Domingo 24 de julio del 2016
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-01-09 a horas: 07:10:02

El escenario neoliberal en Bolivia

Vezna Marinkovic

Vezna Marinkovic U. El escenario creado por el neoliberalismo nunca ha sido benéfico para el país ni para la democracia representativa pese a la espectacularidad de las cifras macroeconómicas y a la estabilidad política que ha establecido desde 1985.

Vezna Marinkovic

Vezna MarinkovicEs comunicadora social y abogada con post grado en ciencias políticas. Fue corresponsal de prensa, productora y conductora de programas de corte periodístico para la televisión, consultora de la OPS-OMS y Directora del Centro de Comunicación Alternativa (CECAL). Ejerce la cátedra universitaria, es columnista de diversos periódicos y es consultora independiente.

Contactos con el autor
close

Contacto con Vezna Marinkovic




13 - 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Vezna Marinkovic U.

El escenario creado por el neoliberalismo nunca ha sido benéfico para el país ni para la democracia representativa pese a la espectacularidad de las cifras macroeconómicas y a la estabilidad política que ha establecido desde 1985. Esta es una verdad que recién hoy comienza a cobrar a sentido cuando constatamos que el neoliberalismo es, en realidad, contrario a toda forma de democracia y por tanto de equidad. Desde su implementación no ha podido articular una nueva matriz sociopolítica capaz de consolidar la democracia y por el contrario ha venido "consolidando" un estado ausente, sirviente del interés transnacional junto a un sistema de partidos incapaz de representar adecuadamente la demanda ciudadana provocando, eso si, la mayor crisis del sindicalismo nacional y propiciando el hundimiento de otros actores sociales capaces de presionar al estado. El resultado de todo ello es el profundo vacío de legitimidad en que se debate hoy la democracia boliviana y la ausencia de respuestas coherentes a una crisis económica que ha desbordado los límites de lo aguantable.

El "estilo neo" ha significado que las políticas públicas en Bolivia sean elaboradas por tecnócratas supeditados al asesoramiento extranjero que plantea, de entrada, una ruptura total con la democracia participativa pese a la direccionalidad de los discursos oficiales y, por otro lado, la caída de los recursos internos de inversión, ha obligado a los gobiernos "light", aceptar las imposiciones de los organismos internacionales y a supeditarse comodamente a los designios de los intereses especialmente de EE.UU, lo que elimina nuestros sueños de soberanía y autodeterminación nacional junto al radicalismo reivindicativo de la clase trabajadora ausente de propuestas. De manera que, junto al fracaso de la estrategia neoliberal de crecimiento económico y de fortalecimiento democrático está, a no dudarlo, el fracaso de las elites revolucionarias en la tarea de construir un sistema político estable, productivo y autónomo justo cuando el poder se hace transnacional y cuando la intolerancia en Bolivia se pinta de movimiento regional reivindicativo sin luces que la opaquen. En estas condiciones, si la Asamblea Constituyente no se convierte en el espacio fundacional de un nuevo estado que represente a la nación que conformamos, con claridad y eficiencia, esta modalidad de la democracia participativa será otro instrumento del poder imperial para incorporar sus pendientes neoliberales de manera no solo subliminal. Es prioritario, entonces, estar atentos a lo que ocurra en el Parlamento en torno a las definiciones que se tomen sobre las características de dicha Asamblea.

Por el momento, creo que a todos nos corresponde desprivatizar la acción y emprender un proceso significativo de cambios exacerbando nuestra iniciativa e imaginación para evitar que, en el camino, reaparezca la figura del autoritarismo como respuesta. El ambiente se está caldeando al amparo de las transnacionales, las provocaciones salen de todas las direcciones posibles y el boliviano tendrá que aprender a leer las pretensiones del poder, sin perderse en el proceso. Entretanto, el dilema del desarrollo es, nuevamente y en estas condiciones, un tema de postergación permanente. Ahí estamos, como varados en la nada, caminando hacia el vacío y lo peor, concientes de ello. De manera que o, nos removernos enteritos hacia la acción o mejor decretamos la muerte de la revolución posible, por exceso de ineficiencia.

Otros artículos de Vezna Marinkovic

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 - 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014