Jueves 27 de noviembre del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-09-12 a horas: 12:12:50

La gravitación de Santa Cruz

Ramón Rocha Monroy

La toma de instituciones públicas en Santa Cruz y el saqueo desconsiderado de sus instalaciones y equipos son pésimas señales de una sombra separatista que comienza a vislumbrarse en el trasfondo de las protestas autonómicas. Al margen del enfrentamiento de esos grupos de activistas con el Gobierno central, quienes vivimos en otras regiones del país nos preguntamos si esos grupos tienen derecho de ser tan desconsiderados con algo que no les pertenece porque es patrimonio nacional.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




7 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El Prefecto, los cívicos, los terratenientes, los que emitieron su voto a favor del Estatuto autonómico quizá no consideran que el desarrollo de Santa Cruz desde la aplicación del Plan Bohan, formulado en 1940, fue como un depósito a plazo fijo de toda la comunidad boliviana, pues los gobiernos resignaron los derechos de otras regiones en aras del desarrollo de la región cruceña como eje de un proyecto nacional. Los recursos que generaba la minería no fueron empleados para sacar de la pobreza a los propios distritos mineros. Potosí y Oruro, los centros mineros por excelencia, siguen sumidos en la pobreza no obstante la ingente riqueza que inyectaron a la economía boliviana. El excedente generado por las minas de COMIBOL sirvieron para el desarrollo de YPFB, cuyos trabajos de exploración y explotación se situaron en Santa Cruz y Tarija, especialmente. El desarrollo de la agricultura cruceña contó con créditos nunca pagados, tal como ocurrió con los 500 millones de dólares del Banco Agrícola, que eran el ahorro de todos los bolivianos pero no sirvieron para invertir en Potosí, Oruro o Cochabamba, sino exclusivamente en el agro cruceño, y nunca fueron pagados.

Hay investigadores cruceños de reconocida integridad intelectual y moral que confirman estas afirmaciones. Tal es el caso de los autores de Fernando Prado, Susana Seleme y Claudia Peña "Poder y elites en Santa Cruz", (Ed. El País, 2007). En su revisión de la historia del Departamento, confirman lo que todos los bolivianos sabemos: que el Plan Bohan, de 1940, señala la necesidad nacional de conectar Santa Cruz al resto del país y al exterior. Esta visión es recogida por el gobierno de la Revolución Nacional en los 50s; por gobiernos sucesivos que estimulan al sector exportador hasta los 80; y por fin, el decreto 21060, de 1985, consolida la internacionalización de la economía regional cruceña y la vocación de sus elites por el capitalismo liberal y globalizador. Susana Seleme señala incluso una cita de José Carlos Mariátegui para justificar el movimiento autonómico: "El fin histórico de una descentralización no es secesionista, sino por el contrario unionista. Se descentraliza no para separar y dividir a las regiones, sino para asegurar y perfeccionar su unidad dentro de una convivencia más orgánica y menos coercitiva. Regionalismo no quiere decir separatismo."

Es pues admisible que los bolivianos en general sintamos una profunda inquietud ante la toma de instituciones públicas nacionales, que podría entrañar un proyecto separatista y un monopolio de las rentas de los hidrocarburos para ese distrito productor, como lo repiten algunas voces extremas. Los bolivianos tenemos razones para sentirnos como el ahorrista de buena fe que depositó sus ahorros de toda la vida en un banco que a la postre amenaza no conceder ningún beneficio. Tal es el tamaño de esta posible frustración nacional que seguramente no nos va a dejar indiferentes.

La economía cruceña es la más dinámica, moderna, capitalista y globalizada del país, pero está concentrada en algunas familias que controlan la agricultura, la pecuaria, la industria, las finanzas, el Comité Cívico, las cooperativas de servicios públicos y los medios de comunicación. Así han privilegiado el conflicto Estado-región y han podido convocar concentraciones, postulando una identidad cruceña y regional, frente al país colla y centralista. Sin embargo, plantear el problema de las autonomías sólo como un enfrentamiento Estado-región enmascara el estudio de las luchas sociales al interior mismo de la sociedad cruceña, el racismo interno, las cuestiones de género y otras que usualmente sirven de parámetro para confirmar la existencia de una sociedad democrática.

El enfrentamiento estructural es el de la tierra y todavía está pendiente. Se han dado algunas escaramuzas pero no se ha producido hasta hoy ninguna batalla estratégica. No obstante, basta examinar la propiedad de la tierra en pocas manos para señalar un evidente foco de conflicto: 76 mil empresarios poseen 22 millones de hectáreas mientras que 78 mil pequeños propietarios sólo tienen 3 millones de hectáreas. En otras palabras, permanecen inalterables las características históricas del crecimiento económico cruceño porque siguen concentrando los beneficios en lo social, lo sectorial y lo territorial, como lo confirma el Informe de Desarrollo Humano 2004 del PNUD.

Otros artículos de Ramón Rocha Monroy

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 - 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Bolivia basa su demanda en las promesas formales de Chile que le ofreció a nuestro país un acceso soberano al mar

Carlos Mesa Gisbert

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014