Domingo 21 de diciembre del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2007-04-05 a horas: 21:20:57

¿Va Bolivia hacia una Autonomía Federalista?

Wilson García Mérida

(Datos & Análisis).- El modelo autonómico basado en el diseño de la “autonomía departamental” no sólo produce separatismos regionalistas y odios raciales entre los bolivianos. Ya produjo una “media luna” que parte en dos a Bolivia (el oriente gasífero y blancoide contra el occidente indígena y cocalero); y ahora pretende convertirse en el germen de un Federalismo prematuro que podría ensangrentar irremediablemente al país, con prefectos pseudo “gobernadores” proclamando “independencia” y actuando como reyes chiquitos en sus inexpugnables y centralistas “ciudades Estado” que van abandonando su rol como capitales de Departamento, tal como se vio el 11 de enero en Cochabamba.

Wilson García Mérida

Es periodista. Reside en Cochabamba.

Contactos con el autor
close

Contacto con Wilson García Mérida




11 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El absurdo “Estado Plurinacional”

El gobierno del MAS y sus legisladores, tanto en el Parlamento como en la Constituyente, les están haciendo un gran favor a los separtistas de la oligarquía cruceña planteando un modelo autonómico que, basado en la descentralización municipalista y comunaria-indígena para “equilibrar” el centralismo prefectural con competencias excesivas, incurre en el mismo error federalista del separatismo camba y chilenófilo. Relatividad anulada

Toda autonomía, en su concepto esencial, es relativa. Pero la “autonomía departamental” tiende a ser absoluta, se aleja de su principio de relatividad desde el momento en que las élites cruceñas que digitan este proceso comienzan a proclamar la “independencia” de la “media luna” gasífero-forestal, respecto al resto cocalero del país. Eso es Federalismo puro y letal.

Prefectos o reyes chiquitos

La “autonomía departamental” se desató en su proceso separatista desde que el gobierno de Carlos Mesa decretó la elección inconstitucional de prefectos. Este modelo se funda en el centralismo de los prefectos, convertidos en reyes chiquitos que incluso ahora se hacen llamar “gobernadores”. Los prefectos son el centro de esta “autonomía” que satelitiza a las zonas rurales y margina a los pueblos indígenas. Por eso estalló el 11 de enero en Cochabamba.

El centralismo prefectural

El mayor peligro latente en el diseño de la “Autonomía Departamental” y en su correlato separatista (la “media luna”), consiste en pretender llevar al país hacia un escenario de federalismo prematuro mediante la acción de los “gobernadores” alineados en este proceso de redistribución del poder donde, evidentemente, los prefectos cumplen un rol centralista desde sus “ciudades-Estado” con respecto al mundo campesino.

Ciudades – Estado

El federalismo oculto bajo el diseño de las “autonomías departamentales” (es decir la “media luna”) degenera la relación entre el campo y las ciudades que son capitales de Departamentos. En este proceso separatista las urbes centrales quieren ser inexpugnables “ciudades estados” dominadas por sus reyes chiquitos, los prefectos. Way de los indios y campesinos que quieran “invadirlas”. Se las verán con los hijitos de papá armados con bates de béisbol y palos de golf. ¡Qué linda autonomía a la que nos llevan la Cainco y sus empleados!

El retroceso re-centralizador

La “Autonomía Departamental” y su “media luna” que dividen al país, causan profundos retrocesos en la democracia boliviana; y uno de ellos es el retroceso en la Descentralización que, se supone, debía dar un salto cualitativo a través de las autonomías. El centralismo de las prefecturas es un retroceso en el seno mismo del proceso autonómico, causado por el afán de usar las “autonomías departamentales” para forzar un Federalismo prematuro.

¿Manfred “Gobernador”?

Vuelven a incurrir los asesores del prefecto Reyes Villa en actos erráticos que no contribuyen a tender puentes reales después de las ondas separatistas que nos ensangrentaron el 11 de enero. La nueva “jugada” de los “operadores” de la imagen prefectural consiste ahora en atribuirle a Manfred calidad de “Gobernador”, tal como se lo presenta en recientes spots institucionales que la Prefectura de Cochabamba difunde en la televisión. La figura del “Gobernador” no existe en el ordenamiento legal y administrativo del Estado boliviano; y resulta una arbitrariedad que denota además una frívola alienación mental de quienes le cambian de cargo al Prefecto.

Las gobernaciones son Federales

El cargo de “Gobernador” —figura equivalente a la de los prefectos en nuestro país, pero de ningún modo sinónimo— responde a regímenes de tipo Federal. Rige en aquellos países donde las autonomías dejaron de ser relativas y se absolutizaron mediante estados “independientes” dentro del Estado.

Crecer para ser Federal

Países importantes como Estados Unidos, Brasil o México son federales en su prosperidad. En Bolivia, país pobre y con grandes desigualdades, estamos aún muy lejos de alcanzar tal sistema. Debemos previamente crecer con autonomías relativas; y hay que reconocer que en este ámbito Santa Cruz dio prodigiosos avances.

Una nueva dimensión mancomunitaria

La Descentralización se agotó en sus límites departamentales. Ir más allá supone la necesidad de desarrollar la idea mancomunitaria vía Autonomías Interdepartamentales, donde toda centralidad se relativiza. En una etapa de transición los departamentos no desaparecen y los prefectos se articulan colegiadamente en Consejos Interprefecturales, salvo Santa Cruz por su singular desarrollo autonómico.

La Autonomía MegaRegional

No existe en el planeta, por donde se lo vea, una alternativa a la separatista “autonomía departamental” que no sea el modelo de las cuatro megaregiones como única garantía para avanzar en un proceso autonómico integrador. En el marco megaregional se restituye el carácter relativo de las autonomías y cada mancomunidad interdepartamental sería un genuino polo de desarrollo, además de un escenario idóneo para el fortalecimiento de la democracia.

Las Cuatro Megaregiones

El siguiente es el diseño de Autonomía Integradora que, fundada en cuatro mancomunidades megaregionales como marco normativo de las mancomunidades municipales y comunarias, expusimos el pasado 29 de marzo en el encuentro regional de la Asamblea Constituyente:

1.- Megaregión Andino Amazónica: mancomunando los departamentos de La Paz y Pando.2.- Megaregión Interoceánica: a través de una mancomunidad autónoma entre los departamentos de Beni, Cochabamba y Oruro.3.- Megaregión del Sur Autonómico: con la mancomunidad entre los departamentos de Potosí, Chuquisaca y Tarija.4.- Megaregión Cruceña: con la transformación del Departamento de Santa Cruz en una Megaregión ya constituida plenamente. Postergar el federalismo

El modelo megaregional no elimina las jurisdicciones departamentales, ni niega la perspectiva federalista de un futuro autonómico en el país. Mancomuna departamentos con criterios interculturales, potencia las mancomunidades municipales y comunarias, y sienta las bases pre-federales de competitividad y alto desarrollo humano en una fortalecida sociedad civil.

Aún no Gobernadores

Federalizar un país con desigualdades es un crimen. Las megaregiones postergan la figura de los “gobernadores”, quizá excepto en Santa Cruz, obligando a los prefectos a gobernar colegiadamente en sus mancomunidades interdepartamentales, reiteramos, mediante los Consejos Interprefecturales.

La Megaregión cruceñaEn la propuesta que formulamos durante el encuentro regional de la Asamblea Constituyente en Cochabamba, explicamos que Santa Cruz “en sí ya es un modelo de Megaregión, pues el pueblo cruceño lleva ventajas con varios años de diferencia respecto al resto del país en la lucha por la autonomía, y éste debe ser el resultado de esa lucha, una autonomía integradora, no separatista”. A diferencia de las otras tres donde gobernarían transitoriamente los Consejos Interprefecturales, en la Megaregión de Santa Cruz ya podría regir la figura del Gobernador, con toda la autonomía relativa del caso. Sería una honrosa excepción............................................

llactacracia@yahoo.com

Otros artículos de Wilson García Mérida

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 7

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Bolivia basa su demanda en las promesas formales de Chile que le ofreció a nuestro país un acceso soberano al mar

Carlos Mesa Gisbert

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014