Press "Enter" to skip to content

Cifras al borde del desvarío plurinacional

Romero: ¿70 % de los bolivianos consume coca?

Publicado el: 13 marzo, 2017 8 min. + -

Datos contradictorios en menos de cinco años. Lo que se registraba oficialmente en 2013 era 3 millones 82 mil personas consumiendo la hoja. No siete millones como se habría afirmado este lunes en Viena  (Foto oficial: Edición especial de la Secretaría de Coordinación Conaltid, Ministerio de Gobierno, noviembre 2013. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, presentó estudio integral de la coca / Separata del Periódico cambio en: https://es.slideshare.net/jamesnelsonm/separata-finale]

 

En lo que parecía ser una broma de mal gusto, de acuerdo con versiones contradictorias del ministro de Gobierno, Carlos Romero, el 70 % de los bolivianos consume coca, contrariamente a los tres millones estimados en 2012, lo que significa que, según el régimen del presidente Evo Morales, la cantidad de personas que  utiliza la hoja subió de tres a siete millones en menos de cinco años.

“Al menos tres de cada 10 bolivianos y bolivianas consume coca de forma habitual y tradicional, según el Estudio Integral de la Demanda de la Hoja de Coca en Bolivia”, señalaba en noviembre del 2013 una separata del periódico oficialista Cambio, en ocasión de que el ministro Romero presentara los resultados de “la investigación financiada por la Unión Europea con una contraparte del Gobierno y la supervisión del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid)”.

Sin embargo,  este lunes 13 de marzo la red Erbol consignó que el mismo Romero, dijo este lunes ante la 60 sesión de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas, en Viena, Austria, “que un estudio determinó que 7 de cada 10 ciudadanos bolivianos consumen la hoja de coca ya sea de manera cotidiana o convencional”.

Sin agregar mayores detalles sobre el notable aumento de presuntos consumidores de la coca, en los hechos más que una duplicación del volumen, Erbol  señala que esa fue la justificación ante la comunidad internacional, de la decisión boliviana de prácticamente duplicar los cultivos de coca de 12 a 22 mil hectáreas, expresada en la recientemente promulgada Ley de la Coca.

La legislación impugnada por diversos sectores no afines al gobierno y también por los cocaleros de Yungas, La Paz, zona ancestral de los cultivos, asigna 7.700 hectáreas a los productores del Chapare, Cochabamba, a su vez liderizados por Evo Morales, cuya coca es observada porque en su mayor parte es desviada al narcotráfico (hasta 91 %, de acuerdo con estudios de la antidroga UNODC, de Naciones Unidas).

El ministerio de Gobierno, no había confirmado en su página web las cifras de consumo reportadas por Romero en Viena, destacando sólo los compromisos antidroga y el presunto “fracaso de la estrategia norteamericana”.

DATOS OFICIALES AL 2013

La “Edición especial de la Secretaría de Coordinación Conaltid, Ministerio de Gobierno, noviembre 2013”, sobre el estudio presentado por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, (Ver separata del Periódico cambio en: https://es.slideshare.net/jamesnelsonm/separata-finale) la población estimada de consumidores el año 2012 alcanzó a 3.082.464, y el año 2006 esa cifra fue de 2.678.524.

De acuerdo con el desglose del consumo, 1.125.483 personas consumían coca para el pijcheo, 961.349 para usos medicinales, 30.006 para usos rituales, 14.484 en acontecimientos e interacciones sociales y 28.709 en otros usos.

En porcentajes, esas cifras del consumo tradicional representan que el 37% de la población que consume coca lo hace para el pijcheo, según el resumen del estudio distribuido en la conferencia de prensa.

“El 25% de encuestados expresó que la coca ‘ayuda en el trabajo’, mientras un 25% dijo que usaba la coca ‘con fines medicinales’, el 21% dijo que usaba la hoja sagrada en ‘rituales tradicionales’, el 16% expresó que usaba la coca porque ‘ayuda a combatir el frío’, y el 11% porque ‘ayuda en el estudio’”.

CIFRAS DE ROMERO EN VIENA, 2017

Según Erbol, Romero destacó lo que considera logros de la administración Morales y entre ellos que en la década de los años 80, la superficie cultivada superaba las 55 mil hectáreas y en los años 90, las 45 mil hectáreas y en los últimos seis años, la superficie no supera las 20.200 hectáreas de acuerdo con los datos de la UNODC en Bolivia. (http://www.erbol.com.bo/noticia/seguridad/13032017/romero_en_viena_7_de_cada_10_bolivianos_consumen_coca)

Aunque esa superficie produciría con base en tasas promedio de rendimiento o productividad actual, al menos 40 mil toneladas de cocales cuando el país sólo necesita 25 mil, en cálculos de su colega el ministro César Cocarico.

http://www.urgentebo.com/noticia/cocarico-se-destinar%C3%A1-18-mil-hect%C3%A1reas-de-coca-para-el-acullico-y-4-mil-para-la

Contra las recientes afirmaciones de Romero, se encuentran otras más frescas de la presidente de Diputados, la masista Gabriela Montaño, quien dijo este fin de semana que 3.3 millones de ciudadanos bolivianos acullicarán coca este 2017, lo que causó rechazo e ironía entre sectores de oposición.

En Unidad Demócrata y el Movimiento al Socialismo hay legisladores que no creen que 3.355.252 de ciudadanos acullicarán coca este 2017, reportó la agencia Fides

El senador oficialista René Joaquino, además de su colega  Jeanine Añez (UD) y la diputada Rose Marie Sandoval (UD) por separado cuestionaron la “irresponsabilidad” con la que las autoridades manejan los datos sobre la producción de coca, el rendimiento y la cantidad para el consumo tradicional, añadió ANF.

Joaquino cuestionó el dato planteado por la presidente de Diputados, cámara controlada por el MAS, y lo atribuyó a un intento por desinformar: “Hay datos que llaman la atención y ninguno coincide. Parece una información totalmente irresponsable espero que a futuro se tenga una información generada por una entidad con credibilidad”, sostuvo Joaquino.

VERSION DEL MINISTERIO DE GOBIERNO

http://www.mingobierno.gob.bo/index.php?r=content%2Fdetail&id=311&chnid=11

La Paz, 13 de marzo de 2017. En la 60ava sesión  de las Naciones Unidas,  celebrada este lunes en   Viena, la comisión boliviana a la cabeza del  ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, reafirmó la posición del país en sus compromisos de lucha contra el narcotráfico y el fracaso de la estrategia norteamericana.

“A la luz de los datos oficiales, coincidimos en que la estrategia denominada de guerra contra las drogas ha fracasado, puesto que el año 2006 teníamos 208 millones de personas consumidoras de drogas en el mundo, cifra que se incrementó a 247 millones en el 2014, de los cuales casi 30 millones son consumidores problemáticos en condición de dependencia, de los cuales 1.7 millones está afectada por VIH – SIDA”, informó.

La autoridad señaló, que en relación a los cultivos a la hoja de coca el país ha asumido que la violencia aplicada en la lucha contra las drogas no ha dada resultado, que el consumo de drogas se ha incrementado en los cinco continentes, se ha expandido geográficamente y adicionalmente los productos ilícitos se han diversificado.

En una segunda parte, dijo que Bolivia aplica un modelo de Nacionalización de Lucha Contra las Drogas, que se viene implementando los últimos ocho años, se ha caracterizado por no admitir la injerencia externa, pero si una mutua responsabilidad común y compartida con la comunidad internacional.

“Nos enmarcamos plenamente en la filosofía contenida en la declaración de Ungass, que es consustancialmente compatible con nuestra estrategia de lucha contra las drogas y el narcotráfico que la hemos denominado de nacionalización de la lucha contra el narcotráfico y que venimos incrementando con creciente esfuerzo en los últimos 8 años”, puntualizó.

Romero, agregó, que comparando el último periodo de los últimos 8 años con un periodo similar anterior se ha  incrementado en 143 % el número de operativos dirigidos a actividades de interdicción.

“Adicionalmente hemos incrementado el 188% la cantidad secuestrada de droga generalmente de trasiego, de tránsito, a través de nuestro territorio, hemos incrementado asimismo el 273% el secuestro de sustancias controladas y el 42% el secuestro de sustancias  líquidas controladas en materia de precursores”, puntualizó.

El titular de la cartera de Gobierno también destacó la evolución de las superficies que han disminuido, tomando en cuenta que en los últimos cinco años se propuso disminuir de 31.000 a 20.000 hectáreas y se ha logrado disminuir a 20.200 hasta el 2015.

Finalmente  subrayó,  la adecuación normativa que se está realizando en el país en el marco  de lucha contra el narcotráfico, que se basa en la Ley General de la Hoja de Coca, la Ley de Sustancias Controladas.

 

 

 

Atrás