www.bolpress.com Posts

El gobierno se asustó por la magnitud de las protestas sociales, ahora dice que "mandará obedeciendo"

Morales abroga el decreto del gasolinazo

J. Osvaldo Calle Quiñonez

Publicado el: enero 1, 2011 3 min.

El presidente Evo Morales abrogó el decreto que hace 5 días provocó el alza de los precios de la gasolina y el diesel. La medida fue tomada al término de una reunión con su gabinete, sindicatos y organizaciones sociales en La Paz, un día después de una violenta jornada de protesta de sectores sociales.

“Hemos decidido, en esa conducta de mandar obedeciendo al pueblo, abrogar el decreto supremo 748 y los demás decretos que acompañan a esta medida”, dijo el mandatario.

Además del decreto que dispuso el gasolinazo, también fue abrogado el decreto que había dispuesto un aumento del 20% al salario mínimo nacional, y el mismo porcentaje, a los sueldos de uniformados, profesores y salubristas.

“Quiero decir al pueblo boliviano que esto quiere decir que todas las medidas quedan sin efecto”, agregó.

Según el mandatario, “no existe ninguna justificación, ahora, para subir los pasajes o aumentar el precio del alimento ni la especulación. Todo vuelve a la situación anterior”.

La llamada “nivelación” de precios, anunciada una semana atrás por el vicepresidente àlvaro Garcia Linera, había provocado violentas protestas populares, el aumento de hasta el 100% en las tarifas del transporte público, especulación en los precios y hasta el retiro de depósitos de dinero de los bancos.

El jueves manifestantes quemaron la bandera de Venezuela en La Paz, atentaron contra el monumento del Che Guevara en El Alto), atacaron a la Federación de campesinos del Trópico de Cochabamba (cocaleros), y asaltaron al secrertario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, Pedro Montes, de quien en los sindicatos se asegura que es afin a al partido gobernante.

El gasolinazo fue rechazado por casi todos los sectores sociales, excepto los campesinos que pidieron defender la medida.

La suspensión de la medida fue decidida después de una reunión con los sectores sociales que considerraron la medida como necesaria, pero inoportuna.

“Decir gracias a los movimientos sociales que nos hemos reunido, gracias hermanos y hermanos del campo. Pese a la defensa firme de esta medida que beneficia al pueblo boliviano, pues esas recomendaciones de que “en el momento no es oportuno y que, evidentemente, es un duro golpe para la economía nacional”, sin embargo somos responsables con el pueblo boliviano” al asumir su anulación, dijo Morales en un discurso de 10 minutos de duración, a poco más de una hora del advenimiento de 2011.

Morales dijo que después de sus reuniones con los líderes de organizaciones sociales ha “entendido y escuchado estos días perfectamente la recomendación de los diferentes sectores”.

No se conoce todavía las consecuencias que la abrogación del decreto pueda tener en el gobierno.

Atrás