Viernes 28 de noviembre del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-05-03 a horas: 14:26:43

¿Qué ocurrió el 1° de mayo?

Ramón Rocha Monroy

El movimiento de los trabajadores norteamericanos para conseguir la jornada de ocho horas se remonta al año 1829, cuando se solicitó a los legisladores de Nueva York una ley en ese sentido. Antes de ello se prohibía trabajar más de 18 horas, exceptuando el caso de necesidad, de modo que a veces los maquinistas o fogoneros del ferrocarril trabajaban 18 horas y sus patrones sólo estaban penados con una multa de 25 dólares.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




7 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Los trabajadores se habían afiliado principalmente a la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, pero se hacía notar más la American Federation of Labor (Federación Estadounidense del Trabajo), de inspiración anarquista. La Federación celebraba su cuarto congreso el 17 de octubre de 1884 y allí se resolvió que desde el 1° de mayo de 1886 debía regir una ley que dispusiera la jornada de 8 horas. En caso de negativa, la Federación declararía una huelga. Los delegados volvieron a sus distritos con la misión de hacer promulgar leyes similares allá donde trabajaban.

La resolución avivó el espíritu combativo de los trabajadores, no tanto por razones de salud y calidad de vida, sino porque automáticamente se ampliaría el número de empleos y habría menos desocupación. Dos años después, el presidente Andrew Jonson promulgó la ley Ingersoll sancionando esa conquista laboral y recibió la respuesta afirmativa de 19 estados que fijaban jornadas máximas de 8 a 10 horas, pero manteniendo la posibilidad de exigir jornadas de 14 a 18 horas en casos especiales. De hecho, los patrones burlaban la ley y las condiciones de vida de los trabajadores eran insoportables, pues debían levantarse a las cuatro de la madrugada y retornar a sus hogares después de las ocho de la noche, sin ver a sus hijos ni mujeres con la luz del día. Dormían en corredores, compartían chozas entre varias familias o simplemente no tenían techo y buscaban alimento en los basureros. Los trabajadores se movilizaron contra la ley Ingersoll aun con los ataques de la prensa que calificaban al movimiento como «indignante e irrespetuoso», «delirio de lunáticos poco patriotas», y una exigencia desmedida, pues era «lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo».

La Noble Orden de los Caballeros del Trabajo se opuso al movimiento: «Ningún trabajador adherido a esta central debe hacer huelga el 1° de mayo ya que no hemos dado ninguna orden al respecto». Pero se ganaron el repudio de los trabajadores EE.UU. y Canadá, que los declararon traidores al movimiento obrero.

En la víspera de la célebre huelga, la prensa decía advertía sobre las exigencias de los "anarco-socialistas", a quienes tildaba de locos. El New York Times decía: «Las huelgas para obligar al cumplimiento de las ocho horas pueden hacer mucho para paralizar nuestra industria, disminuir el comercio y frenar la renaciente prosperidad de nuestra nación, pero no lograrán su objetivo». El Filadelfia Telegram decía: «El elemento laboral ha sido picado por una especie de tarántula universal y se ha vuelto loco de remate: piensa precisamente en estos momentos en iniciar una huelga por el logro del sistema de ocho horas». Tal era el estado de cosas antes del movimiento.

Otros artículos de Ramón Rocha Monroy

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 - 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Bolivia basa su demanda en las promesas formales de Chile que le ofreció a nuestro país un acceso soberano al mar

Carlos Mesa Gisbert

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014