www.bolpress.com Posts

Biografías de líderes indígenas

Ramón Rocha Monroy

Publicado el: diciembre 4, 2005 3 min.

Gracias al apoyo de CIPCA, que acogió una idea de mi Taller de Biografía ofrecida por Internet, estamos a punto de culminar un libro muy importante. Hablo en plural porque conformamos un autor colectivo junto a jóvenes investigadoras e investigadores de esa institución, que llevaron a cabo el trabajo de campo y me dejaron la solitaria responsabilidad de la redacción final.

Nunca voy a acabar de agradecerles del todo, desde la reunión que tuvimos en Cochabamba, donde sentí el país en sus pulsiones vivas y diversas y en sus sueños conjuntos, porque las divisiones regionales son provocadas por grupos de interés con grandes recursos económicos, mientras el movimiento indígena tiene un profundo sentido de unidad nacional.

Son 12 biografías, pero no de luchadores del siglo pasado, como acostumbran investigar mis amigos sociólogos, sino de gente en ejercicio actual de la dirigencia en el centenar de organizaciones indígenas que absorben la atención de hombres y mujeres. Cabalmente, la insurgencia de la dirigencia femenina en el sector indígena no tiene parangón en las sociedades urbanas. La líder urbana más audaz en sus pretensiones no tiene idea de cuánto han avanzado sus compañeras de género indígenas.

¿Ha escuchado el amable lector estos nombres? Silvia Alemania, Edith Amblo, Nelly Romero, Nemecia Achacollo, Manuel Cuadiay, Francisco Fernández, Román Loayza, Celima Torrico, Sobeida Ruiz, Alejandro Villavicencio, Bienvenido Zacu, Genaro Flores… Tal vez tuvo noticia de los más conocidos en el Occidente del país, como el inolvidable Genaro Flores, que pagó en una silla de ruedas su apuesta por la creación de la CSUTCB, o Román Loayza, que es un dirigente en emergencia, o la simpatiquísima Celima Torrico, actual Concejal del Municipio de Cochabamba. Pero ellos no figuran en ningún Who’s who del mundo. Para mucha gente con costumbres occidentales, que vive de espaldas a la realidad boliviana, son una nomenclatura de anónimos, de N.N. Sin embargo tienen un poder extraordinario porque es un poder local. Ellos no hacen proselitismo, son elegidos por las bases y su mandato es revocable en cualquier momento porque es una carga, no un privilegio. Muchos de ellos ejercen actualmente concejalías, diputaciones, senaturías, direcciones nacionales de las organizaciones indígenas. No serán conocidos por la espesa clase media que no conoce más allá de los conductores de televisión y los cantantes de moda, pero cada uno de ellos es parte de una red que está abarcando todo el país.

A tal punto he tenido un hondo interés por conocerlos que el 2006 vamos a hacer un Diccionario biográfico de los líderes indígenas de Bolivia, diez por departamento más diez de yapa: 100 líderes indígenas. Entre ellos no encontraremos apellidos de abolengo ni parentescos con quienes manejaron la política hasta hoy, pero el denominador común es la claridad de sus intereses: ellos lucharán por la tierra y el territorio; ellos consideran que esa reivindicación abarca no sólo la superficie, sino el agua, el aire y el subsuelo; parte del subsuelo son los recursos naturales no renovables; de allí arranca la solidez de su defensa del gas, de los hidrocarburos y los minerales. Pronto saldrá este valioso documento. Estemos atentos.

Atrás