Press "Enter" to skip to content

Cocaleros de Yungas contra el gobierno

La Paz-Gran Poder baila mientras Camiri-Santa Cruz enfrenta la represión

Publicado el: 10 junio, 2017 8 min. + -

Foto-ElDiario: En protesta contra la ley de coca del gobierno, los cocaleros paceños bloquearon las vías de acceso a las localidades de los Yungas, detonaron dinamita cerca de la cancha donde estaba el ministro Cesar Cocarico, quien tuvo dejar el lugar en un helicóptero de la FAB

 

(Bolpres/Erbol/ABI) – La ciudad de Camiri vivió este sábado 10 de junio una jornada violenta, cuando la Policía intento desbloquear la carretera Santa Cruz-Yacuiba y que derivó en enfrentamientos por la demanda de la renuncia del alcalde Franz Valdez y siete concejales.

Durante todo el día la tensión se apoderó en punto estratégicos de la capital petrolera, luego que fracasó el intento de mediación de la Iglesia Católica.

Hasta el cierre de edición se desconocía un informe oficial sobre heridos, contusos y detenidos, aunque los uniformados señalaron que se procuró un repliegue para pacificar la ciudad chaqueña.

Una orden superior había determinado que se proceda con el desbloqueo de la vía troncal, lo que en algunos momentos se había conseguido. Esto se evidenció en la avenida Carlos Daher, próxima a la terminal de buses.

La pretensión de diálogo no encontró eco, pero sí derivó en la violencia. Un grupo de manifestantes apedreó la catedral, en el supuesto hecho que en la parte interna se encontraban el alcalde y otras autoridades. El párroco Jhasmany Villarroel pidió paz e indicó que esos funcionarios ya habían abandonado el recinto religioso.

La molestia de vecinos era evidente, ellos indicaron que transcurrieron varios días y no se escuchó su pedido.

La presidenta del Comité Cívico de Camiri, Mariselva Peña, pidió que la ciudadanía salga con banderas blancas en son de paz y que no se renuncie al diálogo como una vía de solución al tema de fondo.

Mientras tanto, en La Paz, el presidente Evo Morales afirmó que la festividad del Señor del Gran Poder levantó en alto el nombre de Bolivia, al destacar la devoción y la fe de miles de bailarines que sueñan con convertir a esa muestra del folklore boliviano en un Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad mediante una declaración de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

“Es importante que la devoción y la cultura sean reconocidas por la Unesco, ojalá suceda así, todo nuestro apoyo al Gran Poder, porque no solo es ya un patrimonio cultural de la paceñidad, sino también de Bolivia y del mundo”, aseveró el mandatario de Estado.

Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera bailaron y compartieron la alegría de los participantes hicieron gala de su alegría, numerosas coreografías y fastuosos y coloridos trajes en un recorrido por las principales calles de la ciudad de La Paz.

El primer mandatario felicitó la organización y el orden con el que se desarrolló la entrada folklórica e indicó que esa fiesta ya es conocida en todo el mundo. “Esperamos que siga levantando el nombre de Bolivia en alto”.

De igual manera, saludó y felicitó a la Confederación de Músicos de Bolivia por aportar a la cultura con sus composiciones e interpretaciones que no solo las dedican a los sentimientos, sino, también hablan del respeto e importancia de la Madre Tierra.

La Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder se organizó el 12 de mayo de 1974, en la actualidad cuenta con la afiliación de 69 fraternidades que bailan en devoción al Señor Jesús del Gran Poder, festividad que después de 43 años, el 31 de marzo pasado, fue postulada ante la Unesco.

“El Gran Poder es poderío cultural: danza, música, coreografía, interpretación, diseño, bordado. Todo lo que, por lo general se presenta disperso, en esta fiesta se muestra como cultura condensada, poderío total de la cultura que se apodera de la ciudad y esto es para todo el mundo, somos creación universal”, afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera, junto a su esposa Claudia Fernández.

Añadió que el turista extranjero queda maravillado con la danza, el colorido de los trajes y la música ya que manifestaciones culturales de esta envergadura “no se ven en el mundo, nos trae: tradición, modernidad, raíces propias en cuanto a la creatividad, al diseño, al imaginario y al simbolismo en los trajes”.

Por otro lado, el vicepresidente exhortó a quienes son parte de esta festividad como espectadores o danzarines a que disfruten de la misma sin el consumo de bebidas alcohólicas y sin hechos de violencia, sino más bien en el marco del respeto, especialmente hacia las mujeres.

“No se necesitan bebidas para que el alma y el cuerpo se desborden, cuanto más cariño y alegría mejor. La violencia es un delito, el golpear a una mujer es un delito, diviértanse y compartan con la mujer en el marco del respeto”, instó el mandatario.

TENSION EN YUNGAS FUERZA A MINISTRO SALIR EN HELICOPTERO

Luego de varias horas de tensión en la zona de los Yungas de La Paz, el ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, fue evacuado en helicóptero de la localidad de Arapata, donde el viernes difundió el proyecto de reglamento de la Ley de Coca (906) en medio de enfrentamientos entre cocaleros y la Policía. Hubo además bloqueos y explosión de dinamitas, según reportó la Red Erbol y replicó Los Tiempos.

Cocarico salió del lugar por aire porque las vías carreteras de la zona estaban bloqueadas por los campesinos.

Al final de la tarde y luego de los incidentes, los campesinos yungueños de la Asociación de Productores de Coca (Adepcoca) se reunieron en un cabildo en Coripata para conformar el Comité de Autodefensa de la Hoja de Coca.

El dirigente de Adepcoca, Sergio Pampa, informó que la población de Coripata determinó no aceptar la reglamentación de la Ley de Coca y masificar la protesta contra esta norma.

“Hermanos ya ha empezado la lucha, a partir de ahora no nos van a meter el dedo a la boca”, indicó.

Asimismo, varios representantes recordaron la violencia con la que fueron tratados los cocaleros cuando llegaron a La Paz para movilizarse en contra del proyecto de Ley de Coca en febrero de este año.

Pasadas las 16:00, un helicóptero despegó de la localidad yungueña de Arapata llevándose al ministro Cocarico quien estuvo alrededor de dos horas resguardado luego de que terminó el evento de socialización.

Los cocaleros de Adepcoca, que rechazan la Ley 906, bloquearon desde el jueves las carreteras hacia Coripata (Nor Yungas) para evitar que Cocarico ingrese a esa localidad para informar sobre el reglamento.

Ante el bloqueo a Coripata, Cocarico optó por hacer el evento en Arapata. Ayer logró ingresar a este lugar y desarrollar la socialización, sin embargo, su presencia desató incidentes.

Los cocaleros que bloqueaban detonaron dinamitas cerca a la cancha donde estaba el Ministro, además de provocar destrozos en algunos vehículos parqueados en el lugar.

Debido a la convulsión, la autoridad bajó momentáneamente de la tarima para resguardarse. Luego, subió de nuevo al palco para terminar el evento de socialización.

Unas dos horas después, Cocarico fue evacuado en helicóptero, debido a que los caminos estaban bloqueados. El coronel Agustín Moreno, comandante departamental de La Paz, informó que el Ministro fue evacuado hacia la ciudad de La Paz.

Ayer se registraron enfrentamientos en el sector de Coripata en Los Yungas entre los productores que realizaban el bloqueo y los que asistieron a la socialización de la ley y más tarde con contingentes de la Policía.

De acuerdo a la Radio FM Bolivia, que transmite desde Chulumani, los enfrentamientos fueron en el sector entre el puente Peri y la localidad de Arapata donde llegó Cocarico a hacer la socialización del reglamento. Horas más tarde también habría enfrentamientos en la localidad de Santa Bárbara.

El bloqueo impidió que Cocarico ingrese a Coripata donde debía hacerse la socialización.

PIDEN EVITAR ENFRENTAMIENTOS

Mientras se realizaba la socialización del proyecto de reglamento de la Ley de Coca, también se empezó a registrar enfrentamientos entre los propios cocaleros en inmediaciones de Arapata, es decir, entre un grupo que apoya las movilizaciones y el otro bando que se encuentra a favor de la iniciativa gubernamental.

“Estamos todos rodeados, compañeros, lamentablemente la población de Arapata se está oponiendo (a nuestra movilización), todo esto es muy triste, nos están lanzando, nos están arrojando con (cachorros de) dinamitas, con piedras, nos están haciendo retroceder”, reportó uno de los movilizados desde un camino de acceso a Arapata.

Ernesto Cordero, exviceministro de Coca del Gobierno de Evo Morales, pidió este viernes al ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, dejar de “molestar y dividir” a los cocaleros de los Yungas de La Paz.

Cordero, quien presentó su renuncia “irrevocable” como viceministro de la Coca en febrero de este año en el marco de otra movilización de los cocaleros de los Yungas de La Paz, señaló que la autoridad pretende dividir a toda costa al sector.

Atrás