www.bolpress.com Posts

Declaración de Yotala

Publicado el: agosto 30, 2007 4 min.

Hay un grito libertario que acaba de nacer por un puñado de mortales, dicha proclama proviene de un pueblito enclaustrado entre montañas, allá en los andes, es una declaración y una la exaltación noble del hombre, es una confesión, no de guerra sino de esperanza, de creación artística, de seres que nunca dejaron de soñar con la utopía. Esa proclama nace allí en Yotala y como ondas expansivas se bifurca por todos los confines del hemisferio, extraño sentimiento noble, humano, creativo e universal.

En la casa de El teatro de Los Andes en Yotala 18 artistas y amantes del arte audiovisual se reunieron este 21 y 22 de agosto para hablar sobre la situación del cine latinoamericano con la presencia de artistas del gremio de Argentina, Brasil, Costa Rica, Cuba, Chile, Inglaterra, Italia, Perú, Puerto Rico y Bolivia. Dentro el análisis de los exponentes se analizó las formas de contrarestar la ideología hollywoodense del cine, tremendo montaje y poderío económico que va en desmedro del cine cultural y de compromiso histórico con los pueblos.

Este encuentro más allá de los análisis sentó la piedra fundamental para la creación de un centro de producción cinematográfico en la misma sede del Teatro de los Andes, acertada proyección que estoy seguro será el santuario de la creación del séptimo arte en el pais, un cine que recogerá los sentimientos de los pueblos como ya lo hizo el día en que César Brie dejando su exitosa carrera del teatro en Copenhagen, decidiera partir al continente como un profeta sin tierra y por el azar del destinado, llegara a Yotala y desde entonces enamorado de estas tierras, sus obras teatrales de denuncia salieron a raudales como espigas esperanzadas por las tierras fértiles de Bolivia y el continente.

Nuevamente Yotala, pueblo humilde muy cerca entre la divinidad telúrica de la pachamama y la universalidad del arte, es testigo de esta declaración que germina por un cúmulo de incondicionales al arte cinematográfico, tan fusionadas con el pueblo por ser la fuente de su inspiración como los idilios a la vida, no se trata de una declaración fatua, por autonomías ni capitanías, sino de lo trascendental de sus enunciados:

*Porque creemos que es posible hacer cine en América Latina en modo eficaz, de alta calidad y con una idea solidaria. *Porque nuestras diferencias étnicas, sociales, culturales son el pan que nos alimenta. *Porque no existe un público sino muchos públicos diferentes que son el sujeto de nuestras historias y deben ser los destinatarios de las mismas. *Porque es posible hacer cine con escasos recursos. Y estos escasos recursos no deben ser impedimento, sino un empuje para resolver con talento e imaginación las carencias materiales. *Porque poseemos una riqueza que el primer mundo ha perdido: disponemos de tiempo. Tiempo para pensar, para discutir, para crear y experimentar a pesar del acoso de las necesidades materiales. *Porque unidos vamos lejos, y separados nos vamos a la mierda y terminamos aceptando las migajas de producciones decididas en escritorios demasiado lejanos a nuestras realidades. *Porque el mito de la pobreza de América Latina no debe oscurecer la cantidad inmensa de recursos humanos y económicos que aquí se utilizan constantemente para manifestaciones culturales. *Porque los conflictos sociales y culturales nos atraviesan y nos encontramos hoy, en Bolivia, en la fragua de los cambios. *Porque Bolivia es parte fundamental del corazón y es el pulmón de lo nuevo que pugna por nacer. *Porque el cine además de ser espejo de una nación puede volverse una industria que da empleos y genera recursos económicos y culturales.

Desde estas modestas líneas, mis felicitaciones a esta acertada manifestación cultural.

Por Ernesto Joaniquina hidalgo

Atrás