante el requerimiento de normatizador, controlador educador del Estado que pugnaba por forjar cuerpos trabajadores útiles y dóciles.

Elizabeth Fee, en su libro Enfermedad y descubrimiento (3) relata la forma en que nació la primera escuela de Salud Publica del continente americano: tres universidades competieron ante el llamado de la Fundacion Rockefeller. La Universidad de Harvard, que abogaba por un curso de predominio de Ingenieria Sanitaria el estudio de la Higiene Industrial, la mortalidad infantil y la deserción escolar. La Universidad de Columbia que propuso como eje medular las ciencias sociales y la economía política y que asignaba un papel muy secundario a los aspectos médicos y sanitarios. La Universidad John Hopkins (morada del Doctor Flexner, padre del modelo medico de formación centrada en la investigación bio-medica y de cuidado hospitalario, que hasta ahora nos acompaña), que formulo una propuesta mas centrada en la investigación científica la estadística, la epidemiologia, la bacteriología y la medicina preventiva. Obviamente la propuesta de Flexner-Welch fue la seleccionada.

Las escuelas de Salud Publica de América Latina, reprodujeron el modelo Flexner-Welch-Howell e implementaron hasta la década de los setenta, con tan solo algunas modificaciones de los currículos que por otro lado no fueron de gran trascendencia. Welch y Howell organizaron la Escuela de Salud Publica de la Universidad John Hopkins (Baltimore-Bethesda-Maryland) con base en dos departamentos: Higiene Patologica e Higiene Fisiologica.

La Administracion de Salud.

La Salud Publica no solamente necesita explicar la enfermedad –salud social, sino también tiene que intervenir sobre ellas y sobre sus causas , la acción pública en salud desde el momento de su institucionalización adopta, las formas de intervención propias del estado y de esta manera participa en su afán normatizador cuando aquel proyecta su espíritu absolutista, luego participa en la colonización de nuevos territorios coloniales y mas tarde cumple con las limitadas funciones sociales del estado benefactor. La Salud Publica visualiza siempre la enfermedad como un peligro para la normatizacion, o para la colonización, o para el ejercicio de los derechos sociales limitados. La enfermedad tiene preeminencia sobre la salud, porque la primera puede transformarse en un desviante que podría impedir el normal funcionamiento de la estructura económica o impactar sobre la legitimización del estado en otras palabras, la enfermedad es vista desde el centro y para el centro. Los procesos mórbidos ganan importancia en la medida en que estos también puedan causar morbilidad al Estado en cuanto aparato constituido.

La Salud Publica se transforma de esta forma en un medio necesario, para cumplir un fin. El fin es diseñado por las fuerzas que dominan el Estado: acumulación de riqueza y el control del desorden en el capitalismo; acumulación del poder político y económico y el control de la producción en el socialismo real de esa forma, la salud Publica pierde su ser y se transforma en un ente funcional en un tornillo de la maquina estatal. La Salud Publica es incapaz de ver y entender el mundo de la vida, el sujeto individual y grupal, lo diferente, lo local, solo puede entender lo que es funcional al poder.

En otras palabras la Salud Publica interpreta que la fuerza del aparato del estado es el único poder capaz de modificar la enfermedad y no hace un esfuerzo por comprender como se genera y se reproduce la salud en el propio mundo de la vida y tampoco se preocupa por la construcción de un estado más democrático.

Que es lo que ocurre, cuando el aparato del estado propone minimizar las acciones de salud, como nos está ocurriendo actualmente?. Sin lugar a dudas se produce una crisis de los “objetos poblacionales” Sin lugar a dudas, cuando la Salud Publica esta abandonada a su suerte, se produce se produce una crisis en los “objetos poblacionales” que recibían dicha acción y obviamente aparecen mayores tasas de mortalidad, , morbilidad, etc.; pero la mayor crisis interna ocurre entre el cuerpo médico, personal sanitario que quedan sin la estructura adecuada y la fuerza necesaria para seguir aplicando sus recetas. El enflaquecimiento del aparato del Estado en salud produce, entonces una crisis objetiva y una crisis subjetiva.

La crisis objetiva se hace presente entre otras cosas en el incremento de la enfermedad y muerte que nos acompaña en las actuales circunstancias de esta década, el descalabro de nuestros servicios de atención de salud, en el incremento de la desocupación y la pobreza. La crisis subjetiva es aquella que vivimos hoy todos los que nos preocupamos por la salud del público. Los accionadores de Salud en el aparato estatal, quienes no encontramos una nueva alternativa ante el enflaquecimiento y, a veces, retiro del Estado de su deber. Más aun en que el Estado “no quiere ni puede”, entonces el dilema es mas complejo.

Esta complejidad radica en que el pensamiento de moda recomienda encontrar la alternativa en el mercado. En otras palabras la recomendación es que “a falta de Estado, bueno es el mercado” (no es nada más que el neoliberalismo vigente). Nosotros los profesionales en salud tendríamos que transformarnos en corredores de bolsa: nuestro fin estaría en la salud del dólar y nuestro medio estaría en la enfermedad de la gente, aun mas, el mercado es un ente constituido desde hace tanto tiempo que no ha podido ser destruido a pesar de 80 años de experimentos desarrollados en los socialismos reales. Y es lo que hoy plantean, ni mas ni menos, las comunidades sociales campesinas: socialismo comunitario, socialismo empresarial. Parecen recomendarnos que no nos queda otra alternativa.

Una de las tareas y alternativas que debemos apuntalar es que nuestras acciones en la población sea mas humana y conjuntamente con ella construir Estados democráticos en salud a partir de los municipios. Tendríamos que resignificar nuestro quehacer administrativo que siempre tendrá que ser político. Administrar las diversidades, pero buscar las regularidades que nos permitan construir centralidad. Dicho en otras palabras, es fundamental administrar la creatividad y la libertad de los actores individuales y colectivos que proponen formas de unión inéditas.

La administración de las diversidades es más compleja que aquellas a la que estuvimos acostumbrados. La forma administrativa dominante centra su labor en las normas previamente constituidas y desde ellas baja a la población transformada en objeto. Las normas establecen el fin, la tecnología y los insumos se constituyen en medios. Las normas ratifican el interés del Estado, los medios reconocen la supremacía de la ciencia y de las cosas. Donde se encuentra los hombres y las mujeres que administran y que reciben la accionj?

Hoy vemos que el enflaquecimiento del Estado con un total enflaquecimiento de las normas, falta de recursos para el mantenimiento y adquisición de nuevas tecnologías, como consecuencia un debilitamiento de los medios, ante el cual el profesional o trabajador, elude responsabilidades normatizadas. De obedientes a las normas estatales tenemos que pasar a ser intérpretes de esa diversidad y constructores de ideas de regularidad que posibilitan encontrar interrelaciones entre particulares que luchan por su salud y vida. De obedientes pasamos a ser deliberantes.

Es por todo esto la acciones de Salud Pública no puede quedar como una labor únicamente administrativa sobre los cuerpos individuales y particulares creativos y libres. Sino que también requiere apuntalar la construcción de nuestra corporeidad inorgánica que se hace presente como lo público: comunidad, institucionalidad y Estado. La Salud Publica tiene, entonces, que conquistar un nuevo plano de la política. Retomar al lugar que nunca renunciamos, fue la última movilización política de los Médicos, semanas atrás.

PALABRAS CLAVES: Modernidad. La razón

Bibliografia:

1.- Touraine, A. “Critica a la Modernidad”, Madrid: Edit: Temas de Hoy; 1993.

2.- Foucault, M. “ El Nacimiento de la clínica”, Editorial siglo XXI, 1966. Mexico D.F.

3.- Fee, E. Disease and Discovery: A History of the Johns Hopkins School of Hygiene and Public Health, 1916-1939. Estados Unidos: The John Hopkins University Press, 1987.

Introducción (PRIMERA PARTE)

Nuevo Contrato Social. Nuevo Contrato Social en Salud Publica (SEGUNDA PARTE)

Aproximaciones a una Reforma de Salud en Bolivia y su Filosofia. (TERCERA PARTE)

Globalización y la Reforma Sanitaria (CUARTA PARTE)

Conclusiones: hacia donde vamos? (QUINTA PARTE)

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 12

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Juan Evo Morales Ayma no ganará las próximas elecciones, pero las comprará, (ya) las está comprando…

Semanario Aquí

Por quién votará en las elecciones de 2014

  • Evo Morales Ayma
  • Juan del Granado
  • Samuel Doria Medina
  • Rubén Costas
  • Nuevo Partido de la COB
  • Votaré blanco o nulo

Encuesta vigente desde el 01-07-2013

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014

OraculoUmaLuna