www.bolpress.com Posts

Consejos del P. Gregorio Iriarte

Ramón Rocha Monroy

Publicado el: enero 7, 2008 3 min.

Gracias a mi amigo Joel Harvey recibí un artículo valioso del Padre Gregorio Iriarte que titula "Criterios de discernimiento frente a la situación actual" (publicado ayer en http://www.bolpress.com). Iriarte es un sacerdote oblato comprometido desde hace cuatro décadas con la democracia y la defensa de los valores, de modo que su consejo no puede ser más oportuno en este momento que él mismo califica como " una etapa de graves tensiones y peligrosas confrontaciones que nos exigen el tomar posición"… frente a la legalidad o la ilegalidad de la nueva Constitución; los cuatro niveles de autonomías; las autonomías de facto con sus respectivos estatutos y competencias; el concepto de Estado plurinacional; el voto consciente en los tres o cuatro referéndums, la capitalidad y otros problemas.

El Padre Iriarte advierte que actualmente somos "una sociedad, no sólo fraccionada y dividida, sino también enfrentada y agresiva, en la que se llega, constantemente, al insulto y a la provocación"; y aconseja mucha serenidad para discernir en forma veraz y objetiva la mejor salida a la crisis, con un principio orientador: " Las batallas en democracia se ganan con las urnas no con las armas ni con los palos…" Y una advertencia final, que es una cita de San Pablo: " No extingan el Espíritu, ni desprecien lo que dicen los profetas. Examínenlo todo y quédense con lo bueno, donde quiera que lo encuentren " (1 Tes. 5,9.)

El documento es extenso, pero vale la pena al menos enumerar sus principales consejos: 1) Pacificar los ánimos; 2) Considerar al pueblo como el sujeto del cambio; 3) Considerar que el verdadero desarrollo está en las personas; 4) Luchar por un cambio total; 5) Impulsar la formación en los valores 6) Actuar frente a la actual polarización.

Iriarte dice, y su palabra es muy autorizada, que el neoliberalismo se aplazó particularmente en el plano ético; por tanto, es imprescindible una revolución y un rearme moral. Es imprescindible un cambio profundo, que a pesar de todo se está dando con la nueva Constitución: necesitamos, dice, "un modelo de Estado que relegue el centralismo, el exclusivismo, la marginalidad, la extrema pobreza, la concentración del dinero y de la tierra…. que impulse un desarrollo integral, que acabe con el modelo neoliberal, con la globalización, con la discriminación, con la exclusión, con la xenofobia, con la marginación, con la falta de equidad…", aunque esto afecte a los "grandes intereses económicos y a la mentalidad tradicional de nuestro pueblo." Es necesario tomar, como bases de la convivencia pacífica, los principios de diversidad, pluralidad y horizontalidad , porque somos un país "eminentemente plural", y eso nos exige "articular entre sí esas realidades y esas potencialidades. ¿Cómo? Avanzando "hacia el consenso y no hacia el enfrentamiento", porque "en la complementariedad está el secreto del éxito y no en la dominación, la confrontación o en el mutuo desconocimiento."

Apenas hemos hecho un resumen parcial de este valioso documento, pero es difícil no estar de acuerdo en unas proposiciones honestas que vienen de un hombre justo.

Seguramente vamos a volver sobre el tema.

Atrás