Martes 24 de mayo del 2016
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-06-01 a horas: 17:21:11

Aviones de combate: ¿para cuál guerra?

Aviones de combate: ¿para cuál guerra? Alfonso Gumucio Dagron Las noticias de estos días hablan de los generosos ofrecimientos de los presidentes Chávez y Lula de donar a Bolivia aviones militares de entrenamiento. El Presidente Carlos Mesa se ha adelantado a señalar que no hay ninguna lógica armamentista detrás de estas donaciones y que el equipamiento se utilizará para entrenar a los oficiales de la Fuerza Aérea.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




10 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Aviones de combate: ¿para cuál guerra?

Alfonso Gumucio Dagron

Las noticias de estos días hablan de los generosos ofrecimientos del Presidente Chávez (Venezuela) y del Presidente Lula (Brasil), de donar a Bolivia aviones militares de entrenamiento. Estamos hablando de ocho aviones de combate que llegarán de Venezuela, y un número indeterminado de Brasil. El Presidente Carlos Mesa se ha adelantado a señalar que no hay ninguna lógica armamentista detrás de estas donaciones, y que el equipamiento se utilizará para entrenar a los oficiales de la Fuerza Aérea.

Todo esto me tiene confundido. ¿Para qué necesitamos entrenar a pilotos de combate si no tenemos ninguna intención de hacer la guerra? Además, aún en la lógica perversa de la ?defensa nacional?, no tenemos ni tendremos jamás ninguna posibilidad de equipararnos a los países vecinos en materia de armamentismo. Frente a Chile, a Brasil, a Argentina o a Perú, Bolivia no tiene ninguna posibilidad. Si fuera fútbol, sería diferente, pero aún allí, once contra once, sin otras armas que las piernas y la cabeza, nos tienen todos a su merced. Somos poca cosa (aunque Felipe Quispe se crea Napoleón).

No tiene ningún sentido seguir armando a los militares bolivianos, así sea con regalos de países amigos. La institución armada es en sí un anacronismo en un país en bancarrota, ya que no sirve ni para defendernos, ni para contribuir en el desarrollo del país. El único rol que deberían tener los militares es vigilar las fronteras. No debería verse ni un uniforme en las ciudades y en el interior del país, a menos que sea para contribuir en obras de construcción: carreteras, puentes, emergencias, etc. Pero para estas labores no se necesitan aviones de combate.

En vez de aviones de combate, necesitamos helicópteros para vigilar el territorio, para detectar a los productores de cocaína, a los traficantes de drogas y de especies animales, a las empresas madereras ilegales que dan fin con nuestros bosques. Esos helicópteros servirían también en labores de rescate en situaciones de emergencia. En lugar de aviones de guerra necesitamos un avión presidencial digno, que por lo menos tenga un baño y un compartimiento para colocar maletas. El avión que usa el presidente actualmente es una vergüenza en comparación a cualquier otro avión presidencial del continente. En eso también somos los peores.

Ya es tiempo de que volvamos a cuestionarnos seriamente si hay necesidad de tener fuerzas armadas orientados a una guerra internacional. El armamentismo no tiene sentido para un país pobre que de todas maneras está destinado a perder en el caso de una agresión de un país vecino. Lo que está haciendo Chile, armándose hasta los dientes bajo un gobierno ?socialista? (entre comillas), es una vergüenza para el continente. No deberíamos seguir ese ejemplo anti-histórico, en un mundo que quiere paz. Si el ejército boliviano no va a desaparecer, entonces debe reorientarse hacia algo constructivo. No es justo que una población tan pobre siga asumiendo el enorme costo de mantener organismos militares que no le dan nada al país y cuya historia es más que lamentable.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la reflexión en torno del “modelo económico” que la derecha estaba intentando imponer. Se trató no solo de hurgar en los curriculum vitae de ministros, secretarios de estado y otros altos funcionarios sino sobre todo en la (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

Se abre la Asamblea General de las ONU sobre las políticas de drogas y el narcotráfico

Cristiano Morsolin*

Por primera vez en casi dos décadas, la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicará a partir de hoy, martes 19 de abril (...)

Las mentiras de la teoría económica neoliberal y la demagogia de los políticos del sistema

Chris Hedges *

Vamos a discutir una gran estafa piramidal que no solo define la economía de EEUU, sino también la economía mundial; (...)

Demagogia masista y exabruptos de Evo empañan la demanda marítima

AmaliaPandoCabildeo

Cada 23 de marzo el gobierno de Evo Morales actualiza alguna acusación o desempolva alguna demanda contra Chile para distraer al (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014